Crítica ácida

El trabajador obrero Presidente y su explicación frecuente

A 169 años de histórica trayectoria ciudadana entre la primera y la actual, la Constitución de 1830 establecía en el Art. 6to. "El gobierno de Venezuela es y será siempre republicano, popular, representativo, responsable y alternativo", en la Carta Magna de 1999 única aprobada por el pueblo soberano en votación directa y secreta, hay idéntico propósito, con redacción naturalmente distinta habida cuenta del tiempo transcurrido, más de siglo y medio.

"Con todo y precios acordados Maduro será tumbado" me espetó un chocante opositor de los que pasan la existencia cada día, en la amarga vía. Celebran los bestiales ataques de embrutecidos malnacidos que no aman a su patria. Desde el exterior un Diputado prófugo por dar muerte a un niño atropellándolo con su camionetota, afirmó hace algún tiempo que Venezuela era una epidemia peligrosa para la región, hoy vive en Colombia con temor de la pandemia coronavirus, y a esa si no puede salirle corriendo como lo hizo al asesinar al niñito de su vecino, y los colombianos padecen el Covid 19 potenciado.

Abandonaron y hablaroin gamelote de nuestra "tierra de gracia" bautizada por el almirante genovés Cristóbal Colón en 1498, y tienen por objetivo Siglo XXI entregarla a una potencia extranjera, para saciar ambiciones de poder y dinero. Saboteadores de la electricidad y las comunicaciones, autores de atentados criminales guarimberos, permanecen genuflexos a un país que este Siglo XXI desborda su afán de dominación, y es número uno mundial de la neoviruscontaminación.

Ese y otros como ese, han recibido parte de la paga con dinero robado a nuestro pueblo en el exterior, y acá critican las fallas en la gasolina, sin mencionar la desgracia sanitaria mundial. Cobardes al fin se horrorizan si los llaman traidores, saben que serán juzgados como tales de producirse la indeseada intervención extranjera, y por eso ni se dan por enterados que en sus familias o su entorno, aumentan los retornantes a Venezuela, víctimas de xenofobia en el extranjero, recibidos sin revanchismo porque la izquierda socialista no es homicida como los fascistas.

El Presidente Maduro ha tenido carencias en la actuación diligente a tiempo en bastantes problemas, sin embargo gana terreno en medio de los feroces ataques en su contra, e insiste razonablemente en la paz sin rendirnos. Por encima de su política valiente, considero que a veces el Jefe de Estado luce altisonante en el desafío verbal, entiendo la estrategia del sindicalista obrero presidente, aunque sé muy bien que el estadounidense común, que hoy vive la angustia de contagiados y víctimas fatales, siempre manipulado por su presidente de turno, permanece enclaustrado en la falsa "superioridad" cultivada por el cine, la TV y las redes sociales modernas, con apoyo de adulantes en todo el mundo.

El venezolano, abrió los ojos gracias al inolvidable Chávez, aún así existen en el país aunque en minoría, ciudadanos con el concepto plantado durante años de adecopeyanquicracia corrupta en campañas electoreras de 40 años disimulócratas, que acicateaban la admiración y el miedo a EE UU, opino que es imprescindible ojo avizor con la estrategia política revolucionaria.

Más que nunca estamos obligados a vigilar no únicamente la compra de conciencias en la oposición, también pendientes con revolucionarios ganados por el capitalismo salvaje. Hay votantes preguntándose ¿qué pasará de bueno y de nuevo si cambiamos?, lo harían con el descuido tradicional de la "mamadera de gallo", y la cosa es seria. Aquella pantomima de la alternabilidad nos la sacudimos con Chávez, no obstante hay quienes ignoran el efecto de un regreso al endeudamiento eterno, en que están de nuevo países de la región con Presidentes entregados a las garras del FMI, Banco Mundial, etc.

Hubo advertencia en Diciembre 2015, el chavismo perdió la Asamblea Nacional. Hoy con Maduro a la cabeza se consolida la revolución, y el éxito en el combate al coronavirus es obvio. Evidente y necesario darle entonces atención prioritaria y honesta a problemas que hacen ruido, uno de ellos la distribución de gasolina. Denuncias comprobadas, acciones innobles filmadas a civiles y militares que actuan en forma similar a la era corruptocrática blanquiverde o verdiblanca, perjudican una verdadera revolución.

Exitosos en el combate sanitario y cumplidores de la cuarentena, Venezuela no debe cantar victoria considerando que hay amenazas internacionales en contra nuestra, y si los contras consiguen un candidato con mediana aceptación lo promocionarían en intensa campaña electoral, para lo cual cuentan con dinero suficiente. Una derrota del socialismo es retornar a subordinarse al mercantilismo.

Se entiende que VTV, televisoras y radios oficiales, periódicos socialistas, etc., defiendan los innumerables beneficios oficiales y la preferencia popular del socialismo frente al capitalismo, el colectivo sabe que la oposición ultra está dirigida por ladronzuelos a la orden de un modelo fracasado mundialmente y castigado con la pandemia, sin embargo una excesiva adulancia oficial al Presidente Maduro es contraproducente.

Aprecio que el Primer Mandatario ha bajado sus bravatas en vivo no cónsonas con su manera de ser, respetuosamente y admitiendo la acción que pretenden renacer los saboteadores en PDVSA al servicio de los USA, por favor Presidente vigile y exponga a los infiltrados y engañadores que usan bufanda roja asi haya calor sofocante, más peligrosos que los entreguistas de nuestra soberanía con su canción preferida "cuánto hay p´a eso".

A los opositores les conviene leer más nuestra Constitución, no aciertan con el lugar común disimulócrata de afirmar "volvamos a la libertad…", consigna que lerdos líderes no cambian por ser fieles en su postración a gobiernos extranjeros. Y a los revolucionarios un llamado a proseguir la contención de la pandemia sin bajar la guardia. En política dan credibilidad sanciones cívico militares, lo hace el Fiscal Tareck William Saab, deberían ser más y con mayores detalles, junto a los partes diarios del Poder Ejecutivo sobre el mortal Covid 19.

Apoyo el modelo socialista antiimperialista encabezado por Nicolás, con el legado de Chávez y la guía de Bolívar, Rodríguez y Zamora; entiendo lo útil de aprovechar el aumento de prestigio alcanzado por Maduro, y este primero de Mayo "Día Internacional del Trabajador", me atrevo a advertirle sanamente al siempre pendiente y consecuente señor Presidente, no se deje envolver por desmedidos halagos, después de cada explicación frecuente.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 930 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: