Respaldo/Despaldo

Los venezolanos tenemos los casos límite contradictorios, y hay más de 8 millones, rápido/despacio, respaldo/rechazo, respaldo/despaldo, son apenas algunos de ellos, asina, inventamos/erramos de los aspectos límite antagónicos de la literatura védica upanishad, ser/noser. Los extremos peligrosos georgebushianos aterradores excluyentes son de Aristóteles, con su famoso principio del tercio excluso disyuntivo, asín el tercio incluso conjuntivo estagirita, entre los casos límite contradictorios, que emerge de exceso/defecto en que hay un medio, y ese medio es el tercio incluso, lo dijo el famoso griego de Estagira, pero que no lo desarrolló, y cómo se hubiera ahorrado la humanidad tanta miseria, como la voladura de las torres gemelas 2002, por presunción indiciaria al presidente de los EEUU, que abrió la cacería brujana pepemujicaina, con la georgebushiana manifestación famosa e impúdica expresión trujana: "O estás conmigo o estas con mi enemigo", que tuvo su aplicación en Irak y la tenencia de armas de destrucción masiva/no tenencia de armas de destrucción masiva. Y si se hubiese desarrollado por todos los tiempos la manifestación misma aristotélica del tercio incluso conjuntivo, no estuviera predominando uno de los aspectos de los casos límite contradictorios, imponiéndose uno de los extremos disyuntivos del filósofo, pupilo de Sócrates y compañero de estudio y compadre de pupitre de Platón, dejándose de lado como lo hemos vivido, la dinámica de grupos villaverdeiana, el torbellino de ideas, en los aspectos límbicos antagónicos, consciencia/inconsciencia, rompiéndose el equilibrio de contrarios dialógico pacífico diplomático, con resultados catastróficos extremistas, "del estás conmigo o estás con mi enemigo". Si se hubiese desarrollado por todos los tiempos la manifestación misma aristotélica del tercio incluso conjuntivo, no existirían los repartos límite repugnantes, respaldo/rechazo, respaldo/despaldo, que se intensifica con el homicidio calificado en grado de frustración con el magnicidio al presidente de los venezolanos Nicolás Maduro. Pepe Mujica, con su retórica propia onagra y de onagro Almagro, dijo: "Que no se desate una cacería de brujas con el frustrado magnicidio al Presidente Maduro." Es que los inductivos extremismos aristotélicos algún día desaparecerán, con el manifiesto del tercio incluso estagirita. Pero la paradójica absurdidad romana jurisprudencial, expresa, conocimiento de las cosas divinas/conocimiento de las cosas humanas, ciencia de lo justo/ciencia de lo injusto, consentimiento/noconsentimiento, necesidad/nonecesidad, costumbre/nocostumbre, creación constitutiva afirmativa de la modernidad ilustrada originaria jurisprudente latina, ahí está la diagonal teoremática pitagórica (/), la optimalidad ortogonal samosiana, con todas las características de la dialéctica heraclitoiana, hegeliana, marxista. Con fundamento en la contradicción, la verdad profunda cortazariana, la verdad andarina golondrina ramossucreiana, método dialéctico socrático, todo lo cual es contenido que contiene el continente espacio muestral sombrío, la optimalidad ortogonal pitagórica, y especialmente la característica atributiva propia, equilibrio dinámico diplomático pacífico justo dialógico maduroiano innegable, conocido por todos/desconocido por el presidente, en ventana johariiana ciega de la penumbra gris whitmaniana.

Si el tercio incluso aristotélico es la corrección del comportamiento humano, ha de dejar atrás las milenarias extremidades excluyentes disyuntivas, "estás conmigo o estás con mi enemigo", georgebushiana aterradora excluyente de las torres gemelas de 2001 de los EEUU, entonces sea dicho: ¡Al carajo el tercio excluso aristotélico disyuntivo! Y sea dicho: ¡Bienvenido el tercio incluso conjuntivo estagirita para siempre! ¡Bienvenida la nueva sociedad diplomática dinámica equilibrada justa pacífica dialógica maduroiana en el mundo y en Latinoamérica con respaldo/despaldo en el PETRO, entre economía venezolana antes del 20/08/2018/economía venezolana después del 20/08/2018, entre dolarización/petrolarización, y el equilibrio dinámico perfecto, con unidad y lucha de contrarios en eterna noria notoria sinusoidal, ahí, en el tercio incluso aristotélico, el PETRO, optimalidad ortogonal pitagórica de los acontecimientos en pleno desarrollo waltermartineziano, difícil de percibir y de aprehender por la mente humana, ese movimiento real de la historia, ludovicosilvaiana en atalaya de 1981!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 399 veces.



Miguel Homero Balza Lima


Visite el perfil de Miguel Homero Balza Lima para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Homero Balza Lima

Miguel Homero Balza Lima

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a268005.htmlCd0NV CAC = Y co = US