Del Caracazo al Chilenazo: Renace la Lucha Popular en Nuestra América

El levantamiento popular que se ha desarrollado en Chile en estos días de octubre de 2019 se puede asemejar, en términos históricos, al Caracazo venezolano de febrero de 1989. Ambos fenómenos sociales representan una respuesta popular espontánea contra los estragos del neoliberalismo como programa económico.

Si el Caracazo significó en su momento el inicio de una etapa de protestas antineoliberales en toda América Latina, este Chilenazo del 2019 actúa como la culminación de 30 años de rebeliones populares que, aunque han tumbado numerosos gobiernos y contribuido al triunfo electoral de nuevos líderes y referencias políticas, aún no terminan de consolidar genuinas organizaciones y programas que interpreten y traduzcan el sentir popular en voluntad de cambio revolucionario anticapitalista.

Para la sociedad chilena, este levantamiento es, sin duda, la ruptura definitiva con el trauma impuesto a sangre y fuego por la dictadura militar pinochetista. La masiva protesta en todas las principales ciudades del país demuestra que el pueblo perdió el miedo (y ya no sólo los estudiantes, que comenzaron a luchar desde hace una década), y que los mecanismos de control ideológico de la democracia liberal burguesa han sido rotos por la conciencia que renace en las clases trabajadoras.

Pero también implica el hundimiento político del llamado "milagro chileno". Durante décadas, la burguesía chilena y sus socios mayores imperiales vendieron la idea de que el auge económico del país y la estabilidad política de la democracia eran el producto necesario del período dictatorial. En cinco días, el pueblo chileno acabó con esa falsa imagen de prosperidad económica y aparente convivencia democrática construida en los 30 años transcurridos desde el fin de la dictadura.

El Chilenazo de 2019 termina de resquebrajar el aparentemente sólido frente neoliberal que se conformó en Suramérica con protagonistas como Macri, Bolsonaro, Lenin Moreno, Duque, Kuczynski y el propio Piñera. Con Macri a punto de salir derrotado en las presidenciales del próximo domingo y Piñera en medio de una crisis que aún no logra resolver, con Kuczynski destituido y preso, y Moreno en Ecuador con la amenaza latente de un nuevo levantamiento indígena y popular, no queda en el continente ningún gobierno neoliberal que pueda presumir de logros económicos y estabilidad política. Pues Duque en Colombia y Bolsonaro en Brasil también enfrentan numerosos conflictos sociales y escándalos políticos, que sin alcanzar el nivel de los recientes sucesos en Perú, Ecuador y Chile, representan un auge de la lucha popular contra el neoliberalismo.

Hoy en Chile viven varias decenas de miles de venezolanos. Emigrados como otros tantos por los efectos de otro paquetazo neoliberal, el que ejecuta Maduro, disfrazado de socialista, pero cuyos efectos contra el pueblo y a favor del gran capital son tan letales como los aplicados por los ya mencionados gobernantes suramericanos. Estos venezolanos han presenciado la ruptura violenta del escaparate neoliberal que engañosamente les ofrecía un modelo "alternativo" al falso socialismo de Maduro .

En la realidad, tanto Maduro como Piñera representan programas económicos y proyectos políticos al servicio del gran capital mundial. Que uno sea pupilo de los gringos y el otro de los chinos no implica mayor diferencia. Sólo la lucha popular anticapitalista puede abrir espacios políticos para un nuevo liderazgo revolucionario en Nuestra América. Los pueblos de Ecuador y de Chile han resucitado las esperanzas de todo el continente por que se abra una era de verdaderos cambios a favor de las grandes mayorías sociales, que supere las inconsecuencias y traiciones que permitieron la retoma del poder por el neoliberalismo pitiyanki y que rompa a la vez con el macabro proyecto madurista que a nombre de Chávez ha vendido la revolución al capitalismo oriental.

Maracaibo, Tierra del Sol Amada. 22 de octubre de 2019.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 776 veces.



Roberto López Sánchez

Roberto López Sánchez (Caracas, 1958). Historiador. Profesor Titular de la Universidad del Zulia (1994-2019). Magister en Historia de Venezuela y Doctor en Ciencias Políticas. Luchador social, activista del movimiento estudiantil y profesoral, vinculado al trabajo obrero, campesino, ambientalista, indígena y cultural desde 1977. Participante de la lucha armada revolucionaria (1977-1988); miembro del Frente Guerrillero Américo Silva. Sometido a persecución política y juicio militar en 1982. Actividad revolucionaria clandestina durante 1982-1988. Fundador de la Unión Nacional de Trabajadores-Zulia y miembro de su comité ejecutivo (2004-2012). Integra el consejo consultivo de la Federación Bolivariana Socialista de Trabajadores del Zulia (organismo que sólo ha sido convocado en una oportunidad en cinco años). Ha sido director de las Divisiones de Extensión y de Formación General; Secretario Docente de EUS; Coordinador de la Unidad Académica de Antropología, del Diplomado en Consejos Comunales (cinco cohortes graduadas) y el Diplomado en Formación Sindical con (cinco cohortes graduadas) en la Facultad Experimental de Ciencias (FEC). También ha coordinado la Zona Zulia-Falcón del Ministerio del Trabajo (2004). Ha publicado: El movimiento de trabajadores en Venezuela durante la revolución bolivariana: 1999-2012 (2017); Movimiento estudiantil y proceso político venezolano (2007); El protagonismo popular en la historia de Venezuela (2008-2015); Los Consejos Comunales y el Socialismo del Siglo XXI (2009); y Venezuela ante la globalización, la crisis mundial y los retos de su desarrollo (2012), además de 5 capítulos de libros científicos, 45 artículos científicos y 50 ponencias en eventos nacionales e internacionales. Es miembro del Programa de Estímulo a la Investigación (PEII), nivel C. Egresó en pregrado con 19,41 puntos de promedio (LUZ, 1994). Ha dirigido 10 proyectos de investigación en la FEC-LUZ. Actualmente dicta semestralmente las materias de Historia de Venezuela, Historia de América, Intercambios económicos y simbólicos, y Poder y Movimientos Sociales, en la Licenciatura en Antropología de LUZ. Ha dictado los seminarios Lucha de clases en el siglo XXI. Movimientos sociales y formas de participación política; y El análisis marxista y la sociedad global del siglo XXI, en el programa de Doctorado en Ciencias para el Desarrollo Estratégico de la Universidad Bolivariana de Venezuela, en Maracaibo. En la División de Extensión de la FEC desarrolla anualmente seminarios sobre: Crisis política en Venezuela; Marxismo y Antropología; Movimientos Estudiantiles en Venezuela; Movimiento de Trabajadores en la Venezuela Contemporánea; Crisis Económica Mundial y su repercusión en la economía venezolana; Movimientos Sociales y Protagonismo Popular en la Historia de Venezuela (dictado también en el Centro Internacional Miranda -CIM- y en Fundacite-Mérida en 2016); y el seminario La Lucha Armada en el Oriente de Venezuela: 1965-1990, en el CIM (2017). Es coinvestigador en el Proyecto: “Historia de los frentes guerrilleros Antonio José de Sucre y Américo Silva: 1966-1990”, Centro Nacional de Historia (2016-2017). Investigador principal en el proyecto “Identidades en el estudiantado de la Universidad del Zulia” y del programa de investigación “Universidad del Zulia: comunidad, organizaciones e identidades” (2017-2019).

 @cruzcarrillo09

Visite el perfil de Roberto López Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a283634.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO