Paz en clave de Sí

Tratándose de pueblos y de cantos, vale cambiar el “No a la guerra” por el “Sí a la paz”. Porque la paz es mantra y bálsamo, y canto y esperanza...

Muy pocos en América conocemos los cantos de paz del pueblo iraquí, los cantos con los que enfrentan la cotidianidad del alma y la fe en días mejores. Ningún sello disquero de los establecidos en este nuevo viejo mundo se ocupó siquiera de comercializarlos de cara a un público ávido de conocimiento musical ó de una audiencia americana  que tiene sus raíces en esa zona del mundo hecha hoy de sangre y fuego. Una historia intensa nos enlaza. Está ahí. Reclama.

De igual manera es probable que en Irak no se conozcan los cantos de paz de los pueblos americanos, porque puede ser también que una barrera impida su llegada.

Pero hay cantos de paz de lado y lado. Y hoy es de vida ó muerte apuntalarnos la conciencia con ellos, desdibujar cohetes y juntar las manos como enseñó Jesús, por la vida.

En positivo

Hasta para la guerra hay que ser asertivo. Millones de almas durante estas semanas han marchado por las calles de todo el mundo coreando “No a la guerra”, y, ciertamente de tanto mencionar el No, terminamos por ahí. Un grupo de jóvenes españoles ha propuesto que el grito sea cambiado por “Sí a la paz”; de esta forma la palabra paz será mantra efectivo en los aires del mundo.

Lo cierto es que los cantores populares latinoamericanos de alguna manera han preferido el sí, el signo positivo, a la hora de componer. “Quién dijo que todo está perdido? Yo vengo a ofrecer mi corazón”, así, sencilla y solidariamente Rodolfo (Fito) Páez encaró su compromiso con el mundo. Y no sólo él. “Sólo le pido a Dios que la guerra no me sea indiferente/ es un monstruo grande y pisa fuerte toda la pobre inocencia de la gente”. Y esto lo enarbola León Gieco desde hace muchos, pero muchos años en todos los escenarios del mundo, con guerra, ó sin ella. Justo es decir que el movimiento argentino nucleado en torno a una canción con sentido y con conciencia, es uno de los de mayor impacto en la geografía mundial. Fito, Víctor Heredia, Gieco, Atahualpa Yupanqui, Jairo, Cabral, Cortéz, Piero, Charly García, Mercedes Sosa y hasta la Sole conforman una constelación de brillo perenne, de tanto conocer las botas y el dolor.

Antes que ellos un cantor maravilloso, Víctor Jara, asesinado en Chile en 1973, dedicó estrofas extraordinarias al tema.” Líbranos del aquél que nos domina, en la miseria / tráenos tu reino de justicia e igualdad...  hoy es el tiempo que puede ser mañana”. Violeta, la de Chile puso siempre aroma en la esperanza: “Gracias a la vida, que me ha dado tanto... / y el canto de todos que es el mismo canto, que es mi propio canto...”

Unían así en tiempos de otra guerra adelantada por Estados Unidos  su voz a las de otros cantores y poetas, incluso norteamericanos. “El derecho de vivir, poeta Ho Chi Min... el derecho de vivir en paz”. Joan Báez, Pete Seeger, el Quilapayún de entonces, el Inti Illimani,...

En  Cuba Noel Nicola, Pablo Milanés y Silvio Rodríguez elevaban con la armonía de Sindo Garay y el montuno de Bayamo la creatividad de un pueblo que de guerras sabe. Todo resumido en el canto de Pablo “Pobre del cantor que no se plante, y siga hacia delante, con más canto y más vida...”

En Venezuela Alí se volvió voz por la paz siempre. “La patria es el hombre” resume la filosofía del paraguanero, y, de alguna forma, la filosofía del venezolano. Luis Mariano Rivera, Otilio Galíndez, Luis Laguna, Jesús Rosas Marcano, Miguel Ordóñez... Cuánto honor tiene la patria con sus versos.

A lo caribeño

Los cantos por la paz adquieren en Latinoamérica tantas formas como ritmos hay.

Dominicana, a punta de merengue ha hecho sentir su peso pacífico  “No queremos más héroes que mueran por la paz” sentencia José Antonio Rodríguez  orquestado por Wilfrido Vargas mientras Juan Luis Guerra, verseando, dice lo mismo a su manera: “Ojalá que llueva café en el campo/ pa que to’s los niños oigan este canto...”

Puerto Rico, desde los tiempos duros de Pedro Flores y Rafael Hernández, y aún antes, como ahora también, canta a la paz. Los poetas y cantores del único país no independiente todavía en América desgranan versos y riegan con cantos su certeza “No importa el tirano te trate con negra maldad... preciosa te llaman los hijos de la libertad”.  Andrés Jiménez “el jíbaro”, Roy Brown, Antonio Cabán Vale “el topo”, Zoraida Santiago, Danny Rivera, Lucecita Benítez, Andy Montañéz

Y muchos más  mantienen la herencia de Pedro Ortiz Dávila, Daniel Santos y Tito Rodríguez, entre otros.

Colombia, Nicaragua, Haití, Brasil, El Uruguay de Viglietti y Rubén Rada... no hay pueblo en América que no cante cantos de paz. Son más fuertes, profundos y sensibles que los cantos agoreros que sólo muestran fango sin prever el lirio... ö como dice Rubén Blades: “A la hora de la verdad de qué color es tu mentira”, ó como dice Willie “El grande sólo es grande para aquél que se arrodilla”...

Y para qué decir que Joan Manuel Serrat, Paco Ibáñez, Víctor Manuel, Luis Eduardo Aute. Ana Belén, Joaquín Sabina... son defensa hispana contra el oprobio de la guerra. Y en estos tiempos su voz se deja sentir más. Y con más fuerza.

La tarea

No es la defensa de uno ni de otro gobernante. Es la defensa de uno y otro pueblo. Sufre tanto la madre del joven soldado enviado desde Estados Unidos, como la madre del joven soldado atrincherado en Bagdad.

Una vez cantó Silvio Rodríguez su deseo de cambiar cada cuerda por un saco de balas, cuando conoció lo que había ocurrido en Santiago de Chile.

¿Valdrá cambiar los sacos de balas por cuerdas en esta hora?
¿Valdrá que llenemos las almas y los campos con la palabra paz?
¿Valdrá en este momento, de Andrés Bello “La oración por todos?”
¿Valdrá el canto de los niños? En paz queremos crecer...
¿Valdrán los poemas urgentes de Pablo Mora, y las cartas de Saramago y García Márquez?
No conocemos los cantos iraquies por la paz. Pero conocemos los nuestros. Y esos, hay que cantarlos. Urge.

lilrodriguez@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2814 veces.



Lil Rodriguez

Periodista. Defensora de los valores culturales venezolanos y latinoamericanos.

 lilrodriguez@cantv.net      @lildelvalle

Visite el perfil de Lil Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Lil Rodríguez

Lil Rodríguez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas