¡Que viva la oposición!

Cuando el MAS surgió, yo andaba militando y encompinchado con los muchachos del fraccio de Douglas Bravo y algunos irreductibles del grupo Maneiro. Con ellos salimos desde la calle Sucre y Monte Piedad a formar una “barra” contra el revisionismo de Teodoro y Freddy Muñoz, allá en el acto del Nuevo Circo, donde por primera vez tuve la oportunidad de ver en vivo y en caliente al actual Vicepresidente de la República. Desde esos días, hasta el momento de ir a votar por Chávez en el 98, siempre fui derrotado electoralmente; al margen de la derrota militar que ya nos habían propinado al PRV, OR y Bandera Roja. Más de treinta años llevando palo del pacto de Punto Fijo; pero con conciencia de ser minoría y de que nunca pudimos poner oído en tierra para saber por cual camino pisaba el pueblo. Salvando la distancia ética y moral que aquella oposición mantenía, con la que hoy confronta al Presidente Chávez; por primera vez, después de las diversas derrotas propinadas por el chavismo, estos factores políticos, comienzan a tener gestos democráticos, tal como los que nosotros, con muchos estoicismos, mantuvimos en la era de la cuarta república. Esto debe ser valorado por las fuerzas revolucionarias, sin incurrir en falsos espejismos. Los julios Montoya y Pablo Medina, están arrinconados, y se dan los primeros pasos para el reconocimiento de la decisión de las mayorías, regla de oro en el juego democrático. El gran protagonista de este proceso es el pueblo: el que votó por Chávez y los que no lo hicieron; de allí, el atolladero en que se vio metido Rosales después de leer el primer Exit Pool. Manuel sabe del peligro que corre si le sigue agarrando consejos a los sectores radicales, golpistas y antidemocráticos. Ya él ha probado bastante la amarga medicina con la firma y el llamado a no votar en las elecciones de diputados; por eso, el laberinto se endereza, y si Manuel reconoció la derrota, con todo y el dolor que pueda estar sufriendo su negra, bienvenido sea. Esa porción importantísima del país es necesaria y debe ser escuchada. Vamos rumbo al socialismo del siglo XXI, y algo nos dice que ese escenario será distinto al socialismo del siglo XX. Se podrá convivir con oposición, nosotros por muchas décadas la asumimos. Hoy volvemos a ser gobierno y que viva la oposición… pero la democrática.

Douglas.zabala@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2749 veces.



Douglas Zabala


Visite el perfil de Douglas Zabala para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Douglas Zabala

Douglas Zabala

Más artículos de este autor