Un hidrógrafo expedevesista taxiando en Miami

La situación en nuestra Patria cada día se hace más preocupante, el costo de la vida es insostenible, ya los artículos de primera necesidad suben a diario, cada vez que acudimos a cualquier supermercado, abasto, fruterías, charcuterías, farmacias, ferreterías, venta de repuestos, panaderías, areperas, sea en la ciudad donde habitamos o si viajamos nos encontramos con diversos problemas para comprar, sea por lo inaccesible a poder comprar o porque no encontramos dinero en efectivo, debido a que los puntos de ventas están colapsados, hay que revestirse de paciencia, y muchas veces duramos media hora o más en una cola para pagar con débito y cuando llegamos a caja en el negocio que hemos consumido algo o comprado productos para llevar, muchas veces debemos irnos sin los productos o no consumir el cafecito o el pastelito, porque el punto no Funciona.

Pagamos ya por un café en una panadería entre los 4 mil y 6 mil bolívares, un pastelito sobre los 10 mil bolívares, y comerse una arepa, mejor una arepita cuesta sobre los 15 mil bolívares, porque ya quedan pocas areperas donde venden en realidad una arepa normal, que rellena vale la pena comprarla, pero esto ya no es popular o común encontrarlo, hoy los huevos alcanzaron los 42 mil bolívares el cartón, esto nos indica que la unidad cuesta 1400 bolívares, un exabrupto, un abuso y exageración, el café hoy en unos abastos de Puerto la Cruz, se vende entre 35 mil y 48 mil el medio kilo, es decir que al paso que vamos en ocho días montará al precio cercano a los cien mil bolívares el kilo, la semana pasada estaba por los 30 mil el medio kilo, así convertirán el legendario y acostumbrado café en un lujo, alejándose del alcance de los bolsillos de toda la clase trabajadora, solo lo comprarán una clase ‘’A’’, es decir quienes tengan ingresos por encima de los 2 millones de bolívares, porque en honor a la verdad un bolívar está devaluado ante todas las demás monedas de nuestro continente y el ‘’Dólar Today’’ tiene en ‘’Jaque Mate al bolívar’’.

El azúcar montó a los 25 mil bolívares, un servicio de cambio de aceite y filtro, sin lavado y otros agregados de mantenimiento ya está alcanzando el millón de bolívares si es una camioneta y un carrito como el mío, 2006, solo 4 litros de aceite y filtro llega a los 300 mil bolívares, sin lavado y otros aditivos para mantenimiento, muy cuesta arriba queda tener carro, muchas personas tienen los carros accidentados por repuestos que no pueden comprar, porque repararlos cuesta millones de bolívares, conozco empleados públicos y, por cierto hay personal de PDVSA que no puede mantener su carros con sus sueldos de 400 mil bolívares o más, hay incluso ingenieros que ha renunciado y se han ido del país, algunos son taxistas, otros venden arepas o pasteles en otros países, otros cortan césped, otros lavan platos o se las ingenian para ganar dólares, otros se van de turistas por seis meses a Estados Unidos y trabajan unos meses y retornan con ahorros en dólares, que aquí con el precio de este en ya casi los 30 mil bolívares, pues hacen un rendimiento que les ayuda a resolver sus problemas económicos.

Esta semana estuve entre Margarita, Puerto la Cruz y Caracas, acompañando a uno de mis hijos en algunas diligencias de tipo personal, se pasa trabajo en los viajes, en negocios de carretera muy pocos tienen puntos de venta, y si se tiene necesidad de comprar unas cachapas por ejemplo, que ya cuesta bolívares 20 en un negocio que siempre parábamos a comer buenas cachapas, y recibían tarjetas de débito, este viernes debimos quedarnos sin las cachapas a pesar del precio, porque exigían solo efectivo, de manera que las cosas cada día se complican más, y no se vislumbran soluciones a corto plazo, siempre hemos creído que ante la fuerte guerra económica, política, mediática, psicológica, que lograron imponer los sectores radicales de la extrema derecha con las asesorías externas de las mismas corrientes que no admiten el libre juego democrático y mucho menos admiten a gobiernos y partidos de tendencia izquierdista o progresista.

Porque la guerra es inclemente, ahora aplicaron desde el imperio un bloqueo económico, que ya venía haciéndose en forma enmascarada, pero ahora ya las caretas cayeron y el asunto es en serio contra el actual gobierno de Maduro al que Trump calificó de ‘’dictadura socialista’’ y que hay que derrocar porque no es democrático y a este le computan la crisis económica, humanitaria y otros problemas; sin embargo el 15 de octubre se realizan las elecciones número 22 durante los 18 años de la Revolución Bolivariana, que más bien dejó ir de las manos el no haberles aplicado la real dictadura de la ley a quienes durante estos años han conspirado, saboteado, guarimbeado con terrorismo callejero con muertes, destrozos, heridos, a pesar de las violaciones a la CRBV y las leyes muchos delincuentes de diversos delitos se hayan ido del país y otros andan como Pedro por su casa, en sí el gobierno no acertó en el combate contra su aguerrido enemigo, las medidas económicas y sobre todo monetarias no fueron acertadas, por el contrario las vulneraron, las distorsionaron hasta el punto que se burlaron del sistema cambiario, el que aprovecharon para hacer grandes negocios y darle fortaleza al Dólar Today y a la guerra económica, por eso estamos cada día ahogados, asfixiados como lo quiere Trump, según su decreto y declaraciones.

El pasado año escribimos sobre la inmigración de nuestros hijos, nietos, sobrinos y otros familiares así como amigos, que cada día emigran de nuestro país hacia otros derroteros en la esperanza de ganar para cubrir sus principales necesidades tanto en lo personal como en lo familiar, dijimos que el gobierno, la oposición, las universidades, los gremios, los sindicatos, la Iglesia, las organizaciones sociales y la sociedad tenían culpa de la fuga de talentos o profesionales egresados de las diversas universidades que egresan y consiguen empleo, pero los sueldos nos les alcanzan para formar hogar, adquirir su vivienda, comprar su carro, educar a sus hijos y costear los altos costos de la salud y la educación, pues las universidades que forman los profesionales en las distintas especializaciones, debieran también planificar la orientación para la búsqueda de puestos de trabajo cónsonos con la demanda y oferta que tenga la empresa privada y pública, pero no, las universidades y sus autoridades se empeñaron en nombre de una autonomía mal empleada priorizando el politiqueo, la anarquía, a abandonar instalaciones, derrochar presupuestos, no regir la democracia interna como lo estipula la ley de universidades, no volvieron a hacer elecciones a pesar del mandato del TSJ.

Y por parte del gobierno no se establecieron planes dirigidos a atender a los jóvenes profesionales, incluso dentro de las instituciones la burocracia, la alta discrecionalidad gerencial no se ocuparon de atender a los profesionales para incentivarlos con buenos sueldos, sus viáticos, sus bonos, prestar ayuda crediticia para adquirir vivienda, vehículos, y haberlos protegido cuando arreciaba la guerra económica con el flagelo del ‘’Dólar Today’’, el que se robó los sueldos y salarios de toda la clase trabajadora, reconocemos que ha habido aumentos de sueldos y salarios, pero estos no cubren la fuerte devaluación de nuestro signo monetario.

En Caracas conversaba con una Profesora de la UCV y la Universidad Metropolitana y nos contaba que de la UCV se había retirado más de 800 estudiantes debido aunque la educación es gratuita los estudiantes deben trabajar porque si estudian no tienen para comer y el servicio de comedor ha venido desmejorando y colapsando desde hace tiempo al igual que el transporte, y en la Universidad Privada, los trimestres o pagos de la educación cuestan mucho dinero, un trimestre más de un millón de bolívares, esta profesora es ingeniero y Abogada en Derecho Internacional Privado, así que por doquier nos encontramos con el triste reflejo de una fuerte crisis económica provocada, inoculada, estamos claros, pero que también debemos de reconocer que no hemos visto a los especialistas de la economía, al Consejo de Ministros y el mismo Presidente, que sí ha tomado medidas, pero no han dado o apuntado con certeza para haber erradicado el mal de la moneda o ‘’Epidemia’’ como lo hemos calificado.

Pensábamos que la ANC tenía ya planificado en el menor lapso de tiempo posible la receta para sepultar al ‘’Dólar Today’’ que ha venido aniquilando nuestro bolívar, pero pasaron dos meses y no hubo ningún decreto de emergencia para cortar la cabeza a quien está aniquilando nuestra moneda, no ha habido ninguna decisión, ni siquiera la Comisión de Economía de la ANC ha podido definir alguna medida que legalmente se hubiera lanzado para dar confianza y seguridad de que si se toman decisiones en favor del pueblo acorralado por la alta inflación, ya ésta devoró el último aumento del Ejecutivo Nacional, pues el colo aumentaron el cartón de huevos que estaba por los 18 mil bolívares, y observemos a como se venden en el mercado, como dijimos ya piden 42 mil por un cartón de huevos y así todo sube; me quedé estupefacto cuando una camioneta usada pero poco kilometraje cuesta más de 400 millones de bolívares, porque se negocia en dólares, y 16000 dólares vale una camioneta Toyota u otra marca comercial multiplicado por 28.000 mil bolívares, esto representa la bicoca de 448.000.000 millones de bolívares, y un carro o automóvil de buena marca, Toyota por ejemplo, está por un monto similar.

¿Quiénes son las personas que pueden hacer negocios de esta naturaleza? El que tiene suficiente divisas aprovecha al que vende que seguramente está negociando sus carros porque se va del país, así lo percibí también en una calle céntrica de Puerto la Cruz, en una ‘’Venta Garaje’’, estuve conversando con los que vendían ropa, zapatos, utensilios del hogar, juguetes y otras tantas cosas, y comentaban que la gente estaba vendiendo sus cosas porque se iba, mucha gente quiere irse, hasta supimos que una Gerente de PDVSA renunció y se fue, y una señora trabajadora de esta empresa debe ahora ir al trabajo en buseta porque su carro se accidentó y no puede arreglarlo, no gana para mantener su vehículo, la notamos deprimida, sintiendo la situación y así hay mucha gente.

El pueblo llano, el pueblo de barrios de clases populares, sabe de esta situación y el gobierno los ha auxiliado con subsidios alimentarios como los CLAP, becas, bonos, pensiones, subvenciones a hogares pobres y mujeres con carga familiar que requieren ayuda, aunque lo ideal fuera que todo marchara dentro de la normalidad, ganarse el sustento con el trabajo y que las remuneraciones consistentes en sueldos y salarios alcancen para suplir necesidades, pero como estamos, todo se sigue yendo por caminos bifurcados, y el tiempo marcha inexorablemente y los políticos se les va el tiempo en puras discusiones infructuosas, improductivas, en promesas, pugnacidad o diatribas que no dan ejemplo a los pueblos.


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 852 veces.



Teodoro Guerrero Salas


Visite el perfil de Teodoro Guerrero Salas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a253365.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO