Crítica ácida

Venezuela oficialmente inepta eficientemente corrupta

Venezuela tierra bendita de belleza infinita, múltiples ambientes
contrastantes y hermosos: Sierra Nevada y elevadas montañas en Los
Andes, playas hermosísimas de aguas cristalinas en nuestras extensas y
acogedoras costas, la Isla de Margarita, los llanos, tepuyes, la Gran
Sabana, los Médanos de Coro, folklore de creación inteligente y
protestataria, festividades regionales varias de ellas galardonadas
por la ONU patrimonio cultural de la humanidad, Peeeero, Venezuela
está lejos en el ranking de destino turístico.

La BBC de Londres en reportaje a finales de 2019 reconoce que algunas
aerolíneas internacionales han cesado operaciones en Venezuela, debido
a que en varios países emisores de turistas desaconsejan a sus
ciudadanos visitarnos, a menos que sea “estrictamente necesario”.
Disposiciones capitalistas hipócritas a fin de ayudar a la
descalificación de nuestro sistema político, lo que no hacen ni
siquiera con Cuba comunista y su turismo eficaz triunfante.

Líneas aéreas de gobiernos capitalistas, indirectamente apoyan el
criminal y abierto bloqueo imperial a Venezuela por EEUU y sus
sirvientes de la Unión Europea, tampoco hacen referencia a campañas
mediáticas mundiales destinadas a castigar el modelo socialista
venezolano. Igual en su veracidad, es que debemos estar conscientes
por cuanto ni gobiernos al servicio de Washington antes de 1999, ni la
revolución, es decir ni la derecha ni la izquierda, han sabido superar
la mediocridad que nos acompaña en la atención al turismo, solo con
pequeños avances de intención en medio de circunstancias adversas
importadas por la politiquería contra.

Venezuela parece inepta pero muy prolífica en la propaganda
oficialista profusa antes y después de 1999, la cual debe ser
sincerada. Seguir castigando a militares y civiles, civiles y
militares incursos en peculado, nos recuerda que no se hizo a aquellos
intocables de AD-COPEI, y hoy a pesar de inhabilitaciones y
detenciones como nunca, salvan algunas figuras mediante tráfico de
influencias. Triste ejemplo insincero es que los medios privados
minimicen, manipulen o incluso oculten frecuentes anuncios del Fiscal
General de la República, Tareck William Saab.

Lunares en la revolución son los ex funcionarios prófugos, o aún en
funciones, inmersos en negocios ilícitos, peculado de uso, comisiones
etc., paralización de obras y proyectos chavistas que sirven de
campaña a la contrarrevolución, complementando la desinformación de la
prensa acerca de lo positivo en todo el país. Hay gente que solo ve,
oye y lee campañas de desprestigio al chavismo, sin contraparte
comunicacional equilibrada en la empresa privada. Pierde la
credibilidad la prensa incapaz de despolarizarse, sumida en la batalla
de opinión, por lo que en boca de muchos es palpable la coincidencia
al afirmar que “no hay a quien creerle”.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 693 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a285169.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO