Aristóbulo: ¿Un accidente o una pena?

La última información que nos entregó Aristóbulo Isturiz da para entender la carga de cinismo que lleva por dentro y lo podrido que se va tornando. Uno lee la información que generó a través de un medio de comunicación pública y llega a comprender, cómo se viene produciendo toda una descomposición humana. Entiende uno, cómo van destrozando o destruyendo toda esa manera tan humana que Chávez tenía en comprender y colocarse humanamente en cada situación.

Explicaciones o justificaciones como estas que ofreció Aristóbulo, según la cual, un docente y un obrero (de una escuela) deben ganar exactamente lo mismo, muestra la descomposición que viene aconteciendo. No porque esta sea una situación indeseable. No es porque la presenta un enfermo de poder.

Al leer esto, uno busca preguntarse: ¿Aristóbulo fue un accidente en la izquierda? ¿Es una pena o una desgracia?

Es un tipo de cinismo y pobreza que no le cabe descripción. No es el tipo de pobreza que confronta un humano por falta de algo. No; esta pobreza es otra cosa.

Sería ideal, que todos (incluyendo a los ministros) ganaran exactamente lo mismo. Sería ideal eso, pero seguro estoy, que si hurgan en la historia de esta cosa, no hallaran algo que nos muestre que en su vida burocrática, Aristóbulo haya hecho lo que dice hoy. No dio ejemplo. No fue ejemplo.

Cómo Alcalde, segura estoy, que no se colocó el salario que ganaba una aseadora en el momento en que ejercía como alcalde. Ni se homologó con el salario de un concejal. Pudo hacerlo y no lo hizo. Se colocó y cobró el salario de un alcalde.

Cuando fue Diputado, segura estoy, que no le pidió a la jefe de administración del Congreso y después de la Asamblea Nacional que su salario, fuera exactamente igual al de un mensajero de algunas de las comisiones del cuerpo legislativo.

Como gobernador de Anzoátegui, que pudo hacerlo, no le pidió al director de administración o al director de Personal, que le cancelara su salario, igual al de una aseadora de la gobernación. Segura estoy, que el tiempo que pasó en la gobernación cobró como gobernador y además tenía la EPS karicumana y otros entes para realizar sus tantas tropelías.

Como vicepresidente ejecutivo no ganaba igual al mensajero de un ministerio. Ahora mismo, Aristóbulo Istúriz puede decirnos públicamente que su sueldo sea donado a una institución o un ambulatorio, pero eso no le da status de mejor ser humano hoy. Eso no lo hace hoy más humano y más igualitario hoy. Ya no puede.

Sencillamente, este Aristóbulo viene siendo accidente y una desgracia a la vez. Es una mentira cínica, que hoy se protege al obrero.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5141 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a274505.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO