Crítica ácida

Pirómanos al poder, corona virus ya

Alarmante actitud que nos deja muy mal ante la humanidad, ver a "venezolanos", excesivamente irracionales e incapaces de manifestarse contra las maniobras que desde el exterior perjudican a todo nuestro país. Los intereses que nos dominaron desde la aparición del petróleo, sin importar que estuviésemos en gobiernos de dictadura militar o de la democracia representativa, entregaron la riqueza principal de Venezuela recurso natural no renovable, el petróleo.

Actúan desde la oposición mintiéndole a la población, que es pacífica pero no estúpida. Falsos demócratas vendedores de ilusiones mientras despreciaban al bravo pueblo descrito en el himno nacional, en estas dos décadas del Siglo XXI exponen su ignorancia y oportunismo sin moral alguna, comprometiendo la soberanía patria. Partidos políticos demócrata representativos fieles subordinados del imperio estadounidense, perritos falderos para que no derrocaran a Presidentes electos en la falaz "democracia representativa", ratifican su obediencia al Tío Sam.

Pagados por ciudadanos c d m, es decir Ciudadanos del Mal, incendiaron una instalación depósito del Consejo Nacional Electoral en Mariches cercano a Caracas, acción repetitiva hoy contemplada en la exposición sin disimulos de los derrotados de antemano, que confían en el tradicional desinterés político del colectivo venezolano, para hacer creer que el Gobierno y la ANC quemaron computadoras, boletas, archivos y máquinas electorales automáticas, porque desean elecciones manuales, supuestamente para burlar el voto mayoritario del pueblo opositor contrarrevolucionario.

La población los conoce y rechaza por terroristas, destructores, racistas, clasistas, engañadores y mercaderes de la soberanía nacional. Los pirómanos que tantas muertes han provocado y tantas pérdidas materiales quemando transportes, instalaciones oficiales y privadas, calcinando animales vivos y con odio incendian personas que pasan cerca de sus manifestaciones y les parecen chavistas, intentan encender las calles sin éxito, pero les sirve para falsos positivos de opinión sobre Venezuela en el exterior, con la complicidad de medios de comunicación. "Venezolanos" entre comillas a los que les incomoda que no nos afecte aun la epidemia mundial.

Enredados en las redes de internet y derivados, se les imposibilita convocar una marcha o una concentración que valga la pena, sus reuniones son marchitas, y es mucha la confusión de sus escasos asistentes. Les disgusta el alerta de nuestras autoridades sanitarias revolucionarias, que enfrentan la epidemia del coronavirus sin casos en Venezuela hasta la tarde del 10 de Marzo 2020, mientras 109 de las 194 naciones de la ONU, (14 de ellas en Latinoamérica), tienen personas afectadas y contempladas en la estadística del Covid 19.

Peor de disociados y amargados se han puesto al conocer que gracias al convenio Cuba-Venezuela, tenemos miles de dosis de Interferón, medicamento hecho en Cuba que ha salvado cientos de vidas en China, y está entre los fármacos con los que cuenta Venezuela, donde la prevención revolucionaria en salud marca la pauta del socialismo bolivariano ante la barbarie.

Esa bestialidad forma de capitalismo salvaje, justifica ante el ámbito internacional el inaudito robo de millones de dólares, oro, y la asfixia financiera de la que somos víctimas junto a otros 31 países rebeldes al imperialismo mercantilista encabezado por fracasados gobiernos privatizadores. Venezuela está en la cresta de la ola noticiosa mundial, con altiva actitud de dignidad y valentía, heredadas de nuestros libertadores.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 965 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas