Trump devela la mayor mentira de los opositores

Uno de los problemas más graves de los opositores golpistas es la mentira, engañan a sus seguidores y el tiempo y los hechos los terminan desenmascarando; en las elecciones a la Asamblea Nacional ganaron prometiéndole a la gente la última cola y después que llegaron al parlamento sus seguidores sufrieron tremenda decepción cuando, muy por el contrario, eran mayores los cordones de personas en los establecimientos comerciales intentando comprar los productos de la cesta básica.

Engañaron a sus adeptos convocándolos a supuestas marchas pacíficas y por debajo cuerda, mandaban a matar sobre todo a gente joven; después de cien muertos, sus seguidores les descubrieron las mentiras y ya no los acompañan frustrados al entender que fueron objeto de burla.

Ahora esos terroristas que se mofaron de ellos quieren ser gobernadores electos por ese CNE que tanto critican, con Nicolás Maduro más sólido en el poder después que prometían tumbarlo en las próximas horas, y pretendiendo que los familiares de las víctimas de la violencia se olviden de los muertos.

Con respecto de la guerra económica tampoco han cesado sus falsedades, es más, negarla ha sido la mayor de sus mentiras, sobre todo cuando los elementos que la hacen una realidad se encuentran latentes y a la vista del pueblo que la padece, la vive, la sufre, la siente en carne propia, como la especulación con el incremento inducido por el dólar paralelo, la baja tendenciosa del precio del petróleo, la escasez y los acaparamientos provocados que son públicos cuando los descubre la policía.

Pienso en consecuencia que si alguien en este país no creía en la veracidad de la guerra económica, el presidente Donald Trump se encargó de demostrarla y con ello quedó develada toda esa mentira que sostienen los opositores, intentando justificar que no existe.

El jefe imperial comenzó endureciendo los ataques de su antecesor, el expresidente Barack Obama. Arreció las sanciones contra funcionarios del Gobierno bolivariano, pero viendo que se estrelló con esa pared que es el pueblo revolucionario, se lanzó por todo el centro: emitió un decreto que prohíbe transar nuevas deudas emitidas por el gobierno de Venezuela y PDVSA. El objetivo de Trump es que pasemos hambre. Y esa, precisamente, es la guerra económica que niegan los adversarios de la revolución.

Los vendepatria quedaron sin argumentos, se les acabaron sus mentiras. Y si continúan, ya nadie les creerá. Con esa arremetida del mandatario estadounidense no puede haber dudas de que existe una guerra económica que busca poner de rodillas al pueblo, para que se desencante y pronuncie en contra del presidente Maduro.
El imperio norteamericano, ahora con Trump, junto con los apátridas pidiendo el bloqueo financiero contra Venezuela como Julio Borges, es el responsable de la falta de alimentos y de medicinas.

Los gringos son los culpables de toda nuestra desgracia, de las colas de gente que no encuentra comida, de los enfermos desesperados porque no consiguen medicamentos, de las personas cobrando y no les alcanza la plata ni para los pasajes, de la falta de dinero en efectivo. Son ellos los que históricamente han saqueado la Patria Bolívar después de los españoles, los que la han dejado en cuatro bloques y se quieren apoderar por completo de nuestras riquezas, y eso pasa por derrocar a Maduro y aniquilar todo lo que huela a Chávez. Por eso nos sumergieron en tremendo caos, en este desastre.

La guerra económica sigue vigente y la seguirán promoviendo; es ahí donde se encuentra afincado el presidente Maduro, para defendernos de las consecuencias de ella, evitar que el pueblo tanto chavista como opositor, porque todos somos venezolanos, perezcamos de mengua.

Por desgracia el imperio norteamericano en Venezuela cuenta con el apoyo de los terroristas Freddy Guevara, Julio Borges, Manuel Rosales, Eveling Trejo de Rosales, Juan Pablo Guanipa, Tomás Guanipa, David Smolansky, Juan Requesens, Miguel Pizarro, Ramos Allup, entre otros, que pidieron el bloqueo y desean que nos invadan militarmente.

De todas formas, a Donald Trump hay que hacerle saber que el pueblo revolucionario no se arrodilla, y que aquí en Venezuela los hombres y mujeres con dignidad son más que los serviles que le quieren vender a Venezuela.
Debe saber además, que sus sanciones y bloqueos, es decir, la guerra económica opositora, lejos de doblegarnos, hacen unirnos más como revolucionarios alrededor de nuestro presidente obrero, Nicolás Maduro.

El Pueblo Constituyente hace justicia ¡Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3886 veces.



Gian Carlo Di Martino

Politólogo, profesor, abogado. Ex-Alcalde de Maracaibo. Cónsul de Venezuela en Milán - Italia.

 giancarlodimartino2017@gmail.com

Visite el perfil de Gian Carlo Di Martino para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a251663.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO