La derecha ataca desde la fiscalía (¿Nos tomaron una torre?)

En el 2002 Miraflores fue tomado por el enemigo y le tocó al pueblo retomarlo con el apoyo en primera línea de la guardia presidencial; hoy estamos viviendo un episodio similar: La fiscalía fue tomada por el enemigo, le toca al pueblo retomarla con apoyo de los fiscales del ministerio público.

Es un peligro que el poder público, que tiene en sus manos el monopolio de la acusación se alce en contra del pueblo; eso es como un mono con una hojilla, pues a cualquiera que opine lo que yo estoy opinando puedes ser acusado por un fiscal y llevado detrás de las rejas (sin pasar por go ni cobrar los doscientos bolívares) mientras que cualquiera que queme la casa de un compatriota (por tener en su puerta una foto del comandante Chávez) queda libre de culpa para que la próxima vez queme un jardín de infancia o si se decide por otra casa por lo menos se asegure que haya chavistas dentro.

El pueblo se pregunta: ¿Si la o el Fiscal General se dedica a malandrear con su cargo y a proteger ilícitos (ojo, no estoy diciendo que éste sea el caso sino un supuesto, por si acaso), quien tiene la potestad de detenerle la carrera? La respuesta es muy clara: La Asamblea Nacional…ahora bien, si la Asamblea Nacional está en desacato y el Tribunal Supremo de Justicia asumió el espacio que los diputados dejaron acéfalo ¿No tiene el TSJ potestad para conocer sobre el peligro que representa para la salud de la Patria el que la o el Fiscal General este actuando al margen de la constitución y las leyes, liberando criminales y enjuiciando inocentes?

Con espanto vimos como la fiscal ordenó la liberación de los incendiarios del Táchira, con espanto vimos como con voz vacilante y rictus de temblor en la manos aseguró que la Guardia nacional Bolivariana anda matando gente disparándoles Bombas lacrimógenas al pecho, (cuando todo el país vio el video donde se ve claramente cuando desgraciados matan al pobre muchacho con una vaina que le aplican en el costillar y después lo dejan abandonado en una esquina); Con espanto oímos como la fiscal asegura que los que atacaron cuarteles militares deben ser enjuiciados fuera del estamento militar cuando la ley es muy clara al respecto.

Es increíble lo que pasa cada día y como van saliendo los que nunca estuvieron dentro y que anteponen sus intereses personales ante el deber, el honor y su propia di8gnidad.

Algunos ingenuos se preguntan ¿Será que nos tomaron una torre en esta guerra que llevamos contra los apátridas? ¿Será que estamos perdiendo espacios vitales? La respuesta es: NO!!! Esa torre nunca estuvo bien fortalecida sino mas bien infiltrada por alguien que al no ser postulada (mucho menos elegida) para presidente el Poder Moral Republicano, se dislocó en sus cables morales y se cuadró con sus amigos de siempre, ¿O acaso esta fiscal no viene de los tiempos de Baduel y Miquilena?

Ningún funcionario público puede estar por encima de la ley ¿Cómo es eso que la fiscal tiene potestad para determinar quien será acusado y quién no? ¿Así funciona nuestro sistema judicial? ¿No hubo un montón de muertos el 4F buscando cambiar el sistema, para que a un cuarto de siglo de aquel suceso no se haya cambiado nada? ¿No hubo un montón de muertos en 2002 y aun los seguimos contando cada día, para que el monopolio de la ley esté en manos de cualquiera sin ningún tipo de control?¿Cuantos inocentes hay en las cárceles venezolanas víctimas de esta fiscalía?¿Cuantos culpables hay en las calles gracias a esta fiscalía?; con razón al monstruo de Ramo Verde solo le dieron 15 años y el fiscal que llevó el caso vive cómodamente protegido en los Estados Unidos.

De infiltrados está llena la revolución ¿No estuvo Leamsy Salazar al lado del mismo presidente Comandante y lo más seguro es que este haya sido la mano que vertió el veneno en la copa de Hugo Chávez?.¿No estuvieron Baduel y Miqueilena al ladito pisándole la sombra también?.

Es bueno que las cosas pasen para recontarnos de nuevo, a la Fiscal General le quedan semanas en su puesto (el tiempo que tarde en asumir la Asamblea Nacional Constituyente que se elegirá el Junio); pero esa nueva constitución debe corregir esos entuertos que estamos viendo, para que en lo sucesivo no nos pase de nuevo.

Por cierto la constituyente debe corregir, también, en la próxima constitución el entuerto de la consulta refrendaría para aprobar la nueva constitución; está bien que no haga falta un referéndum consultivo para convocar a la Constituyente, ya que está establecido así en el artículo 348 (en cualquiera de sus iniciativas: el Presidente en Consejo de Ministros, la Asamblea en la proporción establecida, el pueblo en la proporción indicada o los Consejos Municipales en el numero que manda la constitución) pero esa constitución nueva o esa reforma sustancial debe ser consultada por el pueblo antes de ser aprobada.

Seguramente la Asamblea Nacional Constituyente que esta por instalarse así lo decidirá: que lo que salga de sus deliberaciones será discutido y aprobado por los venezolanos; de no ser así les estaríamos dando una patente de corso a ellos y en el futuro, si la derecha toma el poder lo primero que hará su presidente será convocar lo mismo en consejo de ministros y hacer una constitución de 10 páginas como la norteamericana y nadie podrá decir ni pio.

Hay que blindar esa parte que quedó abierta en la constitución de 1999 el referéndum aprobatorio de la constitución que surja de las deliberaciones constituyentes es necesario.

No perdimos una torre en esta guerra y el enemigo tomó la Fiscalía General de La Republica, esa torre estaba infiltrada desde hace tiempo…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1464 veces.



Oscar Jiménez


Visite el perfil de Oscar Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: