Claves para entender lo difícil del diálogo

Sin lugar a dudas que la presión que ejerce la opinión pública venezolana y la opinión internacional para un diálogo Gobierno Chavista-madurista con la Oposición venezolana es muy alta, la alternativa a ese diálogo es la violencia; pero la gran interrogante es porque los intentos efectuados han fracasado, algunos intentos han sido público como es el caso del que se hizo en República Dominicana, pero muchos han sido confidenciales, en privado, unos en el propio Palacio de Doña Jacinta, otros en cómodos hoteles de lujo. Me propongo en este trabajo señalar las claves que explican el porque es una tarea titánica, que ese tan ansiado diálogo, pueda ser exitoso, aún cuando es absolutamente necesario para la superación de la horrenda crisis social y económica que padecemos los venezolanos, cuya calidad de vida compite con la que se vive en la Republica de Haití.

La oposición venezolana está altamente fragmentada, como es alto sabido, en consecuencia posee múltiples centros de dirección, así como también diversas fuentes de financiamiento, tal como se dice en el argot popular "el que pone los reales pone la fiesta", los financistas condicionan a los respectivos receptores opositores, unos son financiados por el propio gobierno de Maduro (quien hace suyo el lema, divide y reinaras), no lo digo yo, lo dice el propio José Luis Rodríguez Zapatero, quien por cierto acaba de renunciar a su papel como mediador entre la oposición y el gobierno chavista, supongo que por agotamiento, otros son financiados por Washington, (que aspira lo suyo, ante los cuantiosos recursos naturales venezolanos, y de dominio geo-político regional), en este último caso nos referimos al sector guaidocista, y el que lidera María Corina Machado, otros sectores de la oposición no creen en el diálogo por razones de escepticismo y desconfianza, otros estancos opositores por querer y creer solo en salidas violentas, llámese esta invasiones, golpes de estado, conmoción social, guerra civil o magnicidio.

Por otro lado tenemos un gobierno chavista-madurista que en apariencia está unido (hablan de un solo gobierno), pero que no en la realidad, el bloque liderado por Maduro y Cilia, con sus séquitos de los Tareck, y de los hermanos Rodríguez, con algunos Gobernadores entre otros, el cual está dispuesto a llegar acuerdos con la oposición, pero acuerdos donde no se contemple la repetición de la elección presidencial del 20 de Mayo pasado, (el Presidente Maduro sabe que las tendría todas de perder) podrían aceptar el adelanto de las elecciones parlamentarias, la reestructuración de la directiva del CNE y la disolución de la ANC, a cambio de que la Oposición se comprometa a hacer gestiones efectivas para ponerle fin al bloqueo petrolero y financiero dirigido por el Gobierno norteamericano y de sus sus satélites de la Unión Europea y del Grupo de Lima, hay otro sector del gobierno Chavista liderado por Diosdado Cabello y con sus aliados, entre otros Leonardo Padrino López, Iris Varela, Pedro Carreño, además de un buen contingente de Oficiales del alto mando militar, que se opone a negociaciones de cualquier tipo con la Oposición, y mucho menos si esta compromete Limitantes del Poder hegemónico del chavismo en el País, donde no se altere el estamento burocrático, ni el control de las instituciones que le sirven de base al propio poder ejecutivo, como lo son la Fiscalía General, el TSJ, y la Contraloría General, existe otros sector del chavismo que le hacen el juego al sector de Diosdado Cabello, que se creen que el chavismo, es como una especie de raza pura (en cierta forma como los alemanes en tiempo de Hitler, cuando se creían en la superioridad de la raza Aria sobre el género humano), revestido por una suerte de poder providencial cuasi religioso, para quienes el eventual acuerdo con él escuálidismo, sería una desviación inaceptable, son lo que repiten a menudo el mantra creado por el General Padrino López de "leales siempre, traidores nunca", lo profesan con fe y devoción.

Ante el panorama descrito se podría deducir que desarrollar un diálogo Gobierno-Oposición con el propósito de llegar a una negociación consensuada para poner fin a la crisis social y económica señalada por la cual atraviesa Venezuela, luce casi como misión imposible.

La propuesta de realizar un referéndum consultivo, basado en los artículos 70 y 71 de la CRBV auspiciada por la Plataforma de la Defensa de la Constitución, por Soluciones Para Venezuela, por Marea Socialista, Redes y otros, previa recomposición del CNE, y liberación de todos los presos políticos, podría sentar las bases pera un Diálogo efectivo, centrado en resolver los graves problemas que padece el pueblo venezolano, amanecerá y veremos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 650 veces.



Mariano Crespo Colina

Universitario, socialista, bolivariano y humanista, partidario de la no concesión a la derecha golpista.

 mcrespo48@yahoo.es      @dialogoambiente

Visite el perfil de Mariano Crespo Colina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a280139.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO