El irreverente

No todo es culpa de Trump

Hace unos días atrás, el ciudadano Presidente de la Republica Nicolás Maduro Moros, en una de sus acostumbradas intervenciones a raves de los medios de comunicación social del país, hizo un comentario acerca de la situación político social que hemos estado viviendo lo venezolanos desde hace varios años, dicho comentario era palabras más, palabras menos: "no todo lo que sucede en el país es culpa de Trump", refiriéndose al deterioro en que se encuentra el país.

Algunos lo tomaron en juego o amanera de chiste, como es típico en algunos dirigentes dizque revolucionarios, que creen que por reír un chiste del jefe no les van a llamar la atención. Otros lo tomaron como un llamado de atención y a lo mejor quisieron reflexionar pero la realidad es otra, solo están en cargos porque lo que buscan es su bienestar personal y no le importa el bienestar colectivo.

Lo cierto del caso es que lo que quiso decir Maduro es que hay Gobernadores, Alcaldes, Diputados, Ministros, Directores, Jefes, entre otros, que no sirven para nada, así de simple. Están ocupando un cargo nombrado a dedo, por conchumpancia o tal vez por elección popular impuesto por las cúpulas rojas, que ya desbordaron lo podridas de las cúpulas de Acción Democrática y Copei, pero no hacen nada por el bienestar del pueblo.

Para muestra un botón, dense una vueltecita por Tinaquillo, en el estado Cojedes, esta tierra hermosa donde nací, una ciudad llena de un gentilicio muy noble y sobre todo leal. En épocas de elecciones en Tinaquillo siempre gana el Chavismo, es un pueblo leal a la revolución, pero no ha tenido suerte con los gobernantes que han sido impuestos por los Jefes de la Alta Cúpula Roja, pues este pueblo está en completo deterioro, las calles llenas de huecos, el hampa haciendo de las suyas, los servicios colapsados, el internet es pésimo y en algunos casos se robaron los cables y nadie responde, muchas fallas de electricidad, el agua potable la quitan a cada rato y lo peor del caso es que la corrupción campea a su anchas por casi todas las instituciones, por no decir todas.

Y el que no me crea, lo invito a que venga cuando quiera y lo llevo de paseo para que vean el nivel de deterioro en que se encuentran las instalaciones e instituciones de la zona. Y así se encuentra casi todo el estado Cojedes, pues también ha sido leal y se jactan de decir que es invicto, pero todo está abandonado y los que han sido gobernantes están bien gordos, rozagantes y con los bolsillos full del dinero del pueblo que han tomado de sus arcas. Si la vida fuera justa, la mayoría de los corruptos deberían terminar sus días como Yánez Rangel, que bastantes denuncias de corrupción hicimos y sus amigotes, por cierto, los mismos de las cúpulas rojas actuales, que engavetaban dichas denuncias.

Y lo preocupante de la situación es que nadie de ninguna de las instancias del gobierno se preocupa seriamente de combatir el flagelo de la corrupción, por ahí se montó un parapeto con una supuesta Policía Anticorrupción y fue más la bulla que la cabuya.

Para combatir un enemigo tan certero como la corrupción hay que estudiarlo y conocerlo, para poder saber cómo atacarlo para poder, en una primera etapa minimizarlo para posteriormente tratar por todos los medios de erradicarlo. Por supuesto que a quien se le confíen esa tarea no la tendrá fácil, pues el sistema está muy contaminado y la lucha debe ser a muerte y con todas las armas, y en segundo lugar debe ser una persona íntegra y con valores morales muy altos, capaz de evadir las trampas con que se va a conseguir o van a querer comprarlo.

En nuestro país no se ve la más mínima intención de combatir la corrupción, ni de parte del gobierno y mucho menos de la oposición, allí hay una pugna por el poder que no les permite ver más allá de sus propios intereses. Por ahora lo mejor sería consolidar una tercera vía u opción, que tenga como premisa el bienestar de sus ciudadanos así como el buen funcionamiento de sus instituciones de una manera independiente y transparente, pero es una decisión soberana, netamente de los habitantes de nuestro país, Venezuela.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 452 veces.



Igor Prieto


Visite el perfil de Igor Prieto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: