El pataruco pollo Carvajal y el mito del 4-F

No admite ninguna discusión, la repercusión o gran impacto que tuvo el 4-F-1992 en la historia política reciente. 1998 es uno de sus productos, la Constitución Bolivariana de Venezuela también lo es. Hay muchos hechos importantes hoy, que traen genéticamente el 4-F.

"Comuna nada", estuvo y continúa huérfana y sin repercusiones. No se siente. Esa idea de Chávez de convertirnos en sujetos políticos también fue quedando huérfana y sin impacto alguno. Aunque hay grandes marchas y concentraciones públicas, puedan decirse que "comuna o nada" continua vacía y el proceso de politización también se detuvo.

El fanatismo "ideológico" se convirtió en un gran muro. La idea de "Comuna o nada", contrasta con un municipio que guarda el perfil del municipio que estuvo en casi todo el trayecto del siglo XX. La transformación del Poder Público Municipal, que pudo ser una importante palanca en el avance de "Comuna nada", no sucedió.

Así como no admite discusión, que el 4-F impacto con señales positivas la historia reciente, puede (digo puede) revisarse esa suerte de mito en que ha ido transformándose el 4-F. La militarización en el ámbito público, le restó espacio a la política. Los militares se han aprovechado del 4-F para vivir de la revolución.

II

El caso reciente del llamado pollo Carvajal, que lamentablemente no es el único, puede servirnos (como caso) para entender la repercusión no tan buena que dejó el 4-F. La militarización de la vida política venezolana puede tener hoy un sabor amargo.

III

Es prudente y sano a la vez, que exprese clara y nítidamente, que supe del llamado pollo Carvajal, justo después que saltara la talanquera. Antes no. En verdad no. No es totalmente un problema, cuya culpa deba endosársela completamente a mi existencia por los montes de Guanipa. El pataruco Carvajal pudo ser un líder en la revolución, pero si lo juzgo por lo poco que ha dicho, me digo: ¡Qué líder! No ha dicho mucho desde que saltó la talanquera, pero suficiente para entender muchas cosas.

El pataruco Pollo Carvajal viene del 4-F 1992, fue personal de inteligencia de Chávez y Maduro. Ocupó importantes cargos en la administración pública y hasta fue sancionado por el departamento del tesoro de Estados Unidos, sanción que ya debe de haber sido corregida.

Es un problema político. Hay tantos "revolucionarios" en funciones de gobiernos escogidos a dedos, que no hay duda que en algún momento, puede producirse una estampida de estos revolucionarios hacia el polo más opuesto desde donde se encontraban "sacrificándose" por la revolución. Hay tanto revolucionarios "comprometidos" con la revolución porque son amigos de alguien o porque participaron el 4F y ese 4F, es el santuario de revolución. Es una especie de pasaportes para enquistarse por acción de un dedo en responsabilidades públicas. El pataruco Carvajal no es tan distinto a Rosendo del Plan Bolívar que el 11-A estaba del otro lado y no es distinto al general que acabó con Conferry.

Sólo hace falta leer u oír algo de las muy pocas cosas que ha dicho el pataruco de Hugo Carvajal para entender, el perfil de gran parte de los cuadros de la llamada revolución, que debe su condición de revolucionarios al 4F.

Hay que sacar cuentas para ver como el 4-F puede estar vaciando el legado de Chávez y el proyecto que ideo o soñó.

En su última y "profunda" declaración, el pataruco Hugo Carvajal digo, que la lista del sabotaje eléctrico era en este orden y así como lo escribo; él lo escribo ahora: 1) CORRUCPIÓN 2) Incapacidad 3) Improvisación y 4) Cerebro de iguana de los ministros. Este pataruco, seguro que estuvo intensamente en cada una de estas estaciones. Fue y es corrupto, fue y es incapaz, improvisó y si la iguana tiene un mal cerebro; el pataruco de Hugo Carvajal lo tuvo y aún carga con ese cerebro de iguana.

Él, como supuesto pollo es eso. Eso resume su perfil y gran parte de los perfiles de los que están y los que se fueron del PSUV porque ya resolvieron sus vidas.

En el 4-F no había un puñado de militares peleando o dando un golpe para instaurar un socialismo. Tenía Chávez y algunos otros, el ideal de sentirse como bolivariano. Cabe sacar cuentas para verle mejor la cara al 4-F. Sería importante saber, cuántos militares se sumaron al trabajo políticos y cuántos solamente cobraron después y con intereses esa participación en el golpe del 4-F.

Es bueno preguntarse: ¿Cómo la militarización complicó el proceso? Esa pregunta puede estarse disolviendo en el papel que hoy juegan los militares, pero hay que hacérsela e intentar responderla.

No dudo, que la "revolución" se ha salvado por la participación de los militares. Yo desearía hoy, que la salvación esté atada a "Comuna o nada", pero no creo que sea así.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2133 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Amaranta Rojas

Amaranta Rojas

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a276883.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO