Crítica ácida

Disimulo descomunal repudio universal. 401 años mueven conciencias

Una interrogante agria previa a la reflexión ácida, la dedico a murmuradores irreconciliables con la razón que deforman la situación. Cuál administración antes de 1999 acometió medidas similares a las que se refiere esta noticia, "el Ministerio Público contabiliza casi cien detenciones vinculados a hechos de corrupción en estaciones de servicio, por apropiación o por comercialización ilegal de la gasolina. El Fiscal General, Tareck William Saab, explicó que fueron arrestados 58 particulares y 39 funcionarios civiles y militares. De los 97 detenidos, 70 privados de libertad a la fecha 10 junio 2020, y 27 con medidas cautelares sustitutivas de privativa de libertad.

Le preocupará a los que no se dan cuenta del combate a la corrupción, que nos estamos quitando la rodilla al cuello de nuestra nacionalidad que nos impedía ser totalmente libres. Intentan hacer oposición favoreciendo a quienes esconden informaciones de la reacción mundial contra estadounidenses racistas y su imperfecta democracia, con violencia y brutalidad policial. No son nada más personas de raza negra las víctimas, vi un hombre blanco de 75 años a quien un policía empujó con tal fuerza, que al caer sangró por un oído, inconsciente fue pisoteado por otros policías, antes de ser recogido por manifestantes y trasladado a la ambulancia.

Hace 401 años EE UU implantó la esclavitud, su abolición realmente poco efectiva dio inicio a mediados del siglo XX con Little Rock cuando los afrodescendientes comenzaron a integrarse en las escuelas, dejar de ser discriminados en los medios de transporte público, o prohibirles entrar a parques y restaurantes, de acceso "solo para blancos". Esta vez la respuesta internacional devela la falsedad de la igualdad en la sociedad estadounidense, y recibe respaldo profuso a la población de raza negra, hombres y mujeres con la misma inteligencia y habilidad que los demás ciudadanos.

La colectividad mundial palpa una inmensa satisfacción de libertad histórica, ver manifestantes que en medio de una pavorosa pandemia, desechan prohibiciones e iracundos salen a protestar por el asesinato de George Floyd en Minneapolis, asfixiado por un policía que mantuvo su rodilla izquierda sobre la garganta del detenido ocho minutos, y muy desafiante una vez asesinado Floyd, solo iba a ser expulsado temporalmente del cargo policial, sin castigo por haber dado muerte a un ciudadano, como si se tratase de un animal peligroso.

Manifestantes en protestas que tienen escenario en la muy progringa Gran Bretaña, en la siempre obsecuente Australia, y otros aliados de La Casa Blanca, han ocupado multitudinariamente calles y parques en Alemania, España, Italia, Francia, Brasil, Canadá, en ciudades asiáticas y el caso de localidades japonesas con gobiernos afectos a EE UU, o en Seúl en Vietnam del Sur igual progringa. Interpreto esas rebeldías como el comienzo del fin del capitalismo racista expuesto al mundo, ante la fingida "democracia representativa" que por todos los medios promocionan los USA, a tiempo que manipulan la verdad de las concentraciones, catalogando de vándalos a los manifestantes,

La nueva forma de interpretar el panorama internacional ante los desplantes esclavizantes del capitalismo disfrazado de cordero, siempre lobo depredador perjudicial a su alrededor y más lejos, encuentra en Venezuela, el ALBA y el legado del venezolano Hugo Chávez con el socialismo siglo XXI, un aspecto extremadamente difícil de vencer, a pesar de convertir a nuestra amada tierra en supra enemigo ideológico del salvajismo mercader. En el ámbito de naciones, nuestro socialismo se crece en cada circunstancia y en cada elección o consulta al pueblo, respetando incluso las ocasiones desfavorables al sector oficial, al perder elecciones.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 569 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: