La suerte de Venezuela no me puede ser indiferente ni aún después de muerto (XXII)

Cuando el Agente norteamericano, John Baptist Irvine, encargado por el gobierno norteamericano para la reclamación de los buques con banderas estadounidenses Tigre y Libertad, que los patriotas habían confiscados por navegar ilegalmente por las aguas del Río Orinoco y además llevar contrabando a las tropas españolas y al negarse nuestro Libertador a recibirlo en reciprocidad porque el presidente norteamericano, James Monroe, poco tiempo antes no recibió a 2 delegados suyos en Washington D. C.; se ve en la necesidad de escribir a Bolívar. Míster Irvine envía varias cartas a Bolívar, ellas basadas principalmente sobre la devolución de las 2 naves incautadas, en una fechada el 1º de octubre de 1818, le dice Mr. Irvine a Bolívar que: Venezuela en los casos de las goletas Tigre y Libertad ha actuado ilegalmente. Bolívar le responde este escrito el día 7 del mismo mes y le dice que él va a desentender del penúltimo párrafo de aquella carta por considerarla "en extremo chocante e injurioso al gobierno de Venezuela" y sí así fuera sería preciso usar el mismo lenguaje "contrario a la modestia y el decoro con que por mi parte he conducido la cuestión" También le dice que no va a forzarlo a reciprocar los insultos, pero que aunque no lo hará, no va a permitir que "ultraje ni desprecie al Gobierno y los derechos de Venezuela" y finaliza la carta con unas palabras demoledoras: "Lo mismo es para Venezuela combatir contra España, que contra el mundo entero, si todo el mundo la ofende" Ahora bien, corresponde seguir citando sus esclarecidos pensamientos, en el orden alfabético establecido, y en esta entrega se continúa con la letra L.

L

"La opresión está reunida en masa, bajo un solo estandarte, y si la Libertad se dispersa no puede haber combate"

"La patria es preferible a todo"

"La patria exige cada día nuevos sacrificios, y es necesario darle hasta el último aliento de la vida"

"La paz será mi puerto, mi gloria, mi recompensa, mi esperanza, mi dicha y cuanto me es precioso en este mundo"

"La pluma es un fiel instrumento para transmitir con libertad los sentimientos sinceros"

"La pobreza conserva la virtud, que es lo más estimable del mundo"

"La práctica de la libertad no se sostiene sino con virtudes y que donde éstas reinan es impotente la tiranía"

"La primera de todas las fuerzas es la opinión pública"

"La primera máxima que ha inculcarse a los niños es la del aseo"

"La providencia está declarada en favor de la independencia de América, y el oponerse al imperio de sus decretos es una rebelión execrable"

"La providencia misma no puede permitir que el robo, la traición y la intriga triunfen del patriotismo y de la rectitud más pura"

"La república tanto gana con la destrucción de un buen realista como de un mal ciudadano"

"La responsabilidad de los empleados se señala en la constitución"

"La reunión de la Nueva Granada y Venezuela en un grande Estado ha sido el voto uniforme de los pueblos y gobiernos de estas Repúblicas"

"La revolución es un elemento que no se puede manejar. Es más indócil que el viento"



Esta nota ha sido leída aproximadamente 415 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a276006.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO