La dolarización: Guaraguao y puerco desde la República de Tacarigua

Pipo, que es el perro camarada de Juancho Marcano, supo al momento que la persona que venía como silbando iguana por el angosto camino que da al conuco de Ñango, no era uno de los diez conuqueros que frecuentemente se reúnen ahora en este conuco para desarrollar la filosofía conuquera. Pipo aplicaba la lógica matemática, que es como la naturaleza o la madre de la lógica. El fiel amigo de Juancho, había aprendido la técnica del silogismo para deducir. Sabia, no con certeza, que no era un conuquero, porque todo conuquero "güele" a monte y éste que venía silbando saltando los charcos donde jugaban coloridas mariposas, no "güelía" a monte y entonces,con su lógica, deducía que no era el conuquero Fucho, que era el único que faltaba para dar inicio a la reunión pautada para esa mañana.

Este grupo, según la filosofía canina que Pipo viene desarrollando también, se convertiría muy pronto, como en el grupo: República de Tacarigua, en homenaje a los que ayer conformaron el grupo de la República del este en la gran Caracas. Pipo al participar en las tertulias filosóficas de los 10 conuqueros en Tacarigua, conoció, que en Caracas existió este grupo que alcanzó notoriedad por sus obras y las muchas peas que se echaron en bares del este de Caracas. Aplicando su lógica, el fiel amigo de Juancho, concluyó que todo grupo filosófico o artístico que se reúne y se quiera, debe tener un nombre y él, era de la idea, que este grupo de conuqueros y sus reuniones, se harían más famosa, que aquellos lunes de Gonzalo Barrios.

Los ñangara de ese entonces, deben recordar, que Gonzalo Barrios los días lunes bañaba el país de sabiduría política. Los lunes Gonzalo Barrios despertaba al país y se botaba como político declarando, pero los otros seis días de la semana, Gonzalo barrios no servia para un carajo, porque después de los lunes, Gonzalo volvía a ser un adeco encopetado. Nada parecido a Juan Bimba.

Pipo especulaba un poco y era de la idea, que la República de Tacarigua era el nombre preciso para este grupo de conuqueros medio intelectuales de matas (materos), que sin peas, debían (por lógica) ocupar un lugar destacado en la fase de diálogo y post diálogo en Venezuela. El fiel amigo y camarada de Juancho, pensaba en el proyecto y estaba decidido a proponerlo en una de las reuniones de los conuqueros. Creía el fiel amigo y camarada de Juancho, que República de Tacarigua caería muy de pinga en honor a los artistas y filósofos que conformaron la República del este. O sea, del portachuelo pa ´bajo en Margarita, tendríamos filosofía y política para malbaratar. Ahora si era necesario, entrar a Tacarigua muy despacio para evitar tropezarse con un montoncitos de ideas, que seguramente estarían regadas.

Al momento, Pipo entendió que se había distraído y producto de esta filosófica distracción, dejó abandonado al amigo que venía como silbando iguana rumbo al conuco de Ñango, que es hoy, como la sede de este grupo y el centro del proyecto República de Tacarigua. Volvió entonce el fiel amigo de Juancho a meterse en la deducción lógica y matemática. Se preguntó sigilosamente, si el que venía en camino era el conuquero Fucho. Por el silbido, el fiel amigo de Juancho deducía que si podía ser Fucho, pero por el olor que percibía, definitivamente no era. Fucho al entrar en contacto con las brisas del Tamoco, suelta un olor a orégano mezclado con una pizca de sol. Éste que viene por el caminito, "güele" a mercancía perfumada, argumentaba Pipo.

Suena el timbre del conuco. El timbre en el conuco de Ñango, es botuto que él tiene guindado en la puerta y se le recomienda al visitante, en un letrero dispuesto para tal fin, que lo suene. Si el visitante sabe sonar el botuto, no hay problema. Si no lo sabe, y esto le sucede frecuentemente a los que vienen de visitar a Ñango, hay el riesgo que se les salgan las hemorroides por el pujo que hace la gente que no sabe sonar el botuto. Hoy se cuenta muchos casos con hemorroides estranguladas por tocar mal el timbre del conuco de Ñango.

Pipo salió esmachetado para saber si el visitante era amigo de las guacharacas que andan libremente por algunos conucos de Tacarigua o era un amigo de lo ajeno. El fiel amigo de Juancho al llegar a la puerta del conuco, peló los dientes, mostrando su poder. Jesús, que así se llama el visitante, muy rápido le a dijo a Pipo: ve y dile a tus camaradas, que por aquí está Jesús con el ánimo de desmontar esta idea que viene cocinando la Sra Amaranta, según la cual, el dolar es la causa del hambre que vive Venezuela. Pipo pregunto: ¿El Niño Jesús ya? ¿Hay un golpe de Estado en el cielo? ¿Ya Trump y los neoliberales fijaron que los regalos a los Niños es un gasto inútil que debe utilizarse para comprar armas? No vale, anda y dile a tus camaradas que vengo a darle algunas luces.

Al rato vino Ñango y después de un cordial saludo preguntó: Qué desea el amigo. Soy Julio y vengo a conversar para aclarar algunas ideas. Pase pues -dijo Ñango-. La finalidad de este conuco es aclarar. Ya en el camino hacia el centro de operaciones que se instaló en el conuco, Ñango le sugirió una conversa para otro día. Hoy -dijo Ñango-, estamos tratando con la sabiduría de Juancho Marcano, el caso de varias guacharacas que han llegado golpeadas a la mata de mango y a la de mamey, que es donde duermen. Tengo al guacharaco Carraó en una jaula, recuperándose de una pedrada que le dieron con una china en ala. Carraó canta mejor, que como cantaba el otro carrao que fue de Palmarito. Ya tiene -decía Ñango-, como 15 días que no lo hace, porque el hambre lamentablemente hace que los humanos de por aquí, pensemos en los animales para acabar con esta hambre que nos mata y no en la política. Ahora mismo, están acabando con los conejos cogiéndolos con la técnica del tren y con los cantos de las guacharacas. La gente del ministerio del eco-socialismo -decía Ñango- no se ve por Tacarigua ni por el Alto del Gallego ni por El Maco de Bolívar. Esto amigo Jesús, le dan facilidades a los cazadores para acabar con los conejos y con el canto de las guacharacas, que día a ida van escaseando por estos montes.

Jesús entendió la preocupación de Ñango, pero insistió. Compay -dijo Jesús- pasaba por el portachuelo y decidí venirme un rato para presentarle mis ideas, en relación con la dolarización.

Instalado en el centro de operaciones del conuco, Jesús tomó la palabra y dijo con voz un poco temblorosa, como si después de sortear los guaritotos del camino, se hubiese arrepentido de la visita. Respiro profundo y su voz fue ahora más clara y se soltó: "la dolarización no produce el hambre de la gente, es la perdida del poder adquisitivo del bolívar, que genera incapacidad de ahorro y ser más productivo (...) Fue la propia gente, la que impuso el dólar (...) La política de Trump, es neo mercantilista, es no permitir, que el dólar siga siendo la moneda internacional y en Venezuela la queremos adoptar, ahora esta dolarización de hecho, esta convirtiendo a Venezuela en un lavadora de activos más grande del mundo. Este es un tema -dijo Jesús para concluir-, que no es tan simple, tiene muchas aristas".

Ñango, que es exactamente como mi capataz Chico, se adelantó y propuso que su voz fuera oficialmente, la voz cantante de la República de Tacarigua, respeto a lo que sostuvo el amigo Jesús. Se acomodó Ñango la mascá de tabaco y fijó la vista en un gran mamey que ya estaba a punto de gotear y dijo: Bueno amigo, algunos de nosotros, un poco en atención a lo que viene sosteniendo Pascualina Curcio, somos de la idea, que el dolar es un arma. Las monedas pueden verse y estudiarse como un símbolo monetario, pero pueden ser un un recurso político para someter a los pueblos. El dólar es como un revolver. Es así amigo Jesús, un arma y sabemos que todas las armas son malas, requieren de alguien más malo que ellas para jalarle el gatillo. Yo no creo amigo Jesús, que Trump no actuá para impedir que el dólar deje de ser una moneda internacional. Es precisamente camarada Jesús, lo que ha querido Trump y todos lo que han estado en esa casa que llaman blanca, pero que es negra por las bombas y la oscuridad que ha repartido en todo el mundo. Hasta la películas que se producen "jolibu" han sido y son un armas ideológicas de los EEUU para imponer su historia y poder. No es la gente que ha impuesto el dólar. Fue primero el dólar today y ahora Maduro, que estima que debemos darle gracias a Dios por la dolarización de Venezuela. Es muy cierto ese refrán amigo Jesús, que guaraguao y puerco se juntan. Dólar today y Maduro ahora se juntaron. El arma del dólar, la tenía empuñada dolar today y Trump. Maduro ahora decidió tener la suya para colocarle un signo "revolucionario" al hambre en Venezuela.

El economista Gavazut amigo Jesús, acaba de explicarnos las malas intenciones de la dolarización. Ñango saco un papelito arrugaó de su camisa y leyó:

"este fenómeno (el de la dolraización), "genera incremento en los precios y las personas que no tienen acceso al dólar, no puede acceder a esos bienes y servicios porque el sueldo en bolívares no le alcanza».

"Ese fenómeno espontáneo de dolarización que ha convertido a la divisa extranjera en un medio de pago en la economía interna, lo que ha venido generado es una liquidez paralela en circulación (…) la expansión de la liquidez monetaria genera inflación". Fue siempre rídídiculo hablar de la inflación inducida, porque siempre la inflación tiene una causa. Ya es más ridículo, porque Maduro el "obrero", está en este paquete. https://www.aporrea.org/economia/n349340.html

Mire Jesús. Margarita vivía de la pesca. Nueva Esparta, según no los explicó Juancho, es el primero o el segundo estado del país con mejor producción pesquera y qué ha pasado con esta fortaleza de este estado amigo Jesús, los pescadores decidieron vender el pescado afuera y se traen los dólares. Hoy Margarita es una isla rodeada y bañada de dólares por todas partes. Aquí el bolívar lo acabaron y para rematar, Maduro dijo, que es muy bueno la dolarización. Maduro es muy inteligente amigo Jesús. Aplicó la máxima, si no puedes con el dólar, asúmelo como tu amigo. Aquí pagamos en dólares, pero cobramos el salario y la pensión en bolívares. Concluyo con esto que digo ahora amigo Jesús. El dólar, como lo hace un arma, mata gente. Hay gente, que le jala el gatillo a esta poderosa arma.

Al terminar de hablar Ñango, Pipo quiso aplaudir, pero se acordó que los "chavistas" maduristas solo saben de aplaudir y al verle al conuquero Pachico, el fiel amigo de Juancho se recogió y se fue hasta la jaula donde se recuperaba el guacharaco Carraó, como deseando, que el guacharaco le cantara. Pipo recordaba, que el canto del guacharaco Carrao, es como esos alborotos de colores que solemos ver con los arcoíris.

Notas: 1) Jesús, es una amigo que me escribe y hace llegar comentarios sobre mis escritos y agradezco este gesto del amigo Jesús. Este comentario, me lo envió en dos mensajes.

2) Juancho Marcano, es un periodista y conuquero amigo de Emigdio Malaver ( Millo). Pipo es el perro de Juancho. Yo he estado utilizando sin su autorización a estos amigos de Millo y les ofrezco mis disculpas por este abuso.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2619 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a284727.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO