Develar un agente CIA no es poca cosa

Develar la identidad de un agente CIA no es poca cosa, como diría la bella Cristina. Reporta el New York Times que el gobierno Chino "desmanteló sistemáticamente" las operaciones de espionaje de la CIA en China desde finales de 2010, matando o encarcelando al menos una decena de fuentes de la agencia de inteligencia estadounidense en los siguientes dos años. En 2013, el gobierno revolucionario del camarada Evo Morales pudo develar los planes, y extraditar a los criminales. El plan de los agentes Salvador Leyva y Edgar Fernando Fritz, tenía como misión crear operaciones de falsa bandera, para involucrar al entonces viceministro Felipe Cáceres en actividades de narcotráfico y utilizar dichas denuncias, como parte de las campañas políticas contra el gobierno de Evo en Bolivia. El mismo Times, en 2015 devela la identidad de un agente CIA que operaba en Irán, Michael D´Andrea, conocido como el "Príncipe Oscuro o Ayatollah Mike", las campañas contra el diario fueron duras y reprobables, hasta tal punto que un ex funcionario de la agencia señalaba en otro medio: "Cada vez que exponen el nombre de un oficial que trabaja encubierto en programas sensibles de acción encubierta como el contraterrorismo y las operaciones iraníes, lo exponen a ser blanco de un asesinato". Y no podría ser menos, ya que al hablar de la CIA, hablamos de muerte, destrucción y caos desplegado a todo lo largo de nuestro planeta, también es hablar de golpes de Estado y desestabilización de países enteros. Detrás del derrocamiento de la presidenta Dilma, en Brasil, la mancha gris de la CIA se deja ver por todos los lados que se analice ese proceso.

Nuestro Comandante Hugo Chávez, enfila sus baterías contra la CIA en 2012, acusándola de sembrar el cáncer a líderes progresistas de nuestra región que –curiosamente- fueron afectados por esa mortal enfermedad, tal fueron los casos de Fernando Lugo, Luis Inácio da Silva (Lula), Dilma Roussef, Cristina de Kirchner y el propio Hugo Chávez, quien sugería la idea de que el gobierno imperialista del Estado Unidos (EEUU) había desarrollado tal tecnología para deshacerse de sus contrincantes políticos. Se hacía público, por esos tiempos, documentos desclasificados sobre experimentos biológicos realizados cuarenta años antes en Guatemala, donde infectaron miles de guatemaltecos y guatemaltecas en prisión, soldados y hasta enfermos mentales, con bacterias de sífilis y gonorrea, sin su consentimiento, con el objetivo de analizar los efectos de la penicilina para tratar esas enfermedades. Ese año, el gobierno del presidente Obama emitía una disculpa pública por tan horribles hechos: "Lamentamos profundamente lo sucedido y ofrecemos nuestras disculpas a todas las personas que resultaron afectadas por esas abominables prácticas de investigación". Un año antes, 2011, denunciaba el Comandante Chávez, el rastro de la CIA en las rebeliones inducidas en el Medio Oriente, bautizadas por la mediática imperialista como las "primaveras árabes", señalando: "Son terribles estos planes de la CIA para desestabilizar a países enteros. Es lo que está pasando en Siria y en Libia". En 2007, el ex presidente italiano Francesco Cossiga acusaba en el diario Corriere della Sera que la CIA y el Mossad israelí estarían detrás del atentado a las torres gemelas de New Tork: "O ex Presidente italiano Francesco Cossiga acusou em entrevista ao jornak Corriere della era que os atentados de 11 de setembro foram executados pela CIA e pelo Mossad e que ese fato era do conhecimiento geral entre os servicos de informacoes a nivel global".

El golpe breve de Pedro Carmona Estanga, lo recuerdan: "¡Te queremos Pedro, te queremos!", transmutado por estos días en el ¡Te queremos Luisa, te queremos¡, según documentos desclasificados y hechos públicos por Eva Golinger, han dejado al descubierto, que la CIA estaba muy bien informada sobre su ocurrencia, como lo señala un informe del 06-04-2002, emanado de esa agencia de inteligencia titulado: "Venezuela: Condiciones para un golpe de estado están en maduración", y dice: "Militares disidentes, incluyendo a un grupo descontento en el Alto Mando, así como un grupo radical de oficiales de bajo rango, están aumentando sus esfuerzos para organizar un golpe contra el Presidente Chávez, posiblemente en los próximo días de este mes [TACHADO]. El nivel de detalles en los planes reportados -[TACHADO]- indica que Chávez y diez altos oficiales estarían arrestados…", reflejando el documento parte de los detalles de la intentona golpista: "Para provocar la acción militar, los que conspiran podrían intentar explotar conflictos y violencia durante las manifestaciones de la oposición que tomarán lugar este mes". La visión de Hugo Chávez con relación a la CIA no era de las mejores, mal podría pensar alguien que nuestro Comandante solicitara a alguno de sus funcionarios o funcionarias, mantener relaciones de cordialidad con el propio demonio que es la CIA, eso sería anti ético desde todo punto de vista que se le aprecie, además de poco inteligente. En 2005, el Comandante Chávez, echa del país al cártel de la DEA, señalaba entonces el Comandante: "La DEA no es absolutamente necesaria para la lucha en contra del tráfico de drogas", reivindicando esa acción como un acto de soberanía nacional y acusando además, que "hemos detectado infiltración de inteligencia que amenazó la seguridad nacional y la defensa".

Emblemático es el caso del general Ramón Guillermo Dávila, que en los años 80 trabajara para la CIA y la DEA, según reseñó el diario Miami Herald en aquel entonces. Dávila, era jefe de la unidad antidrogas de la Guardia Nacional, y trabajó con esas organizaciones de inteligencia imperialista en operaciones antidrogas para –supuestamente- desmantelar redes y cárteles del narcotráfico con origen en Colombia. El 29 de noviembre de 1993, durante el noticiero estadounidense "60 Minutos", Robert Bonner afirmó que Dávila y la CIA, habían trabajado en conjunto para contrabandear –al menos- 22 toneladas de cocaína a EEUU. Un cargamento de drogas, incautado en el Aeropuerto Internacional de Miami por agentes aduaneros de EEUU, terminó por develar el trabajo en conjunto. Desaparecido en acción, Dávila reaparece en la escena nacional en 2007, cuando es detenido por participar en un plan conspirativo para asesinar al presidente Hugo Chávez –conjuntamente- con su hijo Tomás Guillén Korinsky, para entonces capitán en servicio activo, quienes fueron recluidos en una cárcel militar por disposición de un juzgado militar y más nunca se supo de ese nefasto personaje. Difícil entender, que Hugo Chávez pudiera recomendar a alguno de sus funcionarios o funcionarias, que encauzara acciones para mantener relaciones de cordialidad con tan nefasto y criminal organismo de seguridad.

El pasado 24 de junio, en pleno desfile militar el camarada Presidente Nicolás Maduro develó datos de un ex funcionario de gobierno despedido por él mismo en 2014, de colaborar o trabajar con la CIA, sin mencionar nombre alguno. Después de describir la cadena de eventos del golpe en curso y anunciar su derrota, dio más detalles: "Hay quienes hablan en nombre de la Fuerza Armada, habiendo siendo depositarios de la confianza del Comandante Chávez y de mí, como Comandante en Jefe, andan tocando militares, hay uno de ellos que trabaja para la CIA, tengo las pruebas desde hace mucho tiempo por eso lo eché del gobierno, y él habla en Washington, tengo la pruebas también, él va hablar en Washington hermano, a nombre de ustedes y dice que los representa a ustedes" […] "¡Traidor¡ ¡Traidor! Pagarás con cárcel y te secarás por siempre traidor".[…] "Yo como Jefe de Estado, pido y exijo respuesta al Poder Ciudadano, al Poder Judicial y pido justicia, pido cárcel para los que llaman a golpe de Estado. Pido justicia para que haya paz. ¡Justicia! (Aplausos)..." Ese mismo día, Mario Silva en La Hojilla, devela un documento en la que se hace público el nombre del personaje que supuestamente denunciara el camarada Presidente Maduro, en su alocución del 24 de junio. El debate nacional, se centra ahora en filas de la Revolución, sus traidores y traidoras. Al siguiente día, el camarada Presidente Maduro insiste en su alerta. El señalado como traidor, sale en su defensa con argumentos que lejos de aclarar los señalamientos realizados, los reafirman. Esgrimiendo un contrasentido de que había sido el propio Comandante Chávez, quien le había recomendado estrechar relaciones con la CIA. Y decimos contrasentido, pues Chávez, al igual que Robert, dejaron en vida evidencias; uno, de quienes fueron los que lo asesinaron en videos, y Chávez toda una conducta reflejada en videos y declaraciones de prensa, que expresan cuál era su postura de rechazo total a las actuaciones de la CIA a lo largo de todo el planeta; caracterizadas por ser, el peor rostro que pudiera presentar algún organismo de seguridad de gobierno alguno, que diga ser serio y responsable. Valga decir, intentó lavar su imagen y solo logró el objetivo contrario: reafirmar las acusaciones que se le hicieron desde La Hojilla y Últimas Noticias. Y quien pudiera haber dudado en aquel momento, difícilmente pudiera hacerlo en los días siguientes.

El develamiento de un agente CIA, siempre traerá consecuencias imprevisibles para quien lo haga. Tal atrevimiento, desencadenó la violencia más brutal que hasta entonces, habían manifestado las bandas terroristas de Primero Justicia, AD y Voluntad Popular. El martes 27, un intento de escándalo de parte de los diputados de la MUD, agrediendo nobles funcionarios militares de la gloriosa GNB, hace que se levante la moral nacional por la enérgica respuesta dada por el Coronel Lugo al impresentable diputado Julio Borges, quien pretendió humillarlo en la sede de su comandancia. Casi a la misma hora, levanta vuelo un helicóptero desde la Carlota, cometiéndose lo que pudiéramos llamar el primer atentado terrorista aéreo que ocurre en nuestro territorio, cuando dos agentes del CICPC y tres maniquíes se manifiestan contra la Democracia venezolana y bombardean con granadas la sede del TSJ y disparan desde el aire contra el recinto del Ministerio del Poder Popular de Interior, Justicia y Paz. Afortunadamente, sin víctimas que lamentar. Pero, la cosa no terminaría allí. Un escándalo debe tapar otro escándalo y es cuando aparece en escena –nuevamente- la señora Fiscal General de la República y en rueda de prensa, decide declararse en rebeldía contra el Sistema de Justicia de la República, convocando a su desconocimiento. Mientras que, en las calles, las bandas terroristas incrementaban el número de muertos, atentaban contra instituciones públicas y privadas, desatados en un plan de terror cuyo único fin no era otro sino ocultar, sepultar, la noticia bomba de la semana. Develar un agente CIA, no es poca cosa!!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1237 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a248603.htmlCd0NV CAC = Y co = US