La bondad y el amor desbordan el corazón

Suele oírsele a muchas personas que su amor no les cabe en el pecho: Al parecer, se trata de una versión errónea, según la demostró el enciclopedista D. Diderot [1].

Por supuesto, de la civilización romana conocemos a Jesús, llamado Cristo, pionero de lo que luego se conoció como tiempos religiosocristianos. Una de sus características más relevantes, según sus biógrafos bíblicos, fue la de su atípico y agigantado amor por el prójimo. Harto lo demostró al punto de, sin protesta alguna, entregar su propia vida "en pago" por concepto de las pecaminosas desviaciones de sus contemporáneos.

En esta Venezuela, asediada por comerciantes y aventureros desde su hallazgo por los europeos occidentales, ya hemos conocido una notoria ausencia de amor hacia ella, hacia sus recursos, hacia sus potenciales de potenciación socioeconómica.

Venimos sosteniendo que, mutatis mutandis[2], son "los mismos" comerciantes de ayer quienes hoy, en buena parte financiados con esos recursos ya sustraídos de aquella, han venido impidiendo durante los últimos 100 y pico de años que nos desarrollemos industrialmente tal como ellos, y posiblemente hasta mejor, lo han hecho con los mismos recursos naturales que hoy necesitan controlar para sí.

Ya sabemos que, si por sus propios familiares fuera, en este modo de vida capitalista, nadie fuera de alguno de ellos debería superarlo, ni quienes ya hayan prosperado en estas luchas por la sobrevivencia que caracteriza a las sociedades clasistas, pero, particularmente, a la clase burguesa en la que se ha perfeccionado la opresión del hombre y la mujer por el hombre y la mujer.

Corolario: Una autopsia del "Eterno Comandante" queda en mientes, mientras que, en paralelo, podría practicarse una expulsión de José A. Páez. Con ésta se limpiaría ese histórico Panteón de quien con sus actuaciones finales borró las que pudo exhibir en sus hazañas independentistas. Todos estos 187 años de estancamiento social que viene sufriendo Venezuela aparece en la Historia Patria con cargo a ese personaje epopéyico de comprobada inestabilidad política y moral, traidor consumado del más insigne de nuestros próceres bajo cuyas órdenes, dirección y estrategias el aludido pudo exhibirse como un magnífico y sobresaliente soldado.


[1] Sus biógrafos comentan que su autopsia reveló un corazón de unos ​5/3 (cinco tercios) del corazón medio humano.

[2] Este latinismo significa: Bajo condiciones constantes para el resto de las posibles variables concomitantes. Como sabemos, no se puede hacer seguimiento exitoso a ningún fenómeno cuando todos sus componentes permanezcan moviéndose simultánea o concomitantemente. Ya el Físico atómico Heinsenberg nos advirtió al respecto con su famoso "Principio de incertidumbre".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 552 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: