Como todo un muñeco

Como todo un muñeco con corbata de lacito al estilo gringo, nos sale con esto hoy este "hijo de la patria" Creado a la sombra del proceso que iniciara Hugo Chávez, un cuatro de febrero.

El aclamado director de orquesta nació en Barquisimeto y creció de la mano de esta revolución que inició Chávez como líder y su pueblo. Dudamel creció y se destaca de la mano del proyecto de las orquestas juveniles, donde su genio se destaca sobre manera como director de la Sinfónica Juvenil Simón Bolívar, de la que designan director en 1.999.

Hoy los medios sociales golpistas, amanecen sobresaltado por la noticia que Dudamel, el consagrado e insigne director de orquestas escribe en su Face-Book.

Nada menos le dice al presidente Maduro Moros. "Que rectifique, que escuche la voz del pueblo......en esta crisis socio económicas que en su nueva etapa, lleva hoy 30 muertos.

A guaro pa bueno, a guará este barquisimetano, nos preguntamos nosotros, por qué no le pide Dudamel a la oposición de derecha y sus bandas fascistas que no usen la violencia, las quemas indiscriminadas de autobuses, CEDEI, Barrio Adentro, Guarderias, Hospitales como el Materno Infantil del Valle.....Que no lancen botellas de agua congeladas desde sus ventanas, como la que asesina a Almeida Carrillo en la Candelaria.

Al parecer el afamado director sólo es amigo de los buenos presidentes como Hugo Chávez, cuando lo colman de halagos, condecoraciones y ayudas, luego como hoy sucede, como diice el refrán cuando "Las papas queman" es mejor de arrimarse a otro árbol, que le siga proporcionando frondosa y tranquila sombra a su genio indiscutible.

El arte y el artista, al igual que el genio y Dudamel lo es, debe estar siempre comprometido y de la mano con su pueblo, y no olvidar nunca al que le tendió la mano como un padre en sus comienzos, en este caso el comandante Hugo Chávez, hoy ya muerto, asesinado por esa misma derecha fascista y violenta a la que le pide Dudamel que respete nuestro presidente Maduro Moros.

Esto escribe Dudamel: "la democracia no puede estar construida a la medida de un gobierno particular porque dejaría de ser democracia. El ejercicio democrático implica escuchar la voz de la mayoría."

Le Respondemos a Dudamel que mejor respuesta de mayoría, de democracia y de amplitud que medirse en unas elecciones libres, en una constituyente llena de pueblo y en donde todos. los unos y los otros puedan expresarse libremente, primero de voz en la constituyente popular y posteriormente con sus votos. Los votos de la derecha fascista de un 11 de abril, y los votos chavistas y de los camaradas y compatriotas de un 13 de abril.

DUDAMEL EL PRESIDENTE HA ESCUCHADO LA VOZ DEL PUEBLO, QUE DESEA A PAZ QUIERE LA PAZ. QUE NO DESEA SER BOMBARDEADO COMO LOS PUEBLOS DE IRÁK, LIBIA, AFAGANISTAN, Y SIRIA.

La invasión a Venezuela ya la tienen preparada y lista para accionar, en los cuarteles de la Cuarta Flota y del Pentágono.

Dudamel, el presidente Maduro Moros ha respondido al clamor del pueblo como un gran estadista. Con la constituyente en una mano, y la espada de Bolívar en la otra, para defender la Patria, en momentos de esta guerra económica, social y terrorista, de la derecha golpista y fascista y sus compinches que llaman a Superman y al pistolero de Tuxson a invadir nuestra Venezuela.

Dudamel el presidente ha escuchado al pueblo de la mejor manera posible.

Esta constituyente, es por la paz de todo el pueblo.

Espero Dudamel a quien escuché en la despedida que tu orquesta la Sinfónica Bolivariana le hiciera al comandante Hugo Chávez ante su ataúd de cuerpo presente en La Casa de los Sueños Azules, no seas otro como esos que viendo el color blanco del caballo de Bolívar "Palomo", dicen que es negro.

De los que hoy perciben El mundo al revés.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 995 veces.



José Juan Requena


Visite el perfil de José Juan Requena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Juan Requena

José Juan Requena

Más artículos de este autor