Prohibido olvidar: 30 años del Caracazo

La rebelión popular del 27 de febrero de 1989 en Venezuela fue la chispa que encendió el motor de la Revolución Bolivariana y que años más tarde dio origen al Chavismo y la década progresista de América Latina.

Sí, hace 30 años Caracas y otras ciudades venezolanas protagonizaron la primera gran insurrección popular contra el gobierno de Carlos Andrés Pérez que culminó en un gran baño de sangre (cientos de muertos). En un país petrolero, con las riquezas naturales de Venezuela, la pobreza alcanzaba a un 80% de la población. El neoliberalismo había hecho mella. El pueblo venezolano estaba invisibilizado.

La protesta estalló en Guarenas, estado Miranda, cuando estudiantes y trabajadores rechazaron el alza de los precios en el transporte público. Así comenzaron los asaltos a mercados donde los venezolanos tomaban lo que no podían adquirir con su trabajo y esfuerzo, y la sublevación llegó a la capital.

El mismo año en que caía el muro de Berlín, el pueblo venezolano se rebelaba contra el neoliberalismo y los centros financieros que habían sumido a Venezuela en una profunda deuda, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial se habían propuesto a destrozar a la nación venezolana. Para el Gobierno de Pérez, los venezolanos debían pagar más y por ello autorizó a los cuerpos armados a disparar con munición de guerra contra los civiles indefensos. Operó la figura de lesa humanidad contra los desamparados pobladores de un país petrolero.

La mayor masacre de la historia de Venezuela culminó el 8 de marzo. Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, dijo en 2018 que el número de fallecidos superó los 3600.

A partir del Caracazo, en América Latina comenzó un ciclo de luchas populares que continuó tres años después con la rebelión del teniente coronel Hugo Chávez y sus compañeros de batalla, en defensa del pueblo venezolano.

El 4 de febrero de 1992, Hugo Chávez encabezó una rebelión cívico-militar junto a un grupo de jóvenes militares provenientes en su mayoría de los cuarteles de Maracay, estado de Aragua.

Al no controlar la situación en la capital, Chávez decidió rendirse y pidió hacerlo por televisión, donde lanzó un mensaje de esperanza al pueblo venezolano: "El país tiene que enrumbarse hacia un destino mejor", y al mismo tiempo lanzó la frase lapidaria del "por ahora".

Desde la cárcel, Chávez fue ganando popularidad hasta que en 1994 fue indultado por el nuevo presidente Rafael Caldera. La ironía es que Caldera fue derrotado el 6 de diciembre de 1998 por Hugo Chávez, que fue electo presidente de Venezuela con el 56,5% de los votos, cargo que ocupó hasta su muerte en 2013.

Al revisar la historia Patria, se puede corroborar que sí es verdad, que Barak Obama, tuvo razón al considerar a Venezuela como "una amenaza inusual".

¿Por qué? El pueblo venezolano con Chávez al frente, demostró que no le tiene miedo a la libertad, tampoco le teme a la democracia social, igualmente comprendió que para que exista democracia están obligados a actuar bajo la premisa de la participación y su protagonismo.

Es decir, la libertad integral de los pueblos del mundo, representa un mensaje contrario a los intereses del capitalismo salvaje, y Venezuela con su pueblo salió en defensa de una vida digna, plena, donde la mujer y el hombre sean el centro, y no el mercantilismo ni el consumismo despiadado.

Con Chávez el pueblo comenzó a respirar aires de libertad, y esto hay que creerlo es una bomba nuclear para el imperio estadounidense. Para Washington el pueblo de Venezuela es un mal ejemplo para la humanidad. En decreto de Obama llegó tarde, pues con la Revolución Bolivariana los pueblos del mundo comenzaron a despertar y a vislumbrar una vida nueva, sin explotación y libre del opresor en todo su espectro.

Esa es la historia, esa es la realidad del pueblo venezolano, que hoy el imperialismo pretende torcer con su poder mediático y sus sanguijuelas criminales, pero, como dijera el Comandante Chávez: ¡No Podrán!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1062 veces.



Alberto Vargas

Abogado y periodista, egresado de la UCV, con posgrado en Derecho Tributario y Derecho Penal. Profesor universitario en la cátedra de Derechos Humanos

 albertovargas30@hotmail.com

Visite el perfil de Alberto Vargas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: