Ahora si te perdimos

Durante años he considerado la necesidad de espacios de libertad, de convivencia, de lucha por salarios justos, por una vida civil con instituciones, con civiles en las instituciones civiles y en la justicia social, en fin soy un hombre de izquierdas y de ahí provengo de una familia de izquierdas misma que vivió no solo los vejámenes del neoliberalismo, también vivió la represión civil y militar en Venezuela.

Ningún régimen está blindado frente a los excesos de alguno de sus miembros y ninguna población civil está libre de los excesos del Estado, dramática circunstancia la de cierta "izquierda" con el pensamiento acotado a la disciplina partidaria y que trata de buscar justificaciones a los excesos del partido, los jefes, los coordinadores, los ejemplos vivientes de obediencia, en mi casa materna con mi hermana mayor leíamos los libros de Soljenitsin, si los leíamos como hijos de padres de izquierdas el primero fue "Un día en la vida de Iván Denisovich y Archipiélago Gulag" ambos los vimos como obras bien escritas y claro lo vimos como el exceso de un Estado con la disidencia, disidencia brillante en algunos casos.

En estos años leí al escritor cubano Leonardo Padura y claro leí acuciosamente "El hombre que amaba los perros" trabajo que me marco durante algunas semanas el terror sembrado por Stalin más allá de las fronteras soviéticas y que contribuye a que cada día se devele la crueldad de Stalin y sus acólitos con los diferentes, la lista de talentos sería interminable serian científicos, artistas, militares, comunistas, héroes de guerra entre otros, los que pagarían con su libertad, su dignidad y su vida el acto de opinar distinto o de confrontar con el Stalin y su primer círculo.

Luego vendría Costa Gavras y su película LA CONFESION historia terrible de lo ocurrido con el Partido Comunista Checoslovaco y algunos de sus miembros más notables, si alguien la desea ver solo busca: http://www.pelispedia.tv/pelicula/la-confesion/ lo dramático de una "izquierda" que al asumir lo políticamente correcto no vieron el asesinato de Roque Dalton como un crimen. Claro es imposible negar los crímenes de los sectores de derechas, de la "ilustrada Europa" su abominación criminal, sus guerras declaradas, los crímenes de gran parte de los países de Europa y los Estados Unidos en contra de los países del llamado tercer mundo, las juntas militares del cono sur, la perversión y creo que EL CANTO GENERAL de Neruda nos puede ilustrar de mejor manera lo que hicieron y siguen haciendo los hijos del dólar.

Pero guardar silencio por necesidad estratégica de lo que ocurre en mi suelo, en mi patria sería una incongruencia con lo que siempre hemos pregonado. Hoy en Venezuela también existen desaparecidos e inclusive jóvenes que fueron torturados hasta la muerte como el caso de: https://es.wikipedia.org/wiki/Masacre_de_Barlovento

No soy de los come flores y vengo de una familia donde mi padre y mis tíos detenidos y torturados bajo los regímenes de la IV República y hoy leo un medio serio y escucho como desde la Radio Fe y Alegría se denuncian unos casos de desaparición forzada por lo menos secuestrados por lo que parece indicar un operativo militar y esto es grave, repetir el Caso de Barlovento o el del compañero Alcedo Mora por el cual el gobierno habla y habla pero no hacen nada para recuperarlo y tampoco nada para que aparezca con vida él y otros dos compañeros colombianos que se habían decidido vivir en Venezuela huyendo de la criminalidad uribista.

¿Sera que exigir y denunciar las arbitrariedades de un Estado es perdernos? De verdad creo que negar lo ocurrido, es negar que el sol es caliente, negar el verdor de las plantas o lo salado del mar. Más de un compañero lo negara y señalara con el dedo como lo hacían muchos militantes de Acción Democrática y COPEI que negaban las acciones criminales de sus regímenes, eran "militantes disciplinados".

La violación a los derechos humanos es una constante en el mundo, el de antes y el de ahora y me sentiría como una cucaracha no enfrentar al Estado que sea por defender a una víctima, yo solo soy un fotógrafo callejero, no soy un intelectual, solo soy alguien que se remite a lo que me enseñaron en casa defender al tercero, defender al ajeno inclusive a costa de nuestra propia integridad, a eso me remito y claro denuncio y confronto : http://laguarura.net.ve/2017/03/22/alto-apure-denuncian-desaparicion-de-dos-campesinos-video/

¿Será que aquello de LA VERDAD ES SIEMPRE REVOLUCIONARIA solo fue una frase hueca y ahora es EL SILENCIO Y LA OMISIÓN SON UN ACTO PATRIÓTICO?

Las vainas como son y un desaparecido es demasiado. SI tengo que ser cómplice por omisión de una barbaridad como lo es la DESAPARICIÓN FORZADA, que me llamen como deseen… La vida y sus detalles yo HASTA ENCONTRARLOS.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1789 veces.



Yuri Valecillo


Visite el perfil de Yuri Valecillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Yuri Valecillo

Yuri Valecillo

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a243094.htmlCd0NV CAC = Y co = US