Instigadores del miedo

Cuando el gobierno de Maduro Moros ha instaurado la tesis de la «guerra económica» lo que ha hecho ciertamente es imponer la condición de una situación de guerra de todos contra todos, donde cada sujeto tiene derecho a todo al apropiarse de la necesidad del otro; se hace poseedor del cuerpo del otro.

En esta guerra, nacida en el seno de este gobierno, ninguna acción es considerada injusta. Pues, las nociones del bien y el mal han quedado relegadas bajo el instinto de sobrevivencia; los rudimentos de justicia e injusticia son una mera entelequia dictada desde las instancias gubernamentales. La fuerza y el engaño se han terminado por convertir en las virtudes cardinales de los individuos. En este estado de cosas nada somete las ambiciones y la avaricia, ya que no hay temor a un poder coercitivo.

La propuesta de la «guerra económica» contiene en sí el hecho de que los venezolanos no deben considerar la magnitud del mal acontecido, sino la magnitud del bien que se derive de él, esto es, de los beneficios que el gobierno les da: digamos las cajas CLAP.

En semejante situación de «guerra» lograda por el gobierno madurista no hay lugar para ningún hacer productivo ni humano: artes, letras ni sociedad. Lo peor, es que solo existe un real y continuo temor de riesgo de muerte, y la vida del venezolano es solitaria, pobre, áspera y embrutecida. No posibilidad para el cómputo del tiempo futuro, esto es, para la esperanza. Esto es lo que contiene la tesis de la «guerra económica» instaurada por este gobierno.

Los instigadores del miedo han logrado que los venezolanos hayan perdido la mirada hacia sus objetivos y metas. Lo que se percibe, en la actualidad, es un vacío, una ausencia total y absoluta de expresión vital para vivir. Todo el hacer del venezolano es tenso y agudo, ya que todo se ha convertido un delito contra la verdad.

Los instigadores del miedo con la tesis de la «guerra económica» han abusado de la confianza del venezolano, al divulgar día tras día una falsa visión del mundo que en absoluto se corresponde con la realidad, han participado voluntariamente en una conspiración contra la verdad. Han actuado con engaño para quebrar la voluntad de la población a cambio de riqueza y poder. Estos delitos los han cometido contra la población de manera impune bajo el disfraz de una revolución.

Las historias contadas por los instigadores del miedo bajo la tesis de la «guerra económica» han sido medias verdades y mentiras descaradas. En lugar de hechos lo que han dado son falsedades. En lugar de auténtica emoción han producido falsos sentimentalismos. Todo calculado para apartar a los venezolanos de la verdad.

La intención nunca ha sido informar sino distraer con vanas preocupaciones, que en realidad han afectado la vida de toda la población. Han desinformado en función de sus intereses, para conformar su riqueza y su poder robando las riquezas de la nación. Han utilizado los mecanismos controlar y someter a su voluntad el pensamiento de los venezolanos. No son ni sabios ni revolucionarios son solo instigadores del miedo.



 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 360 veces.



Obed Delfín


Visite el perfil de Obed Delfín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Obed Delfín

Obed Delfín

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a279863.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO