Maduro, la industria petroquímica sigue paralizada…

Es algo increíble lo que allí sucede, con el agravante de que no olvidamos que usted a comienzos del pasado año tomó nota de la grave situación por la que atravesaba y esta es hora que todo allí permanece igual, el desastre ha sido de tal magnitud, que hoy la empresa más allá de avanzar en la búsqueda de las soluciones a sus problemas, éstos, por el contrario, se ha agravado aún más…!!!

Las irregularidades que han sido puestas al descubierto por las investigaciones en Pequiven que viene adelantando la Fiscalía General de la República y que su máximo jefe, el Dr.Tarek William Saab, las dio a conocer al país por el canal VTV el pasado jueves 14 de los corrientes, nos invita a alertar al Gobierno Nacional en la persona de su presidente, para que abra los ojos y le ponga una gran lupa a esa empresa, pues no solamente es, quizás, una de las de mayor envergadura que tiene en sus manos el Estado, ya que es la que produce la materia prima para que operen cientos miles de otras empresas grandes, medianas, pequeñas y muy pequeñitas del tipo artesanal, a todo lo largo y ancho del país, como lo son, a título de ejemplo, las oleafinas y resinas plásticas; urea, sulfato de Amonio entre otros fertilizantes; clorados, el polipropileno y el polietileno, requerido todo ello para la elaboración de hilo sintético, pinturas, recipientes para mil usos, componentes para las industrias eléctrica y automotriz , la fabricación de empaques de todo tipo, guantes, cauchos, etcétera, etcétera, a la fecha y desde ya hace muchos meses se encuentran en su gran mayoría paradas y otras, muy pocas, que venían trabajando a media máquina, dado que aún mantenían en stock algo de esa materia prima, estuvieron funcionando hasta hace algo más dos meses, pero ya tuvieron que detener sus actividades…

El deterioro de Pequiven, según sus propios trabajadores que venían alertando desde hacía meses a la gerencia sobre las irregularidades inexplicables en el suministro de gas y otros hidrocarburos a la planta, así como a la falta de repuestos y piezas para su compleja y enorme maquinaria, alegando siempre esa gerencia que la responsable de ello eran las altas instancias de PDVSA y de allí no se pasaba, pues nada de eso se planteaba como asunto grave que había que solucionarlo y todo se dejaba al garete. Pequiven literalmente venía funcionando muy mal, su deterioro se hacía evidente cada día, sus trabajadores de manos caídas y de eso, ni mención alguna se hacía en las más altas instancias de Miraflores…

Es bueno recordarle a los lectores que nuestra industria petroquímica está concentrada en lo que hoy se denomina Corporación Petroquímica de Venezuela y bajo su directriz operan los tres Complejos Petroquímicos de El Tablazo, Morón y Jóse, los que, conjuntamente con las empresas mixtas y de producción social, deberían estar en capacidad de ofrecer a los mercados nacionales e internacionales, como por años lo venían haciendo, algo más de 40 productos petroquímicos y eso a la presente fecha no está ocurriendo y la única explicación de esa situación grave es, -sencillamente- la ineficacia y la corrupción, diríamos a todos los niveles del complejo, porque es imposible que haya alguna otra explicación para que esa gran industria del país haya caído en el foso y que ello no haya sido detectado a tiempo…

Ese desastre en que se encuentra la industria Petroquímica por supuesto que tiene sus directos responsables en sus altas y medias gerencias, pero, -caramba- también ha habido demasiada irresponsabilidad de los trabajadores y, sobre todo, de los dirigentes sindicales que optaron por hacerse de oídos sordos ante la situación del deterioro in crescendo de la industria y que, no obstante los llamados persistentes del alto gobierno en boca del propio Presidente Maduro a los trabajadores a denunciar sin temores de ninguna naturaleza todo aquello que no anduviera bien, se hicieron los suecos. Igualmente no deja de preocuparnos que los órganos de fiscalización de las Presidencia de la República, en manos del ministerio de la Secretaría no hayan detectado las evidentes ineficiencias de esa empresa tan importante para el país y que la desidia de unos pocos que resultaron ser grandes corruptos, la han llevado al estado de casi paralización total de sus actividades…

De manera que atendiendo el ruego que nos han hecho voces angustiadas de laboriosos venezolanos que sus emprendimientos de muchos años estén a punto de irse por el despeñadero, pues dependen de la materia prima que produce Pequiven, le hacemos un llamado desesperado al Presidente Maduro para que de inmediato ordene una inspección a esa área industrial tan importante para el país, que hoy se encuentra en el suelo, a objeto de que se rescate a la mayor brevedad, pues ya no es posible esperar más, nos han dicho los afectados…

Que averigüe con gente de su mayor confianza qué diablos han hecho las nuevas autoridades que fueron designadas hace año y medio para rescatarla y que a la fecha no han logrado absolutamente nada. El complejo industrial, en su conjunto, sigue estancado y sin visos de salir de allí, nos informan fuentes bien entendidas que nos piden mantenerlas en reserva, pues nos agregan tener temor de represalias, pues aún permanecen en la empresa, bajo perfil, unos cuantos quinta columnas, a quienes, al parecer, según rumores muy insistentes, los apadrinan gente que se dice rodilla en tierra con la Revolución y que no son otra cosa que grandes rufianes…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1373 veces.



Iván Oliver Rugeles


Visite el perfil de Iván Oliver Rugeles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Iván Oliver Rugeles

Iván Oliver Rugeles

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a265199.htmlCd0NV CAC = Y co = US