Día histórico: El 23 de enero, por fin, ¡salimos del tirano! (I/II)

CON LOS COJONES BIEN PUESTOS: ¡YANQUEE GO HOME!

"Por eso anuncio, ante los pueblos y naciones libres del mundo, que como Presidente Constitucional, Jefe de Estado, Jefe de Gobierno, en cumplimiento de mis funciones que juré, frente al pueblo, de respetar y hacer respetar la independencia, la soberanía y la paz de la República, he decidido romper relaciones diplomáticas y políticas con el gobierno imperialista de los Estados Unidos (de Norteamérica)"

Nicolás Maduro Moro, Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, electo el 20/05/2018

@VLADIMIRPADRINO

"El desespero y la intolerancia atentan contra la paz de la Nación. Los soldados de la Patria no aceptamos a un presidente impuesto a la sombra de oscuros intereses ni autoproclamado al margen de la ley. La FANB defiende nuestra Constitución y es garante de la soberanía nacional"

https://twiter.com/valdimirpadrino/status/1088185917410603008?s17

CON MUCHO AMOR A ALGUNOS DE MIS 8 HIJ@S

Dedicado a algunos de mis ocho hij@s y a todos aquell@s que, como ell@s, han sido influenciad@s por la guerra –psicológica y mediática– internacional y, también, ¿por qué no reconocerlo?, por una "realidad real" e incomprensible, para much@s de nosotr@s, porque no logramos develar sus condicionantes históricas y las causas más profundas que expresan el "fenómeno". Sólo nos contentamos con percibir las consecuencias actuales y, tal vez, a vislumbrar las consecuencias potenciales. Pero, no logramos entender cómo se relacionan y vinculan las causas: fenoproductivas (flujos de producción social), fenoestructurales (acumulaciones sociales) y genoestructurales (reglas del sistema social) que explican lo que hoy ocurre en Venezuela y más allá.

Y NO SÓLO A USTEDES AMAD@S HIJ@S...

También va dedicado a quienes, como algunos de ustedes, poco conocen la historia (económica, social y política) de Venezuela y del mundo y suelen achacarle todo el peso de la realidad de un pías a un gobernante (llámese Chávez o Maduro, e incluso, Pérez Jiménez, Juan Vicente Gómez, Rafael Caldera, Carlos Andrés Pérez o Rómulo Betancourt) lo que es, realmente, una responsabilidad colectiva y multicausal, de quienes como hoy, desde adentro – la oposición y el chavismo disidente y tránsfuga – y desde afuera – sionismo imperial estadounidense y títeres, tal como la oligarquía colombiana, ahora aliados en el "Cartel de Lima" – hacen uso de su poder y su capacidad de "convencimiento", a través de los "medios", para influir en la psiquis, individual y colectiva, y para tratar de humillar y destruir a los pueblos que se les rebelan y que son capaces de defender, con dignidad y valentía, su soberanía, autodeterminación e independencia. Como lo hace Venezuela.

AL CÉSAR LO QUE ES DEL CÉSAR: RECONOZCAMOSLO

Otra cosa, querid@s hij@s, es tener que reconocer los errores que hemos cometido y que, como ustedes deben saber, si han leído mis artículos, también, hemos denunciado y alertado desde hace muchos años.

Por ejemplo, hay que reconocer, cuanto antes: Nuestra inhabilidad, y retraso, en mejorar y elevar nuestra CAPACIDAD DE GOBIERNO (personal, institucional y social) y, además, para enfrentar el cáncer social, que corroe el cuerpo social, de la CORRUPCIÓN, que hace estragos entre nosotr@s y parece estarse extendiendo y "democratizando". Otro error es:

Nuestra lentitud, y falta de reconocimiento, en MEJORAR LA CALIDAD EDUCATIVA –aunque hayamos mejorado, sin dudas, en la cobertura – y, además, en la BAJA PRODUCCIÓN Y PRODUCTIVIDAD –especialmente agrícola, petrolera y petroquímica – Temas que de no resolverse, URGENTEMENTE, nos harán responsables de lo que ocurra en el futuro. Estas son, a nuestro modo de ver, algunas de las causas internas más relevantes (NUDOS CRÍTICOS) que han generado las consecuencias interconectadas que hoy vivimos: hiperinflación, éxodo masivo, baja de calidad de vida, deterioro de servicios públicos, etc.

LAMENTO QUE NO CONFIEN NI EN MI NI EN SU PROPIO DIOS

Lamento, profundamente, que la mayoría de ustedes no compartan mis apreciaciones y que estemos en posiciones políticas enfrentadas, hoy día.

Agradezco su tolerancia y respeto y reitero, por mi parte, mi infinito amor por ustedes, mismo que me ha llevado a luchar por los ideales que ustedes, tal vez, ni comprendan ni acepten, salvo que se produzcan cambios que les hagan pensar que estamos en la dirección correcta.

Nuestro convencimiento, como el de algun@s de ustedes, no dependen de circunstancias, sino de años de estudio, análisis, confrontación de ideas y, sobre todo, de vivencias y experiencias acumuladas que nos permiten recordar siempre cuál es nuestra "extracción de clase" y qué papel nos corresponde jugar en nuestro breve, muy breve, paso por la vida.

¿VER PARA CREER O CREER PARA VER? ¡SER O NO SER!

"Ver para creer" es el lema que algun@s de ustedes aprendieron. Es lo tradicional en nuestras familias propio del paradigma positivista. No lo cuestiono. Es lo correcto "científicamente". El mío es CREER y LUCHAR para ver realizado, ojalá antes del silencio final, nuestros sueños. En eso, tengan la seguridad, soy más creyente y cristiano que algun@s de ustedes que son "evangélic@s" pero no han logrado comprender lo que dicen LAS SAGRADAS ESCRITURAS, ni cuál es el verdadero deseo de Dios.

Como dicen ahora, muy frecuentemente, tengo la certeza que estamos en la dirección correcta de la Historia. Tenemos la fuerza de la razón y, de paso, tenemos la razón de la fuerza. Tal vez ustedes lo vean antes que yo.

Dicho esto, que quedará para la historia familiar, entro en materia:

ALGUNOS LÍDERES DE OPOSICIÓN VIVIERON UN "DÉJÀ VU"

"Con la expresión DÉJÀ VU los psiquiatras no definen la reedición de un evento conocido del pasado, acompañada a lo sumo de estupor eufórico o aburrida condescendencia. Lo que está en juego es una repetición sólo aparente, totalmente ilusoria. Se cree ya haber vivido (visto, oído, hecho, etcétera) algo que, en cambio, está sucediendo en este momento por primera vez. Se toma la experiencia en curso por la copia fiel del original que, en realidad, no existió nunca. Se cree reconocer algo que, por el contrario, recién se conoce ahora".

Esta cita es tomada del libro "El recuerdo del presente", de Paolo Virno, filósofo italiano quien ha sido junto con Antonio Negri, Christian Marazzi y otros, "uno de los principales animadores de las revueltas y del debate político en los años setenta en Italia". Es un ensayo sobre el tiempo histórico, en el que se explica con lujo de detalles que:

"El DÉJÀ VU es una inquietante patología de la memoria, por la cual parece revivirse algún fragmento del pasado"

Ayer, y muchos días antes, muchos sectores que querían salir del "tirano" Nicolás Maduro, sintieron que es estaban reeditando aquel hito histórico del pasado, en el que el pueblo venezolano, luego de años de preparación, organización y voluntad política, lograba que el dictador Marcos Pérez Jiménez (tachirense), aún a pesar de haber ganado las elecciones, se viera obligado a salir al exterior.

Ayer, much@s pensaron que un arco iris en Caracas anunciaba la salida del Presidente Nicolás Maduro y así fue asegurado y requeté ratificado en redes sociales, afiches, grupos de whatsapp, radiobemba y demás medios de envenanamiento mental y psicológico. Que lo que hacen es caerse a mentiras, una tras otra. Creyendo que estaban viviendo y reeditando el 23 de enero de 1958, como si lo estuvieran viviendo hoy.

Muchos veían a un Wolfang Lazarrabal cruzar los pasillos de Miraflores e incluso hay quienes se atrevieron a tratar de emular a Fabricio Ojeda y hasta a Rómulo Betancourt. En fin: se equivocaron. Fue una ilusión.

NOSOTR@S TAMBIÉN VIVIMOS NUESTRO "DÉJÀ VU"

Otro DÉJÀ VU, se hizo realidad, en algunos de nosotr@s, y millones sentimos ayer que era Hugo Chávez, quien desde el balcón del pueblo nos anunciaba con valentía no sólo su posición anti-imperialista sino que le decía a los gringos, teniendo como fondo la canción de Alí Primera: "Ahora que el petróleo es nuestro": YanKees de mierda GO HOME.

YANKEES DE MIERDA GO HOME.

Esa imagen, de la "experiencia del no-ya", del "eterno presente", del "déficit de actualidad", como "un agujero en la red de los ahora", de ese "modo de ser atemporal", de esa "patología mnésica" del DÉJÀ VU, se desvaneció en un instante cuando vimos que en realidad el supuesto "tirano" Nicolás Maduro, en nombre del digno pueblo venezolano, que le acompañaba, le decía al verdadero tirano: No te queremos más en nuestra amada y radiante territorialidad: YanKees de mierda GO HOME.

CUMPLIENDO EL MANDATO DEL PUEBLO SOBERANO

Y levantando su mano le dio cumplimiento al mandato del pueblo:

"Procedo, en este día histórico, de reafirmación de la soberanía, a firmar la nota diplomática, dándole 72 horas para que abandonen el país, a todo el personal diplomático y consular de los Estados Unidos de Norteamérica en Venezuela. Procedo a firmar, a nombre de todo el pueblo de Venezuela"

Y sólo se escuchaban ovaciones, aplausos y consignas inaudibles, del pueblo congregado en las adyacencias del Palacio de Miraflores.

Porque, desde ese preciso momento, salimos por fin del verdadero tirano.

Y con el pueblo gritamos al mundo:

YanKees de mierda GO HOME.

¡Se fue el tirano!

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 924 veces.



Hugo Moyer Agostini

Ing. Químico (1975). Postgraduado en Macroeconomía, Planificación y Creatividad Aplicada Total. Profesor Titular jubilado de LUZ (1997). Presidente Honorario de la Escuela Latinoamericana y Caribeña de Ciencias y Técnicas de Gobierno (ESCOLAG). Ha sido el primer Director del Instituto Zuliano de Estudios Políticos, Económicos y Sociales (IZEPES) y del Centro Latinoamericano de Altos Estudios de Gobierno (CELAEG) Ha sido asesor de Rectores de varias universidades, Alcaldes y Gobernadores, así como de la Presidencia de PDVSA y PEQUIVEN. Vive para la POLÏTICA y se resiste a vivir de la política.

 escolagzulia@gmail.com

Visite el perfil de Hugo Moyer Agostini para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: