El Gobernador del Zulia Manuel Rosales: golpista y secesionista


Uno de los más nefastos personajes de la política venezolana lo es, sin dudas, el actual gobernador del Estado Zulia Manuel Rosales. Con su cultura adeca a cuestas, todos los vicios y miserias humanas acumuladas en 40 años de desgobiernos, de entreguismo patrio y de nuestras riquezas naturales, es actor fundamental de ese mundo sórdido que se niega a morir.

¿Qué venezolano no recuerda aquella figura infame de Manuel Rosales firmando, en canallesca actitud y traición al pueblo venezolano, el 12 de abril, durante el golpe de Estado, el acta que disolvía los poderes públicos, eliminaba la Constitución Bolivariana y legitimaba la usurpación, el autoritarismo y la naciente dictadura fascista?

Fue el único gobernador venezolano que se atrevió a hacerlo, ni siquiera una basura como el gobernador Enrique Mendoza, metido hasta los teque teques en el golpe, lo hizo, Rosales sí, porque él tenía que exhibir de manera pública y notoria su naturaleza golpista, porque entre sus planes estaban –y también entre los del golpismo efímeramente triunfante aquel 11 de abril de 2002– la entrega del Zulia a las transnacionales, con todo y petróleo, con todo y habitantes, y fracturar, de ser necesario, al Zulia de Venezuela, viejo proyecto acariciado por el imperialismo, por las transnacionales petroleras como la Exxon, por ejemplo. Un mini país con Falcón anexado y el Norte de Santander colombiano.

Y de nuevo, cuando el pueblo bolivariano, con su conductor fundamental, Hugo Chávez, acaban de producirle una cadena de derrotas al golpismo, desde el paro petrolero hasta la reactivación de la industria, el freno a la fuga de divisas con el control de cambios, el despido de la gentuza del petróleo –conspiradores, saboteadores, terroristas y traidores a patria– de Pdvsa, estimuló la fractura de la Coordinadora Demoníaca, viene Rosales nuevamente a tratar de dar un golpe, incluyendo la posibilidad del magnicidio, del asesinato del presidente Chávez.

Por supuesto, Manuel Rosales no está solo en su aventura golpista, lo acompañan sectores politiqueros de los viejos y defenestrados partidos como COPEI, funestos personajes como Oswaldo Alvarez Paz, adalid del separatismo, igualmente sectores poderosos de la oligarquía regional de Fedecámaras y de ese antro de hienas que es la federación de ganaderos que dirige el también golpista Betancourt, formador de los grupos paramilitares y de sicarios que han asesinado casi una veintena de líderes agrarios revolucionarios y, por supuesto, su partido sentimental, Acción Democrática.

En ese marco hay que señalar que a finales de la semana que terminó el domingo 16 de marzo, se detectó al parecer un nuevo plan conspirativo con miras al derrocamiento del presidente. Señala una información que publicó “Aporrea” por internet, que “El proyecto de asonada, por el cual son investigados tres comandantes de batallón pertenecientes al Ejército y uno de la Guardia Nacional, no descartaba el magnicidio, acción que los complotados, que cuentan con apoyo financiero y político del gobierno adeco de Manuel Rosales y demás sectores terroristas y golpistas que han establecido un enclave en esta región desde antes de abril de 2002, cumplirían el 25 de este mes de marzo durante la visita prevista por el jefe del Estado para hacer entrega de viviendas y títulos de posesión a solicitantes de tierras urbanas y rurales en Maracaibo y otros municipios del Estado”.

El Informe de “Aporrea” continúa señalando que: “El Batallón de Infantería de Reserva Número 2, (BIR N° 2 ) el Grupo de Artillería Freytes, y el Grupo de Defensa Antiaérea, (GAOA), así como el Destacamento de Vigilancia Costera 903 de la Guardia Nacional, donde la inteligencia militar y las altas autoridades castrenses evalúan la presunta conducta anticonstitucional de sus comandantes y la eventual incidencia de ella en el ánimo y la lealtad de sus subordinados para con la patria y el pueblo venezolano”.

Todos recordarán que el presidente Chávez en su alocución del pasado domingo 16 de marzo, en “Aló Presidente”, se refirió a que estaba en marcha un golpe de Estado, dejando entrever que éste había sido debelado. Igualmente, el periodista Miguel Salazar, por lo regular muy bien informado, dijo en una entrevista por el programa “En Confianza”, hace unas dos semanas, que se estaba gestando un nuevo golpe de Estado. Pues bien, el Informe de “Aporrea” da más detalles de la asonada golpista que encabeza en el Zulia el gobernador Manuel Rosales.

“Las maniobras para derrocar el gobierno constitucional se iniciarían en una primera etapa, el sábado 15 de marzo y concluirían el sábado 22. Durante este período, que llamarían "semana 0" los sediciosos promoverían el desabastecimiento de alimentos, el sabotaje de los servicios públicos, principalmente la paralización del transporte colectivo en los 21 municipios de la región, patrocinada por los alcaldes de la oposición, así como la de los demás elementos de la infraestructura estratégica de la región, como agua, electricidad y teléfonos. Posteriormente, vendría una segunda etapa, el 25 de marzo, fecha en que se cree, el presidente Chávez visitará el Zulia para entregar tierras y viviendas”.

“Ese día, luego de una cadena de radio y televisión en la que el gobernador Rosales –que se mantiene en contacto con Carlos Andrés Pérez en República Dominicana y La Florida– declararía persona no grata y enemigo del Zulia al presidente constitucional Hugo Chávez Frías, de seguidas los cuatro comandantes de las unidades ya citadas se alzarían para liquidarlo físicamente o en su defecto lo defenestrarían y detendrían luego del regreso del avión presidencial a la base de la FAV en La Carlota. Los golpistas se jugarían dos cartas: la primera de ellas, colocar a Rosales como presidente provisional de Venezuela o separar al Zulia del territorio nacional, con lo cual, el mandatario adeco y líder del partido regional “Un Nuevo Tiempo”, con el apoyo del Consejo Legislativo Regional, el cual controla, el cual le daría piso jurídico con una declaratoria de autonomía regional, (El Zulia Libre) asumiría como presidente del Estado.”

Continúa el Informe de “Aporrea”, aportando delicados y comprometedores datos que develan el golpe urdido por el Gobernador Rosales y sus secuaces.

“A la par de estos acontecimientos, elementos del Destacamento Costero de la Guardia Nacional, secundados por tripulaciones de yates propiedad de los ricos de la oposición, en una acción de sabotaje similar a la que realizaron durante los primeros días del petrogolpe en el lago de Maracaibo con el tanquero Pilín León, bloquearían el canal de navegación del lago de Maracaibo para paralizar el tráfico de barcos mercantes y petroleros.

“El Batallón de Infantería de Reserva tomaría el puente sobre el lago, controlado por el gobernador Rosales a través de un instituto autónomo, cuya directora es amiga muy cercana del jefe de la unidad militar arriba mencionada. Desde el cuartel El Libertador, el Grupo de Artillería Freytes y el grupo de Defensa Antiaérea enfrentarían a fuerzas leales a la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela”.

Sigue el Informe de “Aporrea” aportando graves informaciones de la magnitud del golpe organizado y dirigido presuntamente por el Gobernador Rosales.

“A estas acciones también se sumarían contingentes de la Policía Regional adscrita a la Gobernación, las policías de 20 municipios, Cadipro, que agrupa a las empresas de vigilancia privada, que totalizan 117 hombres armados, que hacen parte de la reserva nacional y son entrenados por el Batallón BIR N° 2, la Disip y el Destacamento de Apoyo Aéreo de la Guardia Nacional, situada en el aeropuerto Internacional La Chinita de Maracaibo. Sobre esta unidad, de la cual formó parte, tiene gran ascendencia el comandante de la Policía del Zulia, que es un coronel de la GN. Dentro del plan conspirativo, tal agrupación sería utilizada para neutralizar la Base Aérea Rafael Urdaneta (BARU) de la FAV, también ubicada en este aeropuerto, que en estos momentos cuenta con escasos medios de combate”.

El BIR N° 2 como unidad de reserva cuenta con una alta capacidad de fuego, hecho que le confiere supremacía militar al cuartel El Libertador donde tienen sus sedes.

Uno de los oficiales presuntamente golpistas en el Destacamento Costero 903, es cuñado de la esposa del gobernador Manuel Rosales.

“En la parte de inteligencia y operaciones de este plan aparecen dos figuras tenebrosas de la policía política, Disip, durante el gobierno de los presidentes Lusinchi y Carlos Andrés Pérez: el ex comisario Henry López Sisco, quien asesora el gobernador Rosales en políticas anti secuestro –delito que se ha incrementado en el Zulia en los últimos meses– y el comisario Mazuco, Secretario para Asuntos de Policía del Zulia, quien formó parte como explosivista de la escolta de Carlos Andrés Pérez durante su segundo mandato. De la Dirección de Inteligencia Militar en el Zulia también hay aprehensión con respecto a su lealtad a la Constitución”.

Para impedir el acceso a Maracaibo de tropas leales provenientes de otras guarniciones del país, no se descartaba dañar el puente sobre el lago.

Continúa abundando en información extremadamente delicada el Informe puesto a circular por “Aporrea”, así se señala el hecho de que el gobernador trasladara remesas de dinero a los golpistas, incluso dentro de unidades militares y a jefes de los mismos.

“Se procesa información, según la cual, el gobernador Rosales habría erogado entre diciembre del año pasado y enero de 2003 aproximadamente dos millardos de bolívares en actividades golpistas, incluidos regalos a diferentes comandantes de unidades militares en el Zulia, entre éstos, el Batallón de Reserva de Infantería de Reserva No 2 cuyo jefe fue denunciado por presunta malversación de fondos públicos confiados a su administración.

El plan golpista fue detectado a raíz de una denuncia sobre corrupción administrativa interpuesta por un oficial en contra del comandante del batallón BIR 2. Se trata de un desfalco a un batallón que tiene 410 reservistas y facturan como si allí vivieran y comieran 12 mil 500 efectivos’, aseveró el vocero. Por haber denunciado tales manejos cuatro capitanes fueron expulsados de la unidad.”

“Advirtió que se trata de un plan divisionista (secesionista) que viene propiciando Manuel Rosales a quien el maestro de ceremonias de la Gobernación, ha presentado en algunos actos públicos, como “el Presidente de la República del Zulia.” Esto ocurrió en Sierra Maestra, al sur de Maracaibo, cuando el gobernador inauguraba un ambulatorio.”



¿Qué tal? ¿Es o no una meta fundamental del pueblo zuliano sacar de la Gobernación a individuo que es su enemigo y conspira contra él y la nación?(20-03-03) caracola@cantv.net. / ww.trincherasdeideas





Esta nota ha sido leída aproximadamente 6725 veces.



Humberto Gómez García

Director de la revista Caracola. Pertenece al Movimiento de Medios Alternativos y Comunitarios (MoMAC). revistacaracola.com.ve

 humbertocaracola@gmail.com      @hgcaracola

Visite el perfil de Humberto Gómez García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a2661.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO