El principio de la indeterminaciòn nos lleva al borde del precipicio

Castellanamente hablando, navegamos o andamos por caminos inciertos, no definidos, imprecisos, muy a pesar del proyecto y planes de una República con su Ley Suprema y demás leyes, que establecen con claridad meridiana como debe marchar la economía, la política, lo social, la geopolítica y las relaciones con otros estados y garantizar la democracia, el Estado de Derecho, de Justicia, de libertad, participación, armonía y sana convivencia humana, respeto al derecho ajeno, exigencia de derechos y respeto y obligatoriedad en el cumplimiento de los deberes, además de la pluralidad política, también con acato a la ley suprema y demás leyes, sin impunidad ni anarquía, pues permitir esto es aceptar el caos, la ley del embudo o más fuerte.

Mientras que el ‘’Principio de la Indeterminación o Incertidumbre’’ de Heinsenberg, establece la imposibilidad de que determinados pares de magnitudes físicas observables y complementarias sean conocidas con precisión arbitraria, lo que nos indica que no se pueden determinar, en términos de la física cuántica, simultáneamente y con precisión arbitraria, ciertos pares de variables físicas, como son, la posición y el momento lineal (cantidad de movimiento) de un objeto dado, es decir mientras más certeza se exige para ubicar la posición de una partícula, menos se conoce su momento lineal, y, por tanto su masa y velocidad.

Y matemáticamente hablando, nos encontramos con que, el sistema de ecuaciones lineales que siendo compatibles, posee un número infinito de soluciones, y la compleja Tabla de formas indeterminadas, que nos ubican en exigencias máximas para despejar enigmas. Exigencias, estudio, determinaciones lo más exactas posibles para la solución de problemas evitando que estos se compliquen y por lo tanto las posibles soluciones se convierten en total incertidumbre.

En Economía, Mercadotecnia, y sus estudios estadísticos, de información para referir las variables incontrolables del mercado, clima o fenómenos naturales, acciones ideológicas políticas, clases sociales, ambiente tecnológico, cultural y otros tantos factores que accionan las variables, como la inflación, la distribución, producción y condiciones climatológicas o económicas, sistema monetario, dependencia y factores exteriores que inciden en perturbar la normalidad económica y social de un país, ha sucedido con las intervenciones y destrucciones por acciones bélicas contra países, si no democráticos, por lo menos estables en su economía y desarrollo, caso Irak o Libia, o las afectaciones a Siria por el intervencionismo extranjero y de potencias que siempre pretenden imponer sus directrices económicas y políticas.

Venezuela está amenazada por esas variables incontrolables, hasta cierto punto, otras veces sucede que los gobiernos no toman a tiempo las medidas necesarias para hacer que esas variables, sobre todo de tipo político puedan ser neutralizadas con el peso de las leyes que clarifican lo procedente. Pero omisiones, burocracia, corrupción, impunidad y anarquía se posesionan en contra de la normalidad, entonces todo sucede a la inversa, se cae en la crisis aunados a enfrentamientos de distracción y maniobras dilatorias, que surten su efecto, y no sorprenden, sino que hacen más pesada la carga hasta el punto de llegarse a situaciones sin salidas inmediatas, se cae en un mundo de indecisiones e incertidumbre, que pueden generar graves aconteceres, si a tiempo no se les sale al paso con firmeza y decisión dentro de la legalidad, que en caso de Venezuela, la CRBV prevé y blinda la materia económica en los diferentes elementos convertidos por cierto en fuertes amenazas contra la estabilidad del Estado Nación.

HAGAMOS ABSTRACCIÓN DEL PRINCIPIO CIENTÍFICO CON TODO EL ANÁLISIS QUE PODAMOS PONDERAR Y VAMOS AL GRANO A PISAR SUELO PATRIO A ASUMIR LOS MALES PROVOCADOS POR LAS MÁCULAS DE LA CORRUPCIÓN DE SUS MALOS HIJOS QUE AMPARADOS EN FALSOS LIDERAZGOS HAN VIOLENTADO LAS LEYES DAÑANDO LA MORAL Y LA ÉTICA

Cuando solemos hacer referencias históricas partiendo de orígenes funestos, nunca dejamos de resaltar que la herencia de las rémoras culturales de la Colonia y posteriores movimientos independentistas, liberadores, pero siempre el predominio heredero de grupos o élites negados a trabajar por la indpendencia, soberanía, libertades, justicia, probidad, sana administración de los recursos provenientes de nuestras riquezas naturales, hemos dicho en escritos anteriores que la historia presenta innumerables acciones en contra de la Patria, despojos de extensión geográfica en unos cuantos de miles de kilómetros cuadrados, saben de nuestras riquezas naturales y las envidian, por ello han creado fuertes conflictos, y lamentablemente muchos ‘’venezolanos’’ han dado el brazo a torcer salvo honrosas excepciones, así quedamos con 9l6.050 kilómetros cuadrados y unos cuantos de miles en reclamación, y casi perdidos por la omisión de gobernantes nuestros que se dejaron embaucar y con docilidad facilitaron al enemigo ventajas para apoderarse de importantes fajas de tierra fronteriza, todo en transacciones al margen de las leyes y el amor por la Patria.

Siempre las debilidades y la avaricia por la riqueza fácil ha permitido traiciones a la patria, así que las máculas de la burocracia y la corrupción nos tienen azotados, y con ello se ha permitido a la tradicional y colonial oligarquía colombiana y de otras naciones hermanadas por geografía e historia, que gobernantes mantengan a nuestro país en acechos permanentes, si ayer lo hacían con subterfugios hoy lo hacen con descaro, el acecho permanente es evidente, hasta con guerras de invasión en Santa alianza con los príncipes herederos del trono de la tradicional Europa en perfecto binomio con el ‘’Coloso del Norte’’, todo porque saben que pueden destruir al Estado Nación, como ya ha ocurrido en otras latitudes, acciones provocadas para cundir la anarquía o el caos y aprovecharse de extraer las riquezas y seguir nutriendo sus desbocadas inversiones en poderío bélico para controlar importantes territorios ajenos, sin importar leyes internacionales, tratados, acuerdos, derechos humanos y conservación de la vida como principio natural, así se evidencian la muerte, la destrucción que acontece en algunos puntos geográficos del planeta. Se aplica el principio del príncipe Nicolás Maquiavelo: ‘’Divide y Triunfarás’’, estos principios no han perdido vigencia, siguen siendo aplicados, ahora con más crueldad que en esos siglos donde se exterminaban en duelos, ahora se usa la tecnología para el mal, comienzan con campañas de desprestigio mediáticas para luego dar el zarpazos con bombas solo mata gente, y agregan la de destrucción material para dejar desérticas porciones de tierra, que no volverán a ser fértiles.

De los príncipes civiles, apunta Maquiavelo. En toda ciudad existen dos tendencias distintas: una de ellas proviene de que el pueblo no desea ser dominado y oprimido por los poderosos, y la otra de que los grandes desean dominar y oprimir al pueblo. Del choque de ambas tendencias resulta una de estas tres cosas: o el establecimiento del principado, o el de la República, o el de, libertinaje o anarquía. Si nos ubicamos en la actualidad, podemos decir que los príncipes civiles están formados por los caudillos, liderazgos políticos de las distintas tendencias, uno representan los más poderosos, los que se valen de los mecanismos tecnológicos para de alguna manera dominar al pueblo bajo la figura de República, hoy sobre la sobresaliente figura de la ‘’democracia’’ pero entre la espada y la pared de prácticas heredadas de los principados en una República asediada, que cae en el libertinaje y la anarquía, digamos que en la praxis encontramos una entremezcla que, no son príncipes como tales, tampoco demócratas en la real concepción de República en democracia, así la tesis maquiavélica aún cobra vigencia por la práctica de algunos gobernantes del mundo, países desarrollados, pero que no escapan tampoco a nuestros países subdesarrollados o en desarrollo como califican ahora: quien ose contradecir como bien reza el aforismo, ‘’ quien fía en el pueblo construye sobre arena’’, salvo que el gobernante se lance en los brazos del pueblo, con autoridad para mandarle, es decir si ha sabido gobernar con decisiones certeras, dictar y aplicar leyes sabias jamás sufrirá el engaño del pueblo y gobernará sin mayores tropiezos, afirma el Príncipe Maquiavelo.

Venezuela asediada por sus propios hijos, que de una u otra forma la han gobernado, por agentes foráneos muy bien enlazados con los liderazgos nacionales, más negativos que positivos, que en forma directa o indirecta han permitido el saqueo de nuestras riquezas, han profundizado la brecha de la dependencia, y la han alejado de la ‘’siembra del petróleo’’, la que algunos venezolanos patriotas asomaron y llamaron para que, fuera una realidad como única vía para construir una Nación próspera, productiva, generadora de recursos para la subsistencia de sus habitantes sin necesidad de sometimientos a fuerzas extrañas; nada de estos elementos fueron posibles, pues aún hoy en plena ‘’revolución bolivariana’’, nada que ver a mi juicio con el cacareado socialismo del siglo XXI, pues fue peor el remedio que la enfermedad, porque ahí estamos hundidos en una fuerte crisis económica, provocada por quienes dentro de la revolución evadieron sus responsabilidades, violaron las leyes y se prestaron para golpear fuertemente la economía del país, hasta ahogar nuestro otrora fuerte signo monetario, cuando digo otrora lo ubico hasta 1958 cuyo valor en relación a la divisa hegemónica extranjera lo era en 3.30 bolívares por dólar, desde entonces esta ha venido siendo devaluada, pisoteada, neutralizada, hasta llegar lo que es hoy bolívares casi 100 mil por un dólar, un exabrupto jurídico, al chocar con lo pautado en nuestra CRBV sobre el sistema económico y en lo atinente al monetario.

Ahora si estamos profundamente preocupados, no pensábamos que el problema puntual monetario pudiera dejar de manos atadas al gobierno nacional para aplicar serias medidas a fin de parar a la divisa paralela, esa que inoculada para debilitar las bases de sustentación de un gobierno que decidió desligarse de las redes imperiales en materia económica, pero no se tomaron las suficientes medidas previas para no haber permitido que el enemigo pudiera entrar por tantas ventanas y hasta puertas, estas debilidades nos ubican en una hiperinflación, cuando los precios de todas las cosas suben cotidianamente, ya no vamos a traer ejemplos de alimentos que han castigado duramente el bolsillo de todo un pueblo, por ejemplo un cartón de huevos que apenas hace poco tiempo comprábamos en 15 mil bolívares, ahora llegue al insólito precio entre 80 mil y 142 mil bolívares el cartón de 30 huevos, lo que nos indica que un huevo está acercándose a los 5 mil bolívares, ¿No es esto motivo para la alarmarnos? Además de esta temática venimos escribiendo desde hace más de siete años en Aporrea y otras vías, donde se abren ciertos espacios, hasta el punto que ya a veces sentimos desgano para seguir machacando sobre un tema muy trillado por distintos sectores unos desde su visión conservadora, otros con más radicalidad y otros con sus aportes al respecto.

Y, que además haya que hacer cola para comprarlos como los otros rubros de la dieta diaria. Con razón José Vicente Rangel en su programa del pasado domingo 19- 11, expresó que la grave situación económica tenía al pueblo entre la espada y la pared, que toda la sociedad era víctima de esta situación de los altos precios, que ni el gobierno ni la oposición habían hecho nada por el bienestar del pueblo, insoportable este trance por el que atraviesa la República, y, también otros tantos revolucionarios que han apelado a la crítica justa y con propuestas ante una situación que pareciera haber tapado los oídos y los ojos a la dirigencia o liderazgos que llevan la batuta de la política en el país, que todas las medidas aplicadas, según de emergencia económica, de bandas cambiarias, de subastas monetarias con divisas, no han sido efectivas y la situación se agrava cada día más. ¿Cien mil bolívares por un dólar paralelo que marca los precios del mercado? ¿O entre 4000 mil u 11 mil bolívares por un dólar oficial subastado? Pues ni lo uno ni lo otro son aciertos económicos, todo lo contrario nuestro bolívar está en el foso de las monedas del continente, razones por las que estamos viendo las de Caín, que no haya habido una solución para revalorizar nuestra moneda acorde a las leyes, es lo que ha permitido bloqueos económicos, omisiones, burocracia, corrupción, impunidad cuando se permite la violación al ordenamiento jurídico.

CONCLUSIÓN: Tanto hemos escrito, tanto hemos hablado, opiniones valederas o equivocadas hemos hecho, críticas dentro del marco del respeto y tratando de no caer en los extremos del fanatismo o pasiones exacerbadas, que nos perturben la razón y la lógica en la forma de criticar y plantear situaciones que nos agobian, que nos acosan, que sabemos que, son problemas que se vienen acumulando en el tiempo, y que alejan toda posibilidad de desatar las amarras para consolidar la independencia y la soberanía, sí las estrategias políticas se extravían por caminos escabrosos, indicativo de que la luna estuvo en nuestras manos y poco a poco se ha ido yendo, no haberla atado con seguridad, son señales de muchas debilidades y esto conduce a la pérdida de planes y proyectos que concreten objetivos, hasta el punto que la anarquía os devora, como alertara el Libertador en relación al incumplimiento de las leyes, las esperanzas se han ido esfumando, incluso hasta las últimas sembradas con la expectativa con la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), que llenó de muchas expectativas, y se pensaba que lo primero que haría, además de lograr la paz relativa al neutralizar el terrorismo nefasto y causante de atraso, odio, envidia, muerte, destrucción, debía avocarse a buscar; digamos la varita mágica para restablecer el orden económico, erradicando la epidemia del Dólar Today, el sistema cambiario de bandas y subastas, y devolver a nuestro bolívar su valor real. Haber permitido su devaluación hasta el punto de que tengamos que pagar casi 100 mil bolívares por un dólar, eso no cabe en la cabeza de nadie, es inverosímil, intolerable, deprimente, nos demuestra que no somos capaces de ejercer la Suprema Ley, que tiene las herramientas para tomar medidas de excepción y poner las cosas en su lugar, porque si seguimos así, estamos abriendo las puertas a la destrucción del Estado Nación, como anhelan sectores transnacionales con apoyo de sectores nacionales, sería imperdonable, porque estaríamos traicionando la doctrina de Nuestro Libertador y demás héroes y con ello nuestra historia autóctona.

Tienen que haber soluciones inmediatas, así estas o las distintas medidas posibles como una paridad cambiaria, un cambio único revalorizando nuestro bolívar, y otras medidas relacionadas con el problema puntual del sistema económico-monetario, exija un sacrificio de unos meses, y tal vez exigencias económicas, pero tenemos recursos en reserva que pueden respaldar decisiones de trascendencia, pues no podemos seguir hundidos en terrenos movedizos; o inventamos o erramos, expresó el gran Maestro de Simón Bolívar. Al parecer seguimos durmiendo en los laureles, mucha retórica, muchas promesas, pero la dialéctica de la realidad nunca ha sido rescatada para cumplir con los postulados de nuestra CRBV.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 582 veces.



Teodoro Guerrero Salas


Visite el perfil de Teodoro Guerrero Salas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a255691.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO