Crítica ácida

Con la mentira confundo, insulto ¿ y qué ?

“Estamos haciendo un gran trabajo para ayudar a los venezolanos a recuperar su derecho a la democracia”, frase del orate Donald Trump, que siguiendo la intromisión desde la Casa Blanca en Washington, impone la democracia estadounidense a “bombazos humanitarios”, en el caso de Venezuela buscando volver a dominarnos como antes de 1999, ser amos de nuestro petróleo y nuestra soberanía. Internamente insultan a su gente, obedeciendo a EE UU.  A Trump le imitan: la Sra. Merkel, el insoportable cínico Rajoy, varios Jefes de Estado latinoamericanos arrodillados: Varela en Panamá, Santos en Colombia con 7 bases militares made in Uribe Vélez, el perrito faldero voluntario, el peruano Kucinsky, el insulso Peña Nieto, mexicano que a veces intenta disimular su pitiyanquismo sumiso.  Agreguémosle el irrito brasilero Temer, presidente corrupto producto del golpe parlamentario a Dilma Rouseff, o el empresario politiquero Macri, haciendo billete para sus empresas y volviéndoles la vida imposible a los argentinos.

En nuestra nación un dirigente contrarrevolucionario, Carlos García hecho preso y quien falleció en un hospital, refleja cuando la mentira alcanza vergonzosa categoría de celestinaje mediático-partidista.  El ciudadano detenido por incurrir en actividades delincuenciales debió ser hospitalizado.  La oposición afirmó falsamente que no lo habían atendido a tiempo mintiendo con arrogancia pues la verdad fue que García, detenido por hurto calificado e incendio en grado de coautor, actos vandálicos y saqueos en Guasdualito, falleció estando hospitalizado. El Tribunal Supremo de Justicia en un comunicado aclaró que había ingresado al Hospital Central de San Cristóbal el 18 de Agosto por Hipertensión Arterial. Sometido a estudios médicos arrojó presunta enfermedad inmunodeficiente, que pudo haber producido complicaciones en Toxoplasmosis cerebral, falleciendo el 17 de septiembre en donde estuvo recluido desde un mes antes, se presume que Carlos García desconocía la sospecha patológica. La propaganda opositora, miente descaradamente y utiliza la muerte de Carlos García, en estrategia politiquera. Por algo la humanidad dice  “la mentira tiene patas cortas, en la vida y ante la muerte”.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 980 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Sánchez Ibarra

Luis Sánchez Ibarra

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a252764.htmlCd0NV CAC = Y co = US