¡Ole, torero...!

¡Ole, Torero!... ¡Ole!... Manuel Viturro (El Viti), embajador del Reino Español, aclara que: “La declaración conjunta establecida por Estados Unidos y España en el mes de Abril de 2002, no suponía un reconocimiento al gobierno transitorio, instaurado por Pedro Carmona; solo daba un apoyo al pueblo venezolano...”. ¡Ole, Torero!... ¡Ole!... Que los cuernos no solo se montan. También se burlan.

Manuel Viturro, no solo sale en defensa del gobierno español. También hay que anteponer la dignidad del imperio. Aznar es bajito y no le cuesta mucho ubicar ese par de bolas gringas, para hacer efectivo el trabajo adulador. Una jaladita más no mata. Pero si se convierte en asesinato, cuando el imperio asalte sobre Irack, avalado por la firma de este fascista poco risueño.

Ahora, volviendo al tema. Entonces ¿Qué significó aquella declaración apresurada y, a todas luces, cómplice de los golpistas? Veo a un Aznar sentado frente al televisor aquel 11 de Abril, con las manos sudorosas y una mueca debajo de ese bigotito bien cortado, presto a pronunciarse sin esperar a que las cosas se aclararan en Venezuela. Declara su padre putativo y ¡zas! Al padre lo que es del padre; fenece este proyecto que amenaza a la libre empresa en nuestra “hija patria”. Pero, los errores pueden ser excusados (sin alusiones personales). Hoy hay que seguir el ejemplo de todos los “inocentes” que firmaron el golpe de estado. Pueden preguntarle a nuestro arzobispo Velazco; ese mismo que firmó sin leer, el decreto de defunción de la Constitución Venezolana, para que vean como puede equivocarse hasta él más pintao. En consecuencia,! el pobrecito Aznar ¡jamás! Dijo lo que dijo, ni quiere seguir diciendo. Además, “el gobierno venezolano no exigió una explicación al respecto, por lo que considera que el Ejecutivo Nacional tiene clara la oposición de España”. O sea, te caigo a coñazos, te escupo la cara, te miento la madre y, como tu no estás arrecho, yo estoy libre de culpa ¿Qué bolas las del gobierno español?

La diplomacia tiene muchas facetas. Muchas de ellas poco cónsonas con los sentimientos populares. No es la primera vez, que un estado tiene que “negociar” su rabia para evitar confrontaciones internacionales. Desde la llegada del Sr. Aznar al poder, solo ha faltado el garrote vil para ver renovado el franquismo. Se ha inmiscuido en la política de más de un gobierno fuera de sus fronteras, haciendo mil malabares para llamar la atención del Departamento de Estado. Solo faltaría que convocara a referendo la posibilidad de convertir a España en estado asociado de los gringos. Hubieron rumores aún sin aclarar, sobre la participación de este pequeñajo y la Repsol con los golpistas de Abril; rumores que le acercaban a la evidente complicidad del Gang Petrolero del vaquero George Bush Júnior con el lobby petrolero, capitaneado por Juan Fe! rnández. Pero, como la diplomacia obedece a acciones reales y bien fundamentadas, el gobierno venezolano tuvo que hacer de la vista gorda ante los pronunciamientos velados de la Casa Blanca y el gobierno español. No obstante, por encima de la diplomacia (hipócrita forma de conversación internacional), el pueblo venezolano sabe donde están y quienes son los conspiradores. Pueden tratar de justificar su bajeza moral con declaraciones extemporáneas y lavar su ya manchada dignidad. Pero, no hay vuelta de hoja en este proceso. Este es un país soberano que tiene sus instituciones y obedece a una línea clara por la libre determinación de los pueblos. El gobierno reaccionario español, tiene que asumir su responsabilidad ante su pueblo y respetar a quienes creemos en este proceso. Este país no es una maestranza, en donde se torean nuestros sueños y no somos toros a lidiar que terminarán en un matadero. Aquí los toreros son los que salen al ruedo. Nosotros no somos pendejos, amigo mat! aor.

msilvaga@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3538 veces.



Mario Silva Garcia

Comunicador social. Ex-miembro y caricaturista de Aporrea.org. Revolucionó el periodismo de opinión y denuncia contra la derecha con la publicación de su columna "La Hojilla" en Aporrea a partir de 2004, para luego llevarla a mayores audiencias y con nuevo empuje, a través de VTV con "La Hojilla en TV".

 mariosilvagarcia1959@gmail.com      @LaHojillaenTV

Visite el perfil de Mario Silva García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mario Silva García

Mario Silva García

Más artículos de este autor


Notas relacionadas