Loco con piedra/Piedra con loco

Hay más 8 millones de casos límite contradictorios en un mundo plagado de contradicciones, y de sucesiones armónicas simultáneas contrarias instantáneas: semántica/sintaxis, sustancia/forma, paradigma/sintagma, loco con piedra/piedra con loco, quiasmo alexismarquezrodrigueziano metafórico, apenas algunos de ellos. El hombre, ser que choca dos veces con la misma piedra, y muerde la mano a quien le da el pan. Cada loco con su tema. Asina, María del Carmen, la vecina de Rosa María, de calle Alegría, San Carlos-Cojedes, en días de carnaval salía a pleno sol a plazas, mojábanla, cambiábase, salía, mojábanla, cambiábase...eterna noria notoria, María del Carmen Carnestolendas. Dicho averiguado cervantino psicológico freudiano: "Estrujamiento de problema es terapia, llevado por salvación del paciente." Con quizás/sin quizás, en tercio incluso aristotélico, Freud habríase sumergido en prólogo de segunda parte del Quijote: "Había en Córdoba otro loco, que tenía por costumbre de traer encima de la cabeza un pedazo de losa de mármol o un canto no muy liviano, y en topando algún perro descuidado, se le ponía junto y a plomo dejaba caer sobre él el peso. Amohinábase el perro y, dando ladridos y aullidos, no paraba en tres calles. Sucedió, pues, que entre los perros que descargó la carga fue uno un perro de un bonetero, a quien quería mucho su dueño. Bajó el canto, diole en la cabeza, alzó el grito el molido perro, violo y sintiólo su amo, asió de una vara de medir y salió al loco y no le dejó hueso sano; y cada palo que le daba decía: «Perro ladrón, ¿a mi podenco? ¿No viste, cruel, que era podenco mi perro?». Y repitiéndole el nombre de podenco muchas veces, envió al loco hecho una alheña. Escarmentó el loco y retiróse, y en más de un mes no salió a la plaza; al cabo del cual tiempo volvió con su invención y con más carga. Llegábase donde estaba el perro, y mirándole muy bien de hito en hito, y sin querer ni atreverse a descargar la piedra, decía: «Este es podenco: ¡guarda!». En efeto, todos cuantos perros topaba, aunque fuesen alanos o gozques, decía que eran podencos, y, así, no soltó más el canto. Quizá de esta suerte le podrá acontecer a este historiador, que no se atreverá a soltar más la presa de su ingenio en libros que, en siendo malos, son más duros que las peñas." Asín, con digresión/sin digresión, de este relato del segundo prólogo del ingenioso hidalgo, surgen casos límite contradictorios, loco con piedra/piedra con loco, en que loco con piedra en la cabeza, salía a buscar perros, parecido símil de razón, no pelaba blanco cabezal animal, tiende a tercio incluso aristotélico, del que trasciende piedra en la cabeza con loco, que no de otra suerte que como cuando pragmática hecha realidad, de que la letra con sangre entra. La palabra labra a macha martillo, espíritu/materia, diluida en apotegma bíblico podenco bonetero: "Pegadle, gritadle, mas no insultadle." Así, se han de enderezar definiciones, ideas, conceptos en los aspectos límbico antípodos absurdos, lóbulo temporal/lóbulo frontal, a tiempo que en entorno físico/entorno lingüístico ocurren cambios. Tal, la guerra de precios en Venezuela por el cerco económico, comercial, financiero, monetaria, yanqui go home. Idem, ocúrrele a equilibrio ecológico, por influencia de calentamiento climático, de primera perola clorofluorcarbonada pandoraiana capitalista, que yanqui go home trumpiano trampea, surgiendo casos límite contradictorios, sustentable/nosustentable. Por lo que hay que estar mosca, pues por fuerza de guerra comunicacional propagandística imperial, nos han obligado a cambiar como el loco del cuento ut supra, piedra con loco, y que por trancazos nos han dominado tanto menos, mas, tanto más por ignaros, paráfrasis libre del Libertador, pues puebloilustrao puebloalzao puebloavanzao, enseña, a buen seguro, derrota del imperialismo en territorio de Guicaipuro, Bolívar y Chávez. La terapia, en loco de la piedra, antes y después del perro podenco, trae consigo que hay que estrujar asunto con vara de medir medido en cabeza, tronco y extremidades, endenantes loco con piedra, sin alheña/con alheña, alma/cuerpo, zanahoria/palo, endespués loco hecho leña, ábransele ojos yertos, y, de hito en hito, atender añagaza asechanza engañifa capital imperialista, y, reparar ironía cervantina perdida: látigo de contrarrevolución, vara de medir bonetero de podenco amohinado, y, oír grito perruno podenco poderoso revolucionario, y, advertir duro generador libresco ingenioso guiador socialista bolivariano chavista, hacia nuevas conceptualidades. Eterna noria notoria.

Si casos límite contradictorios, loco con piedra/piedra con loco, entes limite encontrados definidos pascalianos, definen revolución definida. Entonces, sea vara de medir de bonetero dueño de podenco amohinado, látigo contrarrevolucionario, pregón orate grito perruno revolucionario, duro generador irónico libresco ingenioso cervantino, guión socialista cristiano quijotesco bolivariano chavista, majadería mundial contagiosa, optimalidad ortogonal pitagórico de exceso/defecto estagirita, tercio incluso aristotélico al que tiende loco con piedra y del que trasciende piedra con loco. Tal, Aquiles/tortuga.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 745 veces.



Miguel Homero Balza Lima


Visite el perfil de Miguel Homero Balza Lima para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Homero Balza Lima

Miguel Homero Balza Lima

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a265325.htmlCd0NV CAC = Y co = US