Crítica ácida

Deterioro hospitalario basura conductual siembra sospechas

Criollísima en su expresión, una obrera que labora para un hospital hizo un comentario que afortunadamente escuché. Utilizando un refrán y en forma muy parca, percibí la justa indignación de nuestras madres de sectores populares, siempre al servicio de las causas nobles, aunque desconfiando de los patrones que por tradición les han explotado. La mirada relancina y el lenguaje gestual, dicen mucho del comportamiento individual, en ella me agradó poder apreciar su claridad ideológica.

La humilde dama integra el personal de mantenimiento, y en vista de cierto deterioro de la instalación hospitalaria donde va a cumplir 24 años, reconoce haber observado mucha mala fe, "el niño que llora y la mama que lo pellizca", (lo dijo sin acentuar el mamá al pronunciar la palabra). Doña Anita, nombre ficticio que uso para evitar comprometerla, asegura que médicos y enfermeras enemigos de Chávez quienes le deseaban la muerte, ahora ayudan a "echar a perderlo todo, no colaboran y llaman al periódico".

También afirmó textualmente "no hay real dicen los jefes, pero no les creo porque de esos hay muchos que también son escuas…". Mi conclusión entonces es que se unen la pésima costumbre del empleado público nuestro, (con excepciones), acostumbrado a dejar hacer dejar pasar, y la manía de aprovecharse para al trabajo faltar…

Conducta sembrada en la cuarta república blanquiverde o verdiblanca, que a muchos arropa aún para buscar excusas y laborar lo menos posible. A pesar de todo, el respaldo revolucionario mayoritario es en honor a Hugo Chávez, y sigue imperando a la hora de las chiquiticas, es decir en el momento de apoyar al modelo bolivariano, socialista, antiimperialista y profundamente chavista.

A eso le temen quienes saben que, con o sin Nicolás Maduro después que haya cumplido su período legal en la Jefatura del Estado, el pueblo cobijado por el socialismo le grita al mundo sin miedo VENCEREMOS, como se ha escrito la valiente historia venezolana desde 1811, superando con el socialismo siglo XXI la tentación de la conciencia bachaquera en los malos hijos de la patria, lastimosamente contaminados por situaciones inducidas y peligrosas. Si llega la derecha los beneficios quitará y usted se arre…pentirá.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 371 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a284559.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO