¿Qué tienen que ver las elecciones con la yuca…?

"La paciencia no es la habilidad de esperar sino la habilidad de mantener una buena actitud mientras esperas"

REFRAN

Empecé a recoger la prensa escrita que tenía sobre la mesa apenas vi que Anacleto llegaba. ¡Venía con una cara! Se le notaba el disgusto a leguas. No había terminado de sentarse, cuando ya se escuchaba su potente voz. "Camarita, ¿qué tienen que ver los productos del campo con el aumento del dólar? Acabo de pasar tremenda rabieta discutiendo con un vendedor de verduras, al que le pregunté la razón del desmedido aumento de sus precios. El muy sinvergüenza me respondió que era por culpa de la subida del dólar paralelo. Entonces le pregunté que diablos tenía que ver una cosa con la otra y me argumentó lo del aumento de los fertilizantes. Eso me terminó de reventar el ánimo. Es decir que la yuca, a la que sólo hay que sembrar y echarle agua para cultivarla, sin muchos malabarismos, como lo hacían nuestros ancestros, ahora hay que echarle cuanta vaina loca se les ocurra para justificar el aumento de su costo de producción, según él. No te digo yo… Ah, y eso cuesta en ‘dólares’, que tienen que adquirir en el mercado paralelo, porque el gobierno no te da para ese tipo de cultivo. La verdad verdadera de esto es que la Asamblea Nacional Constituyente adelantó las presidenciales para finales de abril y la oposición, que se la pasó todo el año pasado pidiendo adelanto de elecciones, anda aterrorizada porque al fin parece haberse dado cuenta de que no tiene pueblo que le acompañe. Con su guerra continuada a nuestra economía, poniendo al pueblo a pasar hambre por no darle su voto, pensaba lograr un estallido social que sacara a Nicolás de la presidencia. Bueno, como acuerdo de la mesa de diálogo que su lleva a cabo en República Dominicana estaba el punto del adelanto de las presidenciales. Así que la ANC, con el poder que goza, decidió que se podía cumplir con esa solicitud y pidió al poder electoral, el CNE, que convocara a elecciones presidenciales adelantadas para antes que finalice el primer cuatrimestre de este año. Asi que para la canalla oligárquica y cipaya criolla, el aumento de los productos alimenticios de la cesta básica no podía seguir como lo venían haciendo: pausada pero diariamente, por lo que lo empezaron a hacer descaradamente. La yuca es un tubérculo de fácil cultivo y hasta hace poco costaba dos mil quinientos bolívares el kilo y de la noche a la mañana paso a costar entre veinte y veinticinco mil, la cebolla mas de ciento cincuenta, el tomate ni hablar. Es decir, todo aquello que sirva al pueblo a precio de producción nacional, había y hay que subirlo para lograr su malestar. El pueblo, camarita, se pregunta cuando el gobierno pondrá mano dura a la especulación y meterá en cintura a los hambreadores del pueblo. El pueblo ve y escucha a los de la MUD chillando y se pregunta: ¿Será que la yuca les salió callosa?"

Nuevamente Anacleto puso el dedo en la llaga. El pueblo, en gran parte, está arrecho por el aumento desmedido de los precios de los productos, tanto de la cesta básica y aseo personal, como de vestir. La oposición, si es que así puede llamarse en Venezuela, no cesa en su empeño en castigar al noble y bravo pueblo venezolano por no acompañar sus ambiciones y no ceder en la defensa de todos los beneficios logrados durante los años de revolución. Parece estar generalizada la opinión de un viejo conocido opositor que me confesó que les entraba un fresquito cada vez que escuchaban el lamento del pueblo, porque "si no nos quieren, que se jodan". Al preguntarle si lo del trino de Freddy a los comerciantes, para que aumentaran los precios todos los jueves, era cierto y/o parte de un plan, su respuesta fue: "¿Qué crees tú? ¿Se ha cumplido o no?"

La guerra a la economía venezolana nunca había tenido los matices de hoy en día pero siempre ha existido. Es parte de lo que los nuevos movimientos "de orden mundial" denominan "los golpes suaves", porque a pesar de no ser con cañones, balas ni bombas, causan un efecto brutal a los pueblos a los que se los aplican. Ya Chávez, el Eterno Comandante, nos había explicado en que consistían y como luchar contra ellos. Es por eso que guiones de "escasez", "desabastecimiento" y "carestía" se han podido desmontar con la verdad que no es otra que "acaparamiento" y "especulación", entre otras características de esas acciones desestabilizantes. En Maracaibo el nuevo Gobierno Regional, con Omar Prieto a la cabeza, ha obtenido algunos logros en la incautación de productos escondidos y acaparados, tanto del ámbito alimenticio como de uso automotriz, tal y como lo prometió.

Muchos migraron del plátano a la yuca por sus cualidades, siempre menospreciadas por los que "habían mejorado su status", como son: mejorar la circulación de la sangre, apenas si tiene grasa, aporta mucha energía, es de fácil digestión, mejora los casos de ácido úrico y de gota, mejora nuestras defensas, es beneficiosa durante el embarazo, lactancia y etapas de crecimiento por su contenido en ácido fólico (B9), previene y combate la anemia ferropénica, nos ayuda a mantener unos dientes y huesos fuertes y puede mejorar los casos de hipertensión, entre otras. Por eso es que la canalla criolla trata de sacarla de la mesa del venezolano aumentando su precio descaradamente, al igual que verduras que sirven para combatir la falta de alimentos impuesta por sus deseos malsanos de una explosión social. No es sólo una guerra económica, es una guerra a la economía venezolana para solicitar su tan cacareada "ayuda humanitaria", que no es otra cosa que una intervención extranjera. Recuerden Panamá, Libia, Irak, Siria, Haití, El Salvador y todos los países que la han recibido.

Por eso al preguntar "¿qué tienen que ver las elecciones con la yuca?" es porque nos hemos dado cuenta de que, hasta el producto alimentario de más bajo costo y con menos requisitos para su producción, lo están usando como herramienta política para crear desesperanza, malestar, desazón y rabia, buscando que se convierta en causa de "arrecheras" contra la falta de mano dura del gobierno, al que ellos califican como ineficaz e ineficiente. El gobierno ha ordenado a los empresarios volver a los precios acordados, del mes de diciembre, con éstos rotulados en los empaques respectivos. Pero las verduras frescas no vienen empacadas. Y es que sin importar que tipo de medida sea, "todo lo que hace el gobierno es malo", como subir el salario mínimo, el bono de alimentación, las becas para los estudiantes, los dos millones de viviendas para las familias más necesitadas, los más de tres millones de pensionados, los bonos para los hogares de la patria, para las embarazadas, y pare de contar. ¡Todo es malo!

Después de tantos escollos y dimes y diretes, por fin volverán a la mesa de diálogo en República Dominicana. Esta vez su misión es solicitar que no se adelante el proceso eleccionario presidencial. Hay suficientes evidencias de su llantén durante todo el año pasado para que se adelantara. Ahora no lo desean porque se saben perdidos y su única esperanza es que se haga en diciembre para tener tiempo de seguir jodiendo al pueblo, a ver si éste se equivoca como en el 2015 y les da su voto. Pero si las elecciones son en abril, en julio o en diciembre, los resultados serán los mismos porque el pueblo no los quiere cerca de la silla presidencial que tanto anhelan. Y estén seguros que soplarán nuevos y mejores vientos en el país, con un pueblo mandando y un presidente obedeciendo, aunque no lo parezca. Al parecer, a los cipayos la yuca les salió callosa.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 656 veces.



Luis Semprún Jurado

Profesional, productor audiovisual, co-productor y co-moderador del programa radial El Ojo de la Ciudad en Maracaibo, estado Zulia

 luissemp2003@gmail.com      @luissemp

Visite el perfil de Luis Semprún Jurado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Semprún Jurado

Luis Semprún Jurado

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a258548.htmlCd0NV CAC = Y co = US