¿Cómplices por omisión?

O tal vez, delincuentes por ambición

La voracidad por ganar notoriedad e indulgencia ante sus amos imperiales, hace que los gobernantes agrupados en la ultra derecha conservadora y fascista que presiden algunos países de centro y sur América, ejecuten acciones "diplomáticas" de espaldas a los tratados internacionales, con el fin de crear distractivos y cubrir las evidencia que los ligan, a las acciones golpistas y terroristas, contra todos los gobiernos libres, dirigentes sociales y/o alternativa democrática no genuflexa a sus dogmáticos posicionamientos políticos doctrinarios.

Así, cada presidente del grupo de Lima, por ejemplo, muestra con ferocidad su alta capacidad reactiva, escandalosamente insolente y radicalmente comprometida con acciones delincuenciales de manejo de dinero sucio, contrataciones de sicarios y organización de ejércitos paramilitares, con los cuales, denotar su protagonismo ante el Amo Trump y una vez (en un supuesto negado) "logrado el objetivo", exigir mayor parte en el asalto a las riquezas de la Patria de Bolívar y Chávez.

En correspondencia a lo antes expuesto, han procedido a retirar credenciales a los Embajadores y demás personal diplomático de la República Bolivariana de Venezuela legalmente acreditados en sus países, una acción que si bien es potestativa de su libre arbitrio, cobra inusual preponderancia, ya que ella pondera al máximo el posicionamientos de relatos infames contra el Estado Venezolano, que trascienden al mero relacionamiento entre gobiernos.

Ahora, a la luz de las pruebas recabadas por los órganos de seguridad del Estado Venezolano a propósito de las delatadas, develadas, frustradas y recientes acciones fracasadas de los terroristas dirigidos por el auto proclamado y el jefe de Voluntad Popular contra la Revolución Bolivariana; los Presidentes de Colombia, Panamá y Ecuador, quedan sospechosamente comprometidos, es más, hasta ligados a hechos que trasciende de lo político ideológico a la criminalidad.

Frente a los hechos antes descritos, los enconados ultra derechista Presidente deben tener Cuidado, ya que en política es válido que el debate sea irreverente y altanero, pero cuando se involucran grupos armados, ejércitos privados y propaganda de guerra, desaparece el sentido político y se asume las consecuencias.

Según el Presidente de Panamá, por ejemplo, el retiro las credenciales a nuestro Embajador en esa nación, se produce por lo que a su juicio fue una "acción arbitraria y carente de experticia judicial", que ordeno el Gobierno del Presidente Maduro, contra el señor Marrero ex asistente y custodio de los bienes del auto proclamado presidentito Juan Guaidó.

La pregunta es; Y ahora que las pruebas y las confesiones de los involucrados revelan, la legitimidad del acto realizado por el Gobierno Venezolano, ¿qué va hacer? ¿Insistir en la tesis de la ilegitimidad del Presidente Maduro? Y con ello, apoyar a los criminales jurados y confesos, o, ¿Solicitará las escusas de rigor y retomará la sindéresis que le corresponde como Jefes de Estado, independientemente de su nivel de simpatía o rechazo contra cualquier gobernante que no comulgue con sus dogmáticas convicciones? Ojala pronto tengamos la respuesta.

En ese sentido, la mayoría de los miembros de ese aquelarre que se auto denomina Grupo de Lima esta comprometidos con una salida violenta en Venezuela, o por lo menos, como diría el compatriota Eliezer Otaiza: Están en estado general de sospecha.

Los demás, el sifrinaje criollo del oposicionismo dentro y fuera del país, sus sicarios contratados y los cobardes bravucones del teclado y los micrófonos de radio y tv, que una vez apresados, entre chillidos y delaciones, continúan develando las pruebas que involucran a dirigentes nacionales, como el presidente de la Asamblea Nacional (AN) Juan Guaidó, el activista político Leopoldo López, y el Diputado de la AN Freddy Guevara con sus jefes de la trasnacional del odio Macartista.

Eso sin contar que el dirigente opositor Roberto Marrero conservo en su teléfono celular las conversaciones sostenidas el presidente de la AN donde le solicita que gestione el financiamiento de los actos terroristas.

Una llave perfecta, el auto nombrado como jefe y el Abogado Marrero como seleccionador del equipo de asesinos y mercenarios provenientes de Guatemala y Colombia.

Los Presidentes, no solo deben ser, democráticos, civilizadas y honestos, sino parecerlos.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 544 veces.



Ángel Rafael Tortolero Leal

Profesor Investigador Titular en la UNERG, Diplomatico Ex Embajador, Analista Internacional, Miembro del Centro de Estudios Socialistas Jorge Rodríguez. Internacional Bolivariana y Miembro de la Línea de Investigación: Políticas Publicas y Pensamiento Contra Hegemónico. Militante del PSUV

 angeltortolero@gmail.com      @ANGELTORTOLERO1

Visite el perfil de Ángel Rafael Tortolero Leal para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ángel Rafael Tortolero Leal

Ángel Rafael Tortolero Leal

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a277327.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO