Reflexiones

¿Conoces tu proyecto de país? (IV)

Lo que está pasando actualmente en salud haría pensar a cualquiera que el Gobierno Bolivariano ha sido insensible e indiferente con un sector inherente a la vida y tan vital para lograr "la mayor suma de felicidad posible y la mayor suma de seguridad social"- Y ¿Quién dijo que la salud no es un factor fundamental en lograr la mayor suma de "estabilidad política"? Ojalá se contara con estadísticas completas y confiables para verificar cuanto se invirtió, en qué se invirtió y, al menos, cuanto se intentó hacer. La duda se debe a que lamentablemente por falta de SEGUIMIENTO y CONTROL muchos recursos que se destinan a la inversión terminan devorados por la CORRUPCIÓN, sin que los responsables paguen por sus fechorías. Así, la IMPUNIDAD ha permitido que un puñado de insensibles y corruptos haya desdibujado toda la inversión que ha hecho en salud el Gobierno Bolivariano nacional y algunos regionales.

Ciertamente algunos gobernantes tenemos muy claro el mandato del artículo 83 de la CRBV: "La salud es un derecho social fundamental, obligación del Estado, que lo garantizará como parte del derecho a la vida. El Estado promoverá y desarrollará políticas orientadas a elevar la calidad de vida, el bienestar colectivo y el acceso a los servicios. Todas las personas tienen derecho a la protección de la salud, así como el deber de participar activamente en su promoción y defensa, y el de cumplir con las medidas sanitarias y de saneamiento que establezca la ley,…". En consecuencia, pusimos el alma en el sector salud. Por lo tanto, no es objetivo ni justo afirmar en forma generalizada que el Gobierno Bolivariano no ha invertido en la salud de los venezolanos.

Sin embargo, tristemente hay que reconocer que actualmente es evidente una gran deficiencia en la prestación del servicio de salud en la mayoría de los hospitales y ambulatorios públicos. Reconocemos la atención a la salud que en su momento se prestó a través de la Misión Barrio Adentro, primero en consultorios improvisados en casa de familias voluntarias, más adelante en ambulatorios rehabilitados y posteriormente de nueva construcción. Igualmente reconocemos las bondades de los Centros de Diagnóstico integral (CDI;), Centros de Rehabilitación Integral (CRI) Y Centros de Alta Tecnología (CAT) planificados a partir del 2006. Igualmente, a partir del 2009 se iniciaron algunas rehabilitaciones y dotaciones de la vieja infraestructura hospitalaria. Ojalá pudiéramos tener acceso a todas las inversiones y dotaciones que se hicieron, discriminadas éstas por estado. Otra cosa es lo que actualmente está operativo, falla que se atribuye sólo a la guerra económica y al bloqueo lo cual es la excusa perfecta para enmascarar la indolencia, la desidia y la corrupción de algunos funcionarios electos o designados que le hacen un flaco favor al Gobierno Bolivariano y al país.

Algunos no creerán cuanto se hizo en Portuguesa en términos de rehabilitación, creación y dotación de unidades de salud durante el Gobierno Bolivariano del 2000 al 2008. Para quien no conoció la gestión es difícil creerlo, porque a partir de 2009 comenzó con mezquindad y saña una paulatina destrucción de las unidades, por omisión (Falta de mantenimiento preventivo y correctivo) y por acción (Desaparición de equipos sin dejar rastro). Después de 11 años es muy poco lo que queda funcionando. Aunque el espacio no permite detallar qué pasó con cada proyecto, ofreceremos unas pinceladas y el resto lo dejaremos a los órganos contralores. Alguien debería explicar por qué dejó de funcionar en el 2009 el quirófano del J. M. Casal Ramos (Acarigua- Araure) que se rehabilitó para hacer operaciones de columna y se dotó, entre otras cosas, con una mesa de cirugía radial circunferencial y equipos de laminectomía (Caja quirúrgica muy completa de neurocirugía, distinta a la caja de cráneo). En el 2009 también se prescindió de los servicios de un especialista en columna que semanalmente venía de Barquisimeto a operar en nuestro hospital. Extraoficialmente nos enteramos que en el 2012 se desaparecieron o se robaron los equipos de laminectomía.

En el 2003, en el ambulatorio J. R. Azuaje de Guanare iniciamos operaciones de catarata, pterigio, estrabismo (bizquera) y glaucoma con un excelente equipo portugueseño. El gobierno regional dotó con todo lo necesario y a final del 2007, decidió presupuestar un equipo de rayos laser para hacer operaciones de córnea. Lamentablemente, llegó al estado a principios del 2009 y nunca se incorporó al ambulatorio. Debe tener unos 10 años bien guardado o extraviado porque nadie nos ha podido informar a cual hospital del estado Portuguesa se destinó. En el , hospital Universitario Miguel Oraá de Guanare se instaló por primera vez una moderna Unidad de Neonatología que el Dr. Rivero y su equipo usó y cuidó como si perteneciera a una clínica de su propiedad. Lamentablemente hace aproximadamente unos 4 años se contaminó con una bacteria, no se prestó el apoyo oficial para su control y perdimos unos niños. La solución fue cerrar la unidad. Varios años antes de que hubiese crisis económica dejó de funcionar el banco de marcapasos, los trasplantes de riñón, el tomógrafo del Casal Ramos, la dotación regular de las dos unidades de oncología, el Suministro de Medicina (SUMED). y pare de contar

A manera de conclusión: 1. Todos estamos obligados a gobernar obedeciendo a la CRBV. 2. El pueblo organizado en sindicatos y comités de salud debe asumir su función contralora. Se peca por acción y omisión.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 615 veces.



Antonia Muñóz


Visite el perfil de Antonia Muñóz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a284830.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO