El pueblo pide otro "dakazo" como regalo de navidad…

"No permitas que una persona enojada con su vida, opine sobre la tuya"

MAISON KIMIKO

"Pero mire, camarita, los sonidos de la calle es algo que un gobernante no puede pasar por alto", fue la respuesta de mi amigo Anacleto al comentario de lo que escuche al pueblo pedir. "El pueblo reconoce los esfuerzos de Nico por solventar la situación por la que estamos atravesando y entiende que cada vez que encuentra una salida, aunque sea provisional, siempre los ‘expertos’ de la rancia derecha venezolana se ponen a investigar como buscarle la vuelta para que a los pocos días ya no se logre el efecto deseado. El único que busca proteger el poder adquisitivo del salario es Nico tomando medidas con los pantalones bien puestos. El que crea que es fácil es porque no entiende lo que en realidad nos está afectando. A los desgraciados que especulan y suben los precios sin ninguna razón economicista, tenemos que llamarlos terroristas y aplicarles las ley con todo rigor, sin ninguna contemplación. Ninguna guerra es justa y estamos siendo sometidos a una guerra que ahora se ha intensificado porque su plan es hacer que, de hoy al 10 de enero, el pueblo se vaya arrechando hasta que ya no aguante más y explote, que es cuando creen poder iniciar una nueva fase del plan de ‘desconocimiento del presidente’ porque ‘y que muchos países’ no reconocen las elecciones en las que fue reelecto y lo van a desconocer. Como siempre, camarita, no dan pié con bola, porque los ruidos de la calles claman a Maduro para que agarre a esos hambreadores del pueblo por el pescuezo y los tire en un calabozo. El pueblo pide como regalo de navidad un nuevo ‘dakazo’ que obligue a esos inconcientes a respetar las leyes y sobre todo, lo acuerdos a los que voluntariamente llegan; que se estabilicen los precios y se venza la sinrazón: que se logre la sensatez para que los realitos que le entran, fruto de su trabajo diario, le alcancen como a principios del mes de septiembre, con el nuevo salario mínimo que trajo la reconversión monetaria. Si no, podemos decirle adiós a los aguinaldos porque la especulación los vuelve sal y agua. Fíjese que ya los huevos, el queso y el café rondan los mil bolos, y ni hablar de carne o pollo. Las verduras están a precios prohibitivos y hasta la yuca, que sólo hay que regarla, ya la tienen a 50 y 60 soberanos el kilo. La calle se pregunta dónde está la SUNDEE porque no la ve por ningún lado. Fíjese que salí a comprar un antialérgico a una farmacia que queda a dos cuadras de mi casa y en el camino me paré a comprar algo de queso en el abasto de la esquina; me pidieron 400 por medio kilo y le dije al dependiente que lo dejaba pago y lo recogería al regreso de la farmacia. Me dijo que no hacía falta, que lo pagara al momento de llevarlo. Bueno, camarita, tardé unos diez minutos en ir y venir, y cuando lo fui a pagar ya costaba 500. Cien bolos en cosa de minutos. ¿Se imagina usted tanto descaro? De la rabia no le compré nada ¡y pa’lo que le importó! Por eso pasa el pueblo a diario y contra eso es que el pueblo le pide a Nico que luche".

Algunos recordamos lo que ocurrió aquel 8 de noviembre del 2013, fecha en la que el gobierno nacional le apretó las tuercas a un sinnúmero de tiendas de la línea de los electrodomésticos, siendo la más significativa una llamada Daka en el estado Falcón, pero de nivel nacional, para que vendieran sus productos a precios justos puesto que se detectó que estaban etiquetados con ganancias de hasta 1000%, a pesar de haber recibido grandes cantidades de dólares preferenciales para su importación y venta popular. Las grandes colas en los establecimientos comerciales no se hicieron esperar y puedo asegurar que la clase media alta, y los ricos, fueron los más favorecidos por tener a mano suficiente dinero para aprovechar esa bajada de precios. También debo recordar que en algunas tiendas de especuladores se presentaron saqueos, que no justifico pero que entiendo, ya que el pueblo demostró así su ira contra "ladrones".

La situación actual es parecida, porque ocurrió semanas antes de unas elecciones de carácter municipal e inmediatamente los "Heraldos Negros", como los llamara César Vallejos, especularon que la medida se había tomado para lograr ganar dicho proceso electoral. Efectivamente, el PSUV aventajó a la ya maltrecha oposición por mucho margen pues ganó el 75% de las alcaldías del país, pero no a causa de eso, sino a lo aceitada que estaba su maquinaria. Durante esas navidades, muchas familias disfrutaron, a precios justos, de bienes que les parecían inaccesibles. Fue una de las primeras medidas de Maduro en la que mostró tener bien puesto sus pantalones. Ahora el pueblo pide como regalo de navidad una medida similar que permita que su ya menguado salario le alcance para pasar una feliz navidad.

Ante la escala inescrupulosa de los precios de los productos, el pueblo empieza a desesperarse, pero conociendo a sus verdugos, saben en que dirección fijar su mirada para saber donde buscar a los responsables. Ya el pueblo no hace compras nerviosas, porque los precios de las cebollas, el tomate, el pimentón, las papas, etc. etc., junto a la carne, el queso, los huevos y el café, la carne, el cerdo y el pollo, no se lo permiten. Ya Nicolás asomó un próximo anuncio de nuevas medidas que ojala permitan estirar los realitos en estas navidades. Y nosotros debemos asumir la defensa de nuestros derechos y no dejárselo todo al Presidente, y de ser necesario hacer un boicot contra empresas y abastos que especulen, tal y como hacen en los países desarrollados. Si nos negamos a comprar a los precios que nos tratan de imponer, tratarán de resistir y quebrarnos con paciencia. Pero tendrán que bajar los precios al darse cuenta que el pueblo ya no es pendejos y sabe quienes son los que le hacen la vida invisible.

Parece que la estrategia de los comerciantes de subir a su antojo los precios de los productos tiene que ver con las elecciones municipales, en las que aspiran que la abstención juegue el papel protagonista para así justificar su cantaleta de que ellos son mayoría. Pero otro triunfo circunstancial como el de diciembre del 2015 jamás será posible para una oposición fracasada, derrotada y desintegrada, que sigue sin poder mostrar algún liderazgo que los saque del lodo. ¿Qué hicieron con el poder que le dieron que no fuera tratar de tumbar a Maduro por todos los medios posibles? Bueno, ninguno le ha dado el resultado aspirado y tenemos a Nico de presidente ahora y después del 10E. Eso lo sabe el pueblo y no quiere que lo vuelvan a invisibilizar. Yo tengo fe de que todo mejorará y paciencia para que ocurra, porque

el tiempo de Dios es perfecto.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1279 veces.



Luis Semprún Jurado

Profesional, productor audiovisual, co-productor y co-moderador del programa radial El Ojo de la Ciudad en Maracaibo, estado Zulia

 luissemp2003@gmail.com      @luissemp

Visite el perfil de Luis Semprún Jurado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a272205.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO