Crítica ácida

0800 CONATEL por favor no se retire…. desespérese con tranquilidad

No hay derecho a jugar con la paciencia del usuario en cualquier servicio público donde usted precise conocer o cumplir trámites, para saber qué hacer incluyendo urgencias. Desde hace muchos años la tónica es contestar colocando la grabación que dice "nuestros operadores se encuentran ocupados, en breves momentos será atendido", usted sufre la espera que desespera, y termina con una expresión de arrecalentera, a sabiendas que sigue siendo norma oficial de todos los gobiernos, burlarse del necesitado de atención pública vía telefónica, y para mayor escarnio oír que le agregan la siguiente frase "esta llamada está siendo grabada para control de calidad". Vivo el problema de una repentina falla en el servicio de internet en nuestra modesta residencia familiar Me habían narrado variados cuentos al respecto.

Cabe exigir que se controle la insensatez expresada, midiendo el tiempo que pasa cada usuario llamando y esperando. No hay diferencia entre ese comportamiento oficialista chocante de vieja data, y el nuevo ejemplo de supermercados privados, igualmente a veces en los públicos, donde aduciendo falta de personal solo funciona el veinte por ciento de las cajas para cobrar, provocando innecesarias colas. La oposición hace fiesta de insultos achacándole el inconveniente a quien esté de Presidente, por ser socialista. Sin embargo, en mayoría continuamos dando lecciones de resiliencia y valentía, al intuir que quienes nos esquilman con los precios, no les preocupa que somos víctimas de asedio y boicot económico internacional, colaborando con una creada y peligrosa desazón colectiva.

Anhelamos el día que legalmente abran más averiguaciones y se determinen sanciones a quienes siendo empleado público, hagan operación morrocoy, o en la empresa privada se conduzcan cual saboteadores, porque no hay leyes que sancionen la herencia nefasta adeca y copeyana de trabajar al mínimo para hacer molestar al máximo, agravada conducta debido a la falta de conciencia de quienes "trabajan" para el Estado, y faltan a sus labores con cualquier pretexto, pero cobran completo. A los que se prestan a la indignidad de no ser servidores eficientes del sector oficial en cargos de cualquier índole, electos o designados, los llamo "turmas al hombro".

Debería preocuparles que en países mucho más pequeños, donde no hay tanta gente preparada académicamente como la tenemos en la Venezuela socialista siglo XXI, son mucho más leales en el amor a su terruño sin exceso de calles inmundas por alteración en la recolección de basura, problemática de huecos en vías abandonados por largo tiempo, fallas en el suministro de agua, gas, gasolina, transporte, y los apagones acompañantes de la infame hiperinflación politiquera inducida, característica del diario vivir de nuestra población, cansada de una injusta polarización alimentada a través de sectores irresponsables en la prensa escrita, radio y televisión.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 863 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: