La Columna del Guerrillero

La Paz no tiene plazo ni fecha en el calendario

“Donde hay hambre no hay paz”, este concepto ha sido manejado estratégicamente, por los promotores de la violencia.
La violencia es uno de los instrumentos con que cuenta la ultra derecha, para sabotear todo intento que haga la saciedad por encontrar causes que le permitan conquistar la tranquilidad, tan necesaria para su desarrollo económico y social.

Desde la llegada al gobierno del proceso Bolivariano el Comandante Chávez, se dedicó en primera instancia fue atacar el problema de la pobreza en sus distintas manifestaciones y escalas, consciente que la fuente de la turbulencia social que vivió la población que provoco la rebelión popular el año1989, eran los niveles de hambre que sufría mas del 60 % de la población, que poblaba los cinturones de miseria de las grandes ciudades, donde fue acorralada por la oligarquía de entonces.

De allí que su propósito desde un comienzo fue sofocar, ese clima de tensión social que había heredado su gobierno de los gobiernos de la 4ta República.

Propuesta social, que de inmediato fue atacada por los grupos económicos, que habían encontrado en el hambre una forma para someter al pueblo, al cual lo entretenían con dádivas electorales cada 5 años.

Ellos sabían que un pueblo con hambre, era fácil de seducir con promesas electorales, sembrándoles esperanzas de prosperidad, que nunca estuvieron en sus propósitos políticos.

Fue el levantamiento popular del llamado caracazo, lo que puso al descubierto ese secreto a voces que la gran prensa se encargaba de ocultar que en Venezuela había hambre.

Un hecho que desbordó el vaso de la paciencia del pueblo, fue la Coronación del segundo mandato de Carlos Andrés Pares, un acto faraónico, con el que se pretendió vender al mundo que nuestro país entraba en una era de prosperidad , con una imagen de desbordamiento económico, pero ocultando el alto porcentaje de venezolanos pasando hambre.

En esos tiempos se acuño una frase o consigna revolucionaria, que colocaba el dedo en la llaga.”VENEZUELA UN PAIS RICO, CON UN PUEBLO POBRE”.

Hoy día los derivados de esa clase política , que mantuvo por tantos años invisibilizado a los pobres ,vuelven a la vieja práctica de utilizar el hambre como arma política, ayer lo hicieron con mecanismo de dominación clientelar para favorecer a los partidos del status, AD-COPEY, hoy provocan el hambre ocultando ,escaseando y contrabandeando los alimentos, privando a un alto porcentaje de venezolanos de tener acceso a los alimentos, los productos de aseo personal y los artículos sanitarios para las mujeres.

Practica miserable , que desde cualquier punto de vista humano no tiene justificación, pero ante esta nueva clase política desprovista de sentimiento y humanidad, se puede esperar de todo, cuando está en juego en el interés político, tal como se demostró en el año 2015, que no le importo desarrollar su endiablado esquema de martirio a la población, acudiendo a las guarimbas, el saboteo, los asesinatos selectivos de cuadros revolucionarios, la escases y el bachaqueo.

Esquema que le permitió lograr que una buena parte de los electores, le asignaran al gobierno la responsabilidad de la situación económica inducida por la oposición...

Accionar que le dio buen resultado político, obteniendo la mayoría en la Asamblea Nacional.
Resultado que envalentono a la dirigencia política de la derecha, hasta el punto que de inmediato se lanzaron por la vía insurreccional para desalojar por la fuerza de Miraflores al Presidente Nicolás Maduro.

Para mantener ese clima de incertidumbre en la población, convirtieron a la Asamblea Nacional en su principal foco de perturbación política, aprobando leyes inconstitucionales, reformando leyes que le arrebatan logros alcanzados por el pueblo, con las que pretenden eliminan las misiones sociales implementadas por el gobierno bolivariano. Inventaron, exabruptos jurídicos para obligar al Tribunal Supremo de Justicia a un periodo de agitación legai.
Se colocaron en desacato para justificar una aparente violación de la constitución por parte del gobierno y otras instituciones públicas. Juramentaron a exprofeso a unos diputados para dar la sensación que en Venezuela hay anarquía entre los poderes públicos, promovieron un juicio político al Presidente, colocando como rusticación un falso positivo, no previsto en la constitución Bolivariana.

Es decir montaron una ataja perro jurídico en la Asamblea, con el solo propósito de desviar la atención de la gente que voto por ellos, esperanzados que dichos diputados se ocuparían de presionar al gobierno y a los grupos económicos para acabar con la guerra económica desatada contra el pueblo.

Después de fracasar con todo el parapeto legal, parlamentario y desconocimiento de los otros poderes públicos, se refugiaron en la mesa del desastre llamada MUD, para continuar desde allí promoviendo actos de violencia para acabar con todo intento de dialogo, promovido por el gobierno y aceptada por el vaticano, UNASUR y un grupo de ex presididentes.

Hasta aquí, todo parecía que con toda la reserva que gira en torno a la conducta de la oposición que tenemos, donde nadie sabe quién es responsable de lo que dice o se compromete, se realizo la instalación de la mesa de diálogo, con la presencia de los representantes del psuv, MUD, el vaticano y los ex presidentes.
Presencia que se da más por la presión de la opinión pública, expresadas en todas las encuestas que se manifiesta favorable al dialogo, que por el interés de buscar solución a los problemas económicos-
No habían pasado 48 joras de dicha instalación, cuando los voceros de oposición enseñaron los colmillos, proponiendo un conjunto de pedimentos inviables ni políticamente ni constitucionalmente, al punto que rematan poniendo un plazo para que las otras partes se pronuncien al respecto, con la acotación de que si no me aceptan lo que estamos pidiendo en el plazo dado, le damos una patada a la mesa.

Que nadie se llame a engaño, ese saco de gatos que conforman la mesa del desastre, llamada Mud, con esa posición pone en evidencia una vez más, que la derecha violenta es quien impone el guion a esos grupos y por lo tanto es quien le da fiel cumplimiento a los dictados de sus amos del norte, quien le ha dado la orden de no permitir que por nada del mundo se imponga la paz en Venezuela, por que van a quedar fritos y sin causas para seguir recibiendo los millones de dólares que les pagan por destruir el proyecto bolivariano.

Ahora bien el análisis que hago de esta situación, es que en este clima de violencia que vive el país, un proceso de paz para conciliar los intereses que están juego tanto del lado del gobierno como de la oposición, pasa por el reconocimiento de parte y parte, pero además tendrán que ser interprete de ese vasto sector de la población que desconfía de ambos bandos, por lo tanto, el dialogo de paz, hay que trasladarlo al corazón del pueblo, donde convergen los hombres y mujeres de todos los colores partidistas y los y.las que no comulgan con las ideas de ambos, pero que padecen la misma problemática de los alimentos y la violencia.
El núcleo humano más afectado por el hambre, el encarecimiento de los alimentos y productos de aseo personal y del hogar, se encuentra en los sectores pobres de la población, a quienes se le hacen inalcanzables estos renglones por sus desmesurados precios.

Situación que viene produciendo serios cuestionamientos a los actores políticos de ambos bandos, por no atender satisfactoriamente los requerimientos fundamentales, en materia de alimentación, salud, educación. Y vestimenta y en este mismo orden los problemas que viven los sectores de clase media, producto de las guarimbas y los actos de terrorismos impuesto por sus mismos partidarios de la derecha.

En esos niveles de la población es donde más se aprecia la necesidad de lograr un clima de paz, que nos permita superar la difícil situación que vive el país producto de la disputa de intereses individuales y partidistas.
En medio de este clima de violencia desatada por la ultraderecha, aparece la propuesta constituyente, que viéndola desapasionadamente, pudiera ser una oportunidad para que los sectores no violentos de la oposición, se desmarcarquen de los grupos que perdieron el rumbo democrático y se lanzaron por el despeñadero del terrorismo, que no solo es rechazado por los sectores del gobierno que promueven la paz, sino por seguidores de la oposición, que al igual que los demás venezolanos, están atrapados en la vorágine del terror impuesta por la secta de voluntad popular y primero Justicia.

Una vez más toma vigencia la frase” LA VIOLENCIA ES EL ARMA DE LOS QUE NO TIENEN LA RAZON”
De allí que si este dolor que recorre el alma de los venezolanos a causa de las tantas muertes ocasionadas por los sin razón, no es suficiente para conmoverlos al punto de llevarlo a reaccionar retomando el camino constitucional, entonces el pueblo tendrá que salir a votar mayoritariamente por la constituyente a favor de la paz y contra la violencia, para que el pueblo con razón, si le ponga plazo y fecha en el calendario a los violentos para sacarlos de circulación.




Esta nota ha sido leída aproximadamente 828 veces.



Hernán Urbina

Guerrillero Ayer. Combatiente Siempre.

 orgmbr200@gmail.com

Visite el perfil de Hernán Urbina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a247218.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO