El INCE de Los Colorados en Valencia, la forma grosera como sus vigilantes privados alternan con el pueblo

Veníamos de una rueda de prensa en el Comando de Campaña del Candidato Lacava en Los Colorados, sector ubicado al norte de Valencia y, quisimos aprovechar el tiempo para ir al INCE de ese mismo sector a tratar asunto relacionado con el registro de una cooperativa, vestida con el mismo chaleco de uso cotidiano de los periodistas, que utilizamos para cubrir nuestro oficio, con sus conocidos bolsillos para resguardar la cámara, los bolígrafos y el papel, así como el rótulo de PRENSA a la espalda y el de MINCI en nuestra franela como reportera y editora de un medio alternativo. Al llegar al portal del INCE (cerrada su entrada, suponemos por medidas de seguridad), nos hicimos anunciar con una de las vigilantes privadas, nos preguntó que con quien queríamos hablar y le respondimos que con alguna de las empleadas que atienden en la oficina de cooperativa, después de algunos instantes, mientras me miraba de arriba abajo, la vigilante privada –de estatura mediana y de tez morena-, al fin me dijo: la voy a dejar pasar, pero si con ese ropa que usted carga encima (se refería al chaleco de periodista, viene a armar peo y formar escándalo, va presa, va presa-, me repitió ,mientras sus compañeras de grupo estaban en silencio, esperé que me abriera la reja, así como a los condenados cuando salen de la prisión, o los meten en ella, no sé, pero me lo imagine, silentemente, entre al departamento de Elika, asistente diligente y tratable de la oficina de cooperativa, le comenté el incidente y me dijo que no era la primera vez que a esa vigilante la denunciaban por mal trato al ciudadano.

Entonces, me pregunto dos cosas, primero ¿no vale para nada la condición de periodista para estos vigilantes?, ¿no reconocen la investidura de estos profesionales?, si así tratan a un comunicador del pueblo que quedará para el resto de los habitantes de la región Yo considero que los jefes autorizados que colocan estos servicios privados en las oficinas públicas, deberían, al menos antes de que estos supuestos vigilantes asumieran estos cargos de roce con el pueblo, preguntarles si han hecho algún taller de relaciones humanas, o, en caso contrario, ofrecérselo, bastante material humano hay en este estado de excelente formación, para que, al menos las enseñen a tratar al público decentemente, con respeto y con cordialidad, "lo cortés no quita lo valiente".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1242 veces.



Iris Esperanza Guerrero

Licenciada en Comunicación Social. Coordinadora General del periódico Quinta Parroquia.

 igquintaalternativa124@gmail.com

Visite el perfil de Iris Esperanza Guerrero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: