Crítica ácida

Que Dios le bendiga

Refiriéndose a los insultos y amenazas que desde el exterior dirige a Venezuela el Presidente de una potencia militar mundial, quien nos atosiga, asfixia y perjudica nuestra vida sin consideración democrática ni moral alguna, sepa usted estimado habitué de estas "ácidas" el concepto respetable de una personalidad venezolana.

Reclama indignado por las intervenciones de un extranjero contra Venezuela y afirmó sin vacilar que "esos discursos subidos de tono no son más que comentarios, y vienen en la línea de una campaña presidencial de Estados Unidos y de una iniciativa, que todos sabemos el año pasado fue un fracaso y no nos va a llevar a ningún sitio"

Este caballero por costumbre evangélica recibe y despide a sus semejantes diciendo "que Dios le bendiga", no es chavista militante, ni integra o simpatiza con organizaciones revolucionarias del Polo Patriótico. No son palabras de un confeso izquierdista, o de un ex chavista molesto que invoca a Chávez pero critica al gobierno de Maduro.

Es opinión del candidato presidencial en el 2018, Javier Bertucci, que obtuvo una considerable cantidad de votos esencialmente por su condición de Pastor, pues era poco conocido en las lides de la política tradicional, más allegado al movimiento ORA acompañante de las concentraciones oficiales, con vistosas banderas, pendones y pancartas.

Son desacertados los llamados guaidiotas de la politiquería basura, que llenos de traición a la patria apoyan inventos estadounidenses pagándole a integrantes de un gobierno paralelo en nebulosas, y con terroristas opositores a la revolución bolivariana socialista chavista. Se nota que les inunda el remordimiento de respaldar gente que desde el exterior, y escaso apoyo nacional, ruegan por bombardeos.

Si en el momento de escribir esta opinión algo queda en evidencia nacional y mundial, es la hipocresía de supuestos "demócratas" que en EE UU deciden la política internacional, amenazándonos y nombrando un falso gobierno, con peleles a su servicio mantenidos con ganancias venezolanas. Falaz actitud esa de prometer "retornarnos a la democracia". Una leve reflexión desenmascara con o sin Carnaval, la estupidocracia encabezada por los guerreristas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 386 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a286951.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO