Venezuela: la revolución de colores anarquizada y asimétrica

Mientras no se analice con objetividad, serenidad y, fundamental, sobre el marco conceptual y en perfecta calma revolucionaria, entonces, siempre se podría tener la tentación de caer en provocaciones innecesarias y buscadas por promovidas por las huestes reaccionarias y amorfas que se expresan, actualmente, en supuesta manifestación, por algunas de las avenidas y calles de las zonas, curiosamente, de ciertas zonas del Municipio de Chacao, del Municipio de Baruta, quizás, en el Municipio de El Hatillo, del Municipio de Sucre y esporádicas expresiones de "terrorismo urbano" en algunas zonas del oeste de Caracas ellas controladas por los "ejércitos de Leopoldo López", expresándolo para las precisiones correspondientes y obligantes.

¿Son iguales y/o parecidos los actuales escenarios con aquellos que se expresaron durante el proceso, largo, por cierto, que se desarrollaría durante el desarrollo del golpe de estado que terminaría concluyendose en la fecha del 11 de abril del año 2002?

En absoluto, no solamente es, comparativamente, asimétrico en sus accionares y contenidos sino, lo más importante y fundamental, los escenarios actuales internacionales son y se expresan, también, en maneras diferentes y, especialmente, profundamente, más graves por los actuales desarrollos que se van conociendo a través de las informaciones, verdaderas, manipuladas e inducidas, cuales como informaciones, los actuales intereses tanto del imperio norteamericano y sus socios y aliados como por los actuales desarrollos en crisis profundas y muy serias a considerar en objetividad analítica del sistema capitalista no solo por su propio "proceso natural" como sistema social-económico y político-ideológico sino porque, en ese marco de desarrollo actual histórico, en función del propio desarrollo de las fuerzas productivas en países de corte en sistema social-socialista, están, obviamente, ocupando los espacios internacionales tanto políticos como de mercados que eran y estaban bajo el control de Washington en su proceso de desarrollo imperial-imperialista que se profundizara a partir de la desaparición del "Muro de Berlín".

Lo inmediato anterior lo estamos observando según ciertas variables que estamos conociendo, como lo hemos expuesto más arriba, a través de los medios internacionales de información cuales, en ocasiones, exponen importantes noticias tanto para el necesario desarrollo de la "tesis del miedo" como porque "nada está oculto bajo el sol". Estamos conociendo como la Armada estadounidense se viene trasladando hacia tres escenarios fundamentales: la región en los contornos costeros del golfo de Bohai y los mares colindantes en la región de Asia Oriental apoyándose en los traslados hacia puerto australiano como necesario reguardo estratégico-táctico en función de cómo se pudiere desarrollar el tema de la península de Corea (no debemos olvidar que Barack Husseim Obama ordenó el traslado de los contingentes que se encontraban en Alemania hacia el norte de Australia frente a Timor Oriental en el marco de lo que José Vicente Rangel Vale ha conceptualizado como la "nueva política Obama").

El segundo escenario de atención estratégico-táctica para el imperio norteamericano es hacia donde la Armada estadounidense se viene moviendo como es hacia y en los alrededores del estrecho de Ormuz sustentándose sobre las bases geo-estratégicas para los EEUU de América, en pleno desarrollo, como son los escenarios actuales en Siria, la profundización de la presencia de los ejércitos estadounidenses en Iraq y Afganistán y, probablemente, la necesidad de tratar de desestabilizar los escenarios socio-políticos en El Líbano. Es probable, en orden de importancia en desarrollo, este escenario podría convertirse en un escenario similar a aquel escenario que se desarrollara cuando la "Crisis de los Misiles" donde el objetivo fundamental era el derrocamiento tanto de Fidel Castro Ruz como jefe máximo de la Revolución Cubana como cambiar sin dejar nada en el tintero del sistema cubano recién socio-económico en curso por aquellos años en Cuba.

Es, curiosamente por necesidad de referencia, en el programa de Carlos Croes, domingo 09 de abril del 2017, en la persona de su segundo entrevistado, representante del sector privado de la economía venezolana, quien expusiera y expresara, sin tapujos ni cortapisas, que había que salir, imperativamente, de Nicolás Maduro Moros, Presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, como, también alcanzar por obligante necesidad el cambiar "…el actual sistema…" socio-económico en curso en Venezuela, es decir, con dicha declaración no solo se busca imponer una política reaccionaria sobre la decisión soberana del pueblo venezolano sino, en simple análisis somero, no respetar ni desear la permanencia de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, es decir, regresar tanto a los contenidos de la antigua Constitución de la Cuarta República como de reinstaurar el sistema socio-económico que se sustenta en la "economía rentista" con todas sus consecuencias correspondientes.

El tercer escenario donde está involucrada la Armada estadounidense es la región del Caribe en cuanto zona estratégico-geopolítica como espacio de obligado tránsito tanto del petróleo venezolano como de todas las materias primas que sirven a la industria militar norteamericana. Este escenario ha sido declarado como "zona estratégica caribeña", indirectamente, por el Jefe del Comando Sur en muy cercana fecha y en el marco de los desarrollos golpistas que se vienen desarrollando, hasta que se calentaron las calles de Caracas, en el seno de la Organización de Estados Americanos; es decir, sí conocemos las más recientes declaraciones del uruguayo Almagro percibimos un "ligero cambio fundamental" en su discurso golpista para avocarse de lleno a suscribir las acciones terroristas de los grupos anarquizados que están pululando por ciertas avenidas y calles de Caracas y otros ciudades estratégicas venezolanas.

La sumatoria de los tres escenarios arriba expuestos en el marco de los desarrollos de la "nueva política Obama" (JVR dixit), se encuentran en concordancia con las tesis del actual Presidente Donald Trump de "…America first…" ("América primero") lo cual es de no solo de evidente praxis política sino de imperativa necesidad sistémica visto el desarrollo post-Crisis-de-Wall-Street y la consolidación de la geopolítica de la República Popular China y las asimetrías en praxis de las políticas militares estadounidenses en los países en Iraq, Afganistán, actualmente, Siria y Libia con la última propuesta de dividir el país libio en tres zonas geográficas sobre las bases que se han aplicado e impuesto en Iraq de conocimiento público.

Es esta tesis la que se viene expresando en los escenarios venezolanos y los accionares militares de reciente fecha ordenados desde el Palacio de Nariño cuando el Presidente Juan Manuel Santos ordenó el traslado de tanques hacia la frontera tachirense adobados por las declaraciones de la Canciller colombiana sobre las relaciones venezolano-colombianas.

Expuesta la introducción entremos de lleno al contenido referido en título propuesto en el cual precisamos que actualmente la denominada como oposición venezolana ha tomado la decisión de desarrollar el modelo de revolución de colores según los paradigmas socio-políticos venezolanos como son la guerra económica, la inseguridad, la inflación, etc.

El actual desarrollo de revolución de colores no es similar ni tiene ni contiene paralelismo con los escenarios que se expresaron en desarrollo durante pre, durante y post "golpe de Abril del 2002" cuando las clases medias urbanas decidieron salir a manifestar contra el gobierno del Comandante Chávez Frías. Es de considerar, seriamente, la asimetría entre aquellas manifestaciones clasistas del 2002 y las actuales realidades de grupos consolidados y preparados de corte anarquista con movimientos y expresiones de calles asimétricos como "sub-conjuntos-movilizados-y-anarquizados" de jóvenes provenientes de diferentes clases sociales y es, por ello, que el liderazgo de las derechas venezolanas se "tomaron las de Villadiego", es decir, se marcharon del país hacia sus retaguardias obligatorias.

Es evidente que los actuales escenarios son más parecidos a los desarrollos que se manifestaron en Ucrania que aquellos desarrollados en Alepo, Siria, en Afganistán, en Libia y/o en Iraq durante sus correspondientes escenarios conocidos. Es decir, el Gobierno de Maduro Moros tendrá que aceptar, conocer y contrarrestar los accionares de grupos anarquizados por sus actuares y comportamientos en expresiones asimétricas en forma más directa, expedita y similar a las formas de control que las fuerzas del orden aplican en Londres, París, Madrid, Atenas, ciudades italianas pero sin llegar a las violencias de las policías y guardias nacionales norteamericanas cuando han y reprimen a las manifestaciones, por cierto, pacíficas, en diferentes ciudades estadounidenses incluida la ciudad de Nueva York.

No olvidemos que el "poder se ejerce".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 933 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a244163.htmlCd0NV CAC = Y co = US