Se quejan, pero ¿de que nos quejamos?

Ya finaliza este año 2018 un año difícil y para todos lleno de problemas, tanto para el pueblo como para el gobierno, que trata de resolver los inconvenientes día a día de la mejor manera que considera posible, y que la realidad le permite. Han sido muchas las inconvenientes por las que hemos pasado durante los días y meses de este año que finaliza. Amenazas del imperio y sus socios, la baja del precio del barril de petróleo, unidas a embargos, el peligroso sector de la derecha terrorista, que se colocó a la orden de la Casa Blanca y el Pentágono, pidiendo la intervención militar gringa, la carta de la OEA, y el embargo económico. Se trata de golpear a Venezuela, su gobierno y pueblo, como si fuesen una piñata, esperando de este modo ver caer el mango de la mata, para luego repartirse las tajadas.

El pueblo se queja y con razón, de los abusos de unos comerciantes y de aquellos otros que se llaman industriales. Que son más que Esbirros y maulas que le esconden al pueblo la comida, las medicinas los artículos necesario para lograr vivir decentemente. Aparte, que le aumentan los precios de los productos que nos venden a su antojo, sean estos importados o de producción nacional, en una forma desproporcionada y fuera de la realidad y de los acuerdos a los que llegan con el gobierno de mantener Los Precios Acordados, los cuales son para ellos como el camisón de Petra.

Su único objetivo hoy, de estos terroristas del hambre, es el derrocar al presidente Nicolás, como antes lo intentaron con Chávez.

Existe una conspiración internacional en contra del gobierno bolivariano de Venezuela, Nicaragua y Cuba, así como Bolivia, contra su ideología política y económica y socialista de integración y liberación de sus pueblos y de liberarlos de las ataduras de U.S.A, . Política que la mantienen hoy gallardamente.

Hay complot en contra de lo que estas políticas de liberación significan como ejemplo vivo y esperanza tangible para los pueblos explotados y oprimidos del Mundo rodeados por la miseria, hambre, injusticia social y explotación de sus recursos por los imperialistas y sus amigos,

Venezuela mantiene su bandera ideología en alto, libre, independiente y demuestra que otro mundo es posible, con el esfuerzo de todos los pueblos, que una revolución cada día nos espera con algo nuevo, algo capaz de sorprendernos y llenarnos de alegría y felicidad.

Nos quejamos, y criticamos las acciones políticas o económicas que nos parecen erradas y que podrían mejorarse, bien por la crítica, como decía nuestro comandante Chávez " La critica es el látigo que hace avanzar la revolución". Si señor y encaminarse por un nuevo sendero, ser más eficientes y libre de corruptos y corruptelas. Todos nos equivocamos en esta vida, pero es de sabios corregir a tiempo, y hacer lo posible por sintonizamos con el pueblo. Escuchar sus problemas y resolver sus trancas y barrancas del diario vivir, haciendo su vida más fácil y placentera cada día.

En honor a la verdad el presidente Nicolás lo ha intentado, ha tratado de hacer lo imposible para corregir y luchas contra esta difícil situación económica que tiene al pueblo de cabeza. Ha otorgado a los trabajadores aumentos de sueldo sustanciosos, uno tras otro, bonos a granel como incentivo y solución al problema de los aumentos de precios indiscriminados de los empresarios golpistas, además, meses de aguinaldos como arroz y regalos para los niños en esta Navidad.

Llegando al álgido punto, en el que que el presidente Nicolás, de buena fe le prometió un pernil a su pueblo para estas fiestas navideñas, pernil que originó controversias, y acaloradas discusiones entre unos y otros, hasta trancas en calles y avenidas, a más de protestas en barrios populares.

Chavistas y no chavistas, ni ni y viva la pepa, salieron con su grito a voz de cuello y su pata pela, a reclamar el derecho al dichoso pernil prometido por el presidente. El que llegó a algunos barrios más necesitados entero, a otros en pedazos y a los más nunca les llegó. Las razones varias, unas porque corruptos vivianes se apoderaron de ellos, Haciendo con los perniles jugosos negocios, y sus bolsillos llenos y buchones de billetes, otros por un saboteo o desperfectos en los contenedores refrigerados, se pudrieron en el camino y en puertos de Venezuela.

Contra la corrupción y los que se lucran de ella, el pueblo está pidiendo y exigen a la Asamblea Nacional Constituyente que endurezca y modifique la ley, apliquen como castigo Cadena Perpetua o la pena de muerte, como un camino para disminuir estos desafueros y otros que son de práctica diaria en nuestro país tal y como hacen en China, que se castiguen a los corruptos dentro de la esfera del gobierno, -estos son los más peligrosos, como lo han demostrado hechos recientes de corrupción, como el de Rafael Ramírez y otros (Ali Baba y sus cuarenta ladrones) que casi acaban con la estatal petrolera PEDEVESA.

Nos quejamos de que los bachaqueros andan por calles y plazas de las ciudades, vendiendo libremente y bajo la mirada cómplice de las autoridades, los alimentos sustraídos "robados a los CLAP, subvencionados por el gobierno, que revenden a precios escandalosos, mil veces más del costo normal, de que estos alimentos CLAP aparezcan y se vendan libremente en los abastos de Colombia, en ciudades fronterizas de Cucuta, Bucaramanga y Medellín. Vemos que se hace muy poco para evitarlo, y que todo sigue igual día tras día.

Pero el que compra a estos bachaqueros por necesidad, también es culpable de colaborar sin tener conciencia de clase, a que esta corrupción no pare nunca, como piensan los bachaqueros que se enriquecen con el hambre de su vecino. "Si así llueve que no escampe".

Nos quejamos de las mafias del Gas Doméstico de bombonas, que las desaparecen y de otras mafias que lo esconden para multiplicar su precio miles de veces. La mafia del agua potable, que no llega por las tuberías y las otra mafia de los camiones cisternas que te venden el agua a precio de oro. Que la luz se va y viene cuando le da su real gana, estropeando todos los coroticos eléctricos de su hogar sin que nadie se haga responsable o sea castigado, ni le corten la cabeza o le pongan los ganchos, Que el Internet, la telaraña como le dicen otros, ande como un morrocoy y se vaya o venga cuando le da la real gana, así como el teléfono líneas de celulares inteligentes a veces funcionan otras no, ya sea porque otros mafiosos malosos y vivos se roban los cables, o también a los servidores les roban las tarjetas electrónicas. Así como los cables de acero y cobre de las redes eléctricas y la fibra óptica, las bombonas de gas y las válvulas petroleras todo esto considerados material estratégico, pare en las islas de Curazao, Aruba, Aruba y otras de el Caribe, lo fundan o lo vuelvan a reciclar y lo re negocien para luego exportarlo.

De todo esto nos quejamos, todos somos responsables por dejar hacer a los vivos, malosos, y corruptos sin aplicarles todo el peso de la ley o decapitarlos al estilo islamista.

Nos quejamos del transporte, la mafia del transporte es poderosa y malvada, siempre amenaza con su hora cero y sus socios cobran lo que les place al usuario, prestan el servicio desde un punto a otro cuando, desde y como les da la gana en forma caprichosa y siempre chupando de la teta del gobierno de turno. Pidiendo que si unidades nuevas a precios de costo, repuestos, cauchos, baterías, total para nada, todo sigue igual, el pueblo hace colas insufribles, se monta y muere en las llamadas perreras, para que unas cuantas docenas de portugueses mafiosos dueños de estas unidades de autobuses se lucren y las sub arrienden a los llamados avances, que son los que trabajan en verdad como esclavos serviles.

Vemos con piquiña y eñojo, como el gobierno y nosotros soportamos todo esto, el gobierno cede y cede y les da todo lo que piden estos señores mal llamados transportistas, pero todo sigue lo mismo, ni a los ancianos quieren montan de gratis, ni respetan el pasaje estudiantil, o montan al niño ni al inválido con bastón o sin el, o a la mujer en estado de gracia.

Dónde está el imperio de la ley, se pregunta Juan Pueblito el chavista, ¿por qué el gobierno permite que esto siga? y no castiga a los culpables de este caos, son preguntas que nos hacemos todos, y que dejamos en el aire.

Se queja el pueblo y nos seguiremos quejando cada vez que las cosas no marchen como Dios manda, feliz Año Nuevo pueblo venezolano despidamos el año con gaitas y aguinaldos, cuatro y maracas vino, ron o cocuy venezolano. Con cochino o sin el, con asado negro y dulce de lechosa, ensalada a la rusa y pan de jamón. Cenemos alegres esta noche con nuestras familias, celebremos este fin de año con la esperanza puesta en que un porvenir de paz t prosperidad .

Para todos nosotros los venezolanos que nos quedamos en nuestra patria, y en nuestra tierra con nuestras raíces, abuelos, padres, hijos, hermanos y nietos. Y para aquellos familiares que se fueron para siempre de su patria. Todos unidos esta noche al escuchar las doce campanadas en un abrazo infinito, gigantesco, junto a las doce uvas del tiempo, deseándonos un Feliz Año Nuevo de paz y felicidad a todos: pueblo, gobierno Milicias y Fuerzas Armadas Bolivarianas.

FELIZ AÑO NUEVO 2019 VENEZUELA



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1109 veces.



José Juan Requena


Visite el perfil de José Juan Requena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Juan Requena

José Juan Requena

Más artículos de este autor