Crítica ácida

Independencia nacional, chantaje de vieja data a Venezuela

Iba a titular esta opinión “Por fin”, escrita entre admiraciones y mayúsculas ¡POR FIN!, contento luego de oír al Fiscal Tareck William Saab declarar enemigos de la patria, a miembros de la pandilla de sinvergüenzas que venden sus conciencias y las de otros oportunistas, contratados o ignaros, y pretenden además empeñar El Esequibo.

Estados Unidos organiza formas de invadir a Venezuela contando con prófugos de nuestra justicia. No es la primera pues desde la gesta independentista hemos perdido territorio en laudos internacionales y convenios, firmados sin presencia de representantes nacionales, o con anuencia de criollos adulantes a las grandes potencias. Arrastrados miserables que siguen líneas de oligarcas ricos de cuna, y aplauden lo que denuncia la Profesora Pascualina Curcio, que el 1% de la población mundial se apropia del 82% de la riqueza del mundo, salvo en países como Venezuela Siglo XXI donde el poder bolivariano regulariza tan grave diferencia y lo hace en beneficio poblacional

El chantaje internacional a nuestra nación en el 5 de Julio 2020 es similar a la actitud asumida por quienes en 1811 pugnaban por una independencia chucuta, en ese momento Simón Bolívar no integraba la junta Patriótica por saberlos a algunos de los posibles firmantes, enemigos de la independencia soberana. La pugna era por alcanzar una independencia verdadera y no permitir que la Capitanía venezolana fuese administrada por la burguesía dueña del capital y la tierra, mediante figuras al servicio del colonialismo sin cambios.

La complicidad de gobernantes que hoy “dejan hacer” a los imperialismos económicos, son citados por la Profesora Curcio debido a que “se han ido apropiando cada vez más del esfuerzo del trabajador asalariado”, este siglo XXI Viva el 5 de Julio bolivariano y socialista, evocando las ideas de quien lo inició en Venezuela y parte de este sur continente, Simón Rodríguez, educador insigne. Viva Venezuela soberana.

Si divulgamos en profusión criterios docentes y decentes como el de la Profesora Curcio ganadora del Premio “Simón Bolívar” de periodismo 2020, encontraremos conceptos del por qué solo el socialismo salva, y la evidencia del fracaso capitalista al desnudo con la pandemia mundial. El capitalismo que se dice “demócrata”, es dictadura mundial de la economía y genera cada vez más pobreza, este tiempo de coronavirus llama al mundo a rebelarse pues 3.700 millones de personas son pobres, la mitad de la población que según la Organización Internacional del Trabajo OIT es fuerza en edad productiva y condiciones de trabajo.

Gracias Profesora Curcio por clarificar sin miedo desde Venezuela socialista, que de 3.400 millones de personas, según la OIT solo 83 millones, menos del 3% son propietarios del capital, y convencen que la fuerza laboral no trabaja, señalándola culpable de su pobreza, truco que le insufla la posibilidad de la riqueza a costa de la salud, y que los ricos no son malos sino empleadores buena gente. Respeto la intención honesta de la verdadera empresa privada, pero se trata de una valoración mundial vencida en la debacle capitalista 2020 por la impreparación para enfrentar la pandemia en países “desarrollados”, incapaces de atender a contagiados porque habían privatizado casi totalmente la salud y la hicieron negocio.

Hoy 5 de Julio fecha cumbre en nuestra independencia declarada hace 209 años, la Organización Mundial de la Salud destaca y (lo incluyo con plena INDEPENDENCIA DE CRITERIO) que se aconseja reiteradamente “uso de mascarillas, distanciamiento social e higiene personal, junto al rastreo de contactos y seguimiento de casos por las autoridades de salud, estrategias claves para combatir el virus”. Venezuela se adelantó hace meses a este excelente consejo.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 619 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: