Sospechosa neutralidad

Sin Organización y Disciplina,

no hay Revolución, ni Patria, ni Soberanía


De posiciones neutrales, están llanos los relatos de los traidores a lo largo de la historia. No hay nada nuevo que esperar de aquellos cuya endeble lealtad, les hace refugiarse en el “Punto Medio” de la confrontación, sin fijar posición o haciendo cócteles eclécticos para intentar complacer a todas las partes, en su afán de notoriedad distante y encumbrada, aséptica y alumbrada, cual santo sin milagros.

A ellos, es menester recordarles, que cuando la confrontación es entre la preservación del Estado Bolivariano; Defender la Soberanía y proteger al Pueblo; vs; permitir el tutelaje imperial, aupar el capitalismo, reunirse con facciones y ficciones de presidente auto proclamados o agruparse y autodenominarse críticos extremos pero con coincidencia plenas, con lo que dicen combatir; las posiciones de un lado y otro, no admite puntos medios; ni ambigüedades que permee con sus evidentes fragilidad las fronteras del Poder Imperial.

Es lamentable que gente de presunta formación revolucionaria, se confunda o intente confundir a sus seguidores, metiendo en el mismo saco: Sus discrepancias con el gobierno del Presidente Nicolás Maduro Moros, junto a un Tibio, Complaciente y Displicente reconocimiento por igualación, del presidente de la nada, el Diputado Juan Guaidó.

No es justo ni para ellos; los impresentables neutrales del presunto chavismo autocrítica; ni para el pueblo organizado que está en las calles luchando por la construcción del Socialismo Bolivariano y Chavista que nos legó el Comandante Eterno. En ese sentido, levanto nuevamente mi voz, en contra de los eterno Mareado por nuestro Socialismo, y su afán de figurar desde esa infausta posición enajenada de la realidad concreta que nos revela esta coyuntura, con la que dicen: “Rechazar la intentona de golpe e intervencionismo imperialista norteamericano” y a la vez ratificar su sospechosa neutralidad aséptica al proclamar que: ¡Ni Guaidó, Ni Maduro!” como si no existiera diferencias entre el líder Revolucionario Presidente de todos los Venezolanos Nicolás Maduro Moros y el mequetrefe auto proclamado. Puedo llegar a entender, que la igualación antes expresada, le sirve a esa dirigencia neo opositora, para validar aquella visita de reconocimiento y lisonjearías que desde su “puritanismo ultra izquierdista” en febrero del año pasado, le hicieran al indeseable auto proclamado y visto el fracaso estruendoso que ha tenido el inefable Guaidó, ahora asumen la neutralidad del centro, para sobre guardar una virginidad que nunca tuvieron. Las preguntas son: ¿Y si no es con Nicolás Maduro Moros, el Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, Máximo Líder de la Revolución Bolivariana y Comandante en jefe de los Patriotas Uniformados y el Pueblo Patriota Organizado? ¿Con quién es? ¿Con cuál Estado? ¿Cuál ejercito? ¿En nombre de cuál Patria? Los Bolivarianos entendemos que ellos, los eterno Mareados por nuestro Socialismo, tienen derecho a ser opositores, a jugar con quien quieran en el patio de sus desvaríos y hasta a apoyar a quien le venga en ganas para que asuma el poder. Nadie los condenas por no estar en las filas de la patria, es más aquí no los queremos, pues todos sabemos que ellos fueron “revolucionarios” “de cafetín” y cuando el petróleo se vendía a “100 dólares el barril”. Hasta entendemos, que como disconformes traidores de sí mismo, cuando estaban ocupando posiciones en el más alto nivel de estatus en el Gobierno Bolivariano, no había nada que criticar, pero una vez fuera del Estado, ellos y su financista apoyadores; sus letras cambiaron de rumbo y las infamias se les camuflo de una seudo crítica atroz. Ahora bien, aunque en lo personal, No albergo ninguna esperanza por la rectificación de estos señores de oscuros talentos y bajas pasiones, pues la recurrencia de sus ataques contra el Presidente y la revolución, evidencian su radicar posicionamiento contrario a los objetivos históricos planteados. Aspiro no tener que confrontarlos en un terreno distinto al debate político siempre necesario en revolución.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2056 veces.



Ángel Rafael Tortolero Leal

Profesor Investigador Titular en la UNERG, Diplomatico Ex Embajador, Analista Internacional, Miembro del Centro de Estudios Socialistas Jorge Rodríguez. Internacional Bolivariana y Miembro de la Línea de Investigación: Políticas Publicas y Pensamiento Contra Hegemónico. Militante del PSUV

 angeltortolero@gmail.com      @ANGELTORTOLERO1

Visite el perfil de Ángel Rafael Tortolero Leal para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: