El ajedrez, el programa económico y los peones como protagonistas

Una breve reseña de historia. Tras el triunfo electoral de "el gocho pa´l 98" los imperialistas con la participación directa de los acólitos internos creyeron que todo estaba consumado para la nueva y definitiva etapa de dominación: el neoliberalismo – neocolonialismo de América Latina comenzaría por Venezuela, sin embargo, la siempre subestimación al pueblo permitió que se quedaran con los crespos hechos ante el reventón del 27/F-89, así como los inmediatos levantamientos militares del 4/F y 27/N-92; de allí siguieron los altibajos de fin de milenio que permitieron llegar a la victoria del Comandante Chávez en 1998. Desde entonces, a los eternos enemigos patrio no les quedaron más que definir y ejecutar diferentes ataques con la plena convicción y disposición de aniquilar la naciente revolución bolivariana; para ello, en la confrontación iniciada desde entonces cada una de las partes ha venido jugando en ofensiva y defensiva de acuerdo al avance y/o retroceso de piezas del contrario como si se tratara de un juego de ajedrez, los protagonistas: los rojos y los amarillos.

Narro así: comienza el campeonato que, aunque se juega en Venezuela, es observado en todo el Mundo. No tiene un cronograma determinado, por lo tanto solo concluirá con la victoria estratégica que significaría el unipolarismo gringo o el multipolarismo de Chávez, que es el mismo de Simón Bolívar. Los amarillos, para las primeras jugadas creyéndose indetenibles mueven las piezas más fieles, dóciles y de mayor rango: arfiles, torres, caballos (algunos de troya ). Empiezan saltando con los caballos (medios de comunicación, meritocráticos, sabiondos y sesudos personeros) mientras que por cuestiones estrictamente clasistas y de subestimación, utilizaron a uss peones (sus masas) solo al cuadro inmediato del sacrificio (recordemos francotiradores el 11/A. 2002) pues, para los cálculos éstos les servirían solo para abrir paso a las piezas de "mayor rango" claro, llegaron a poner un importante jaque; creídos que habían coronado el mate con la llegada al Puente Yaguno y el empujaron a Miraflores, los amarillos, al subestimar nuevamente a sus fuerzas, las cuestiones les salieron mal otra vez porque la capacidad y ofensiva de los piones rojos (pueblo y soldados-civiles y militares) de Chávez, en una combinación de resistencia y contraataque inmediatos se desplegaron y propinaron el verdadero jaque mate con derribamiento de Rey amarillo, tras las jugadas invencibles del 12-13 de Abril Rebelde.

Continúa el campeonato y las jugadas se repitieron, los amarillos insistiendo en las piezas grandes y con la misma subestimación a sus peones, siguen empeñados y confían la ofensiva mediática acompañada de paros, saboteos, referendo presidencial, paramilitares, medios nacionales e internacionales, sumando las instituciones de los amarillos internacionales con la intensión de frenar de cuajo, el avance de las fuerzas rojas que se perfilaban como indetenibles en el continente y más allá, puesto que el jugador principal (el Rey Rojo) mantuvo la ofensiva. Sigue el campeonato y ahora las sombras de Bobby Fischer y Boris Spassky aparecen en el tablero, pues, la disputa es por el mundo unipolar, bipolar o multipolar.

Siguen las jugadas (batallas) con avances y retrocesos de cada parte. La ventaja de los rojos ha estado fundamentada en el líder Rey Rojo y la movilización (popular) de sus peones rojos muy a pesar de las desacertadas jugadas de piezas "rojas rojitas" (burocratismo, corrupción y minimismo), que en una buena parte de las actuaciones solo han servido para frenar las acciones de peones (comunas y consejos comunales), oportunidad que es respondida por los amarillos con los alzamientos en plaza Altamira, paramilitares, sobres bombas, revocatorio, sabotajes, atentados y más por más de 10 años esperando un mate sin escapatoria paro que al final sigue sin cuadrarles.

El destino mete su mano y juega a favor de los amarillos para las partidas del 2012-2013, hace creer a sirios y troyanos que el juego se coloca a merced de un mate sin salidas, aun así, el Rey Rojo, plenamente consiente, desprendido y comprometido en su rol, asume que debe ser sustituido antes de terminar el campeonato y hace su última jugada; nuevamente sorprende a todos y lejos de amilanarse lanza la orientación y el alerta ante los inminentes peligros, así, en las narices y los ojos del mundo, pareciendo una sesión de hipnosis masiva, se la juega con un enroque magistral y designa como sustituto a su Vise; éste, dispuesto e igualmente comprometido asume la orden con el cumplido del caso y decreta el acabose de la traición y la conjura.

Sigue el campeonato y las partidas se presentan en unas circunstancias realmente complejas y llenas de desaciertos, pues, en el tablero las piezas principales, rojas y amarillas se confundían y/o confundían intencionalmente mientras se vislumbran nuevos avances y retrocesos.

Entramos a las partidas del 2015 con jugadas que encontraron en desventajas las defensas rojas, por supuesto los peones, del nuevo Rey Rojo, entiende que los verdaderos salvadores y batalladores rojos parecían agobiados por tanto y seguidos ataques que, lanzados desde los amarillos pretendían el mate fulminante; comienza el ataque directo contra los peones roos que resguardan la colina, lanzan el acaparamiento y especulación como fórmulas casi mágicas, pues, confiados esta vez en que con tales jugadas y movimiento de las piezas bajas serían bien útiles para aniquilar fácilmente la resistencia de los peones rojos para llegarle al Rey, a quien creyeron indefenso y pendejo; una jugada prefabricada y con todas las herramientas en su poder, se avalanchan con la intención de esconder los pertrechos y bastimentos indispensables en una resistencia: comida, medicina, servicios públicos y más, pues, según los cálculos amarillos, conllevaría a desmoralizar, aislar, dividir la unidad de mando entre el nuevo Rey y su peones rojos, para ello, contrariando la consigna de "solo el pueblo salva al pueblo" lanzan y concretan: "solo el pueblo amarillo vence al pueblo rojo", combinando sus piezas principales con los peones de forma directa, esta vez como vanguardia. El 06 de diciembre los amarillos logran un estruendoso jaque que tenía todos los elementos de mate, claro, cualquiera pudo pensar que se trató de un irrefutablemente desenlace, sin embargo, las circunstancias indicaban que el campeonato debía terminar dentro de las de ley o reglamento, por lo que, una partida ganada no significaba el fin del campeonato.

Esa avanzada amarilla ante Rey Rojo, afortunadamente no garantizó la rendición roja, pues, según observadores, el jaque puesto y dadas las circunstancias de reglamentarias del campeonato, solo permitió a los amarillos maniobras, bocanadas y amenazas que no conllevaron al fin del campeonato, es decir, al mate definitivo.

Los amarillos, habiendo obtenido la victoria en la partida 2015, sin que les haya servido en pos del mate, gracias al empeño de la subestimación, como lo están mostrando, no les queda otra que reactivar la utilización de las piezas menores, los peones como punta de lanza y desplazamiento, esta vez las utilizan con fiereza y protagonismo que les son recompensadas económicamente, tal cual trofeos de guerra: acumulación de capital proveniente del comercio ilegal (bachaqueo); éstos amarillos, sin muestra de defensa efectiva de parte de los rojos se plantan frente a estos desafiándolos sin escrúpulos, sabiendo o asumiendo que estos rojos, impregnados de una pasmosa sensibilidad y siendo consecuentes con el amor de clase, se abstendría del contraataque directo contra los peones amarillos.

El Rey Rojo, consciente de las dificultades complejas y difíciles no se amilana, por el contrario, dejando a un lado a sus piezas principales (burocratizadas en una buena parte), asume en primer lugar la defensa de sus peones y los llama a la organización para la contraofensiva, éstos se perfilan y se anotan las victorias seguidas: Congreso y de la Patria de la Patria, los bonos con subsidios directos, Constituyente y demás elecciones y precios acordados con salario petrisados para el acuerdo nacional; los amarillos, sabiendo de lo acertado que fue el haberles dado protagonismo y recompensa a sus peones amarillos los mantiene como punta de lanza, estos, confiados y dispuestos a dar el todo por el todo, pensando en sus reales recompensas, atacan con las herramientas que mejor les ha servido para neutralizar hasta aniquilar a los peones rojos, los ataques que permiten derribar cualquier barricada o resistencia, los alimentos y las medicinas, mientras, los grandes y el Rey amarillo invisible, espera su oportunidad para la jugada maestra que habría de llevarlo al mate definitivo.

Lo demás está por verse.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 533 veces.



Gustavo C Vásquez


Visite el perfil de Gustavo C Vásquez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a271023.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO