Trump jamás provocaría una guerra civil en Venezuela

Las últimas andanzas de ciertos dirigentes de la oposición por EEUU, dan cuenta de su exigencia a la nueva administración de una intervención mercenaria en nuestro país; en vista del continuo fracaso obtenido en las obstinadas acciones desestabilizadoras y golpistas durante los últimos años que se han estrellado contra un bravo pueblo (cívico-militar) que dejó de ser pendejo hace más de 20 años.

Están convencidos, estos lacayos del imperio gringo, que el presidente Donald Trump responderá de la misma forma que esa locura que ocurrió en Irak cuando gobernaba George W. Bush o en Libia y Siria con Barack Obama; donde las respectivas oposiciones lograron que EEUU interviniera en esos países árabes, provocando miles de muertos, ciudades destruidas, sociedades divididas y el caos generalizado.

Pues, las realidades de esos países, antes de las invasiones gringas, eran totalmente distintas a las actuales que presenta Venezuela; así como el supuesto interlocutor Trump, al observar la foto que se tomó junto a la malinche Lilian Tintori, con una cara de fastidio al igual que la de la malinche. Pero no sólo por esta cara de Trump, veamos en profundidad porqué él no responderá a la oposición con una aventura mercenaria en nuestro país:

  1. La mitad de la mitad del pueblo estadounidense (clase media blanca) votó por Trump, clamando por una política de gobierno dirigida a resolver los problemas internos de EEUU, como así lo prometió Trump durante la campaña electoral; aspirando a un gobierno dedicado a promover el empleo, frenar el atraso en todos los órdenes, enfrentar la drogadicción y brindar mayor seguridad social y civil, devolviéndole de esta manera el sueño americano (the american dream), cual alhaja vendida por Trump como buen comerciante.

  2. Trump fue un candidato que se apartó de la élite política de EEUU, muy apegada a la mass media y sus continuas falacias, a la banca fraudulenta (Wall Street) y a las trasnacionales invirtiendo en los tratados de libre comercio, dejando de emplear a miles de estadounidenses en su propio país. Por ello, Trump ya sacó a EEUU de la Alianza del Pacífico y puso en revisión el tratado NAFTA; mientras frenó la inmigración con dos objetivos: no quitarles más empleos a los gringos y minimizar el supuesto terrorismo proveniente de los países árabes.

  3. Trump es muy pragmático, lejos de cualquier idealismo, interesado en hacer buenos negocios para su país; para lo cual ya tiró puentes comerciales hacia China, con el piropo de respetar el "principio de una sola China", excluyendo a Taiwán. Pronto veremos visitas mutuas entre Trump y Xi Jinping. Mientras que hacia Rusia, Trump acordó con Putin hacerle la guerra al Estado Islámico (ISIS), reducir las armas nucleares y levantar las sanciones contra Rusia. Otro puente que tiró Trump fue hacia el Reino Unido (RU), celebrando el Brexit (la salida de RU de la Unión Europea), para luego establecer relaciones comerciales directas.

  4. Trump declaró recientemente que la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) está obsoleta, "fue creada hace muchos años y no se ocupó del terrorismo"; financiada principalmente por EEUU, mientras sus "miembros no pagan lo que deberían". EEUU gastará este año de su presupuesto, más de 619.000 millones dólares para defensa; representando más el 50 % de todos los presupuestos militares del mundo. Trump obviamente no gastará un centavo más en esta materia, aunque continuará recibiendo la presión por parte del lobby de la industria militar.

  5. Venezuela es un suplidor cercano y seguro de petróleo para EEUU, con 600 mil barriles diarios; teniendo entre ambos países un intercambio comercial fluido de 14,6 mil millones dólares, el año pasado, de los cuales Venezuela importó 8,31 mil millones de dólares en diversos rubros como trigo, azúcar, aceite y maíz procesado, y exportó a EEUU 15,5 mil millones de dólares en carne, leche concentrada y maíz, entre otros rubros.

  6. Venezuela es garantía de paz y estabilidad en la región en lo político, económico y social, incluyendo a los países signatarios del ALBA-TCP y los de la Comunidad del Caribe (CARICOM); por lo cual, una guerra civil en Venezuela produciría un éxodo masivo de miles de personas viajando desesperadamente hacia el norte del continente, tal cual ocurre hoy en Europa con miles de refugiados provenientes de países del África, el Medio Oriente y Asia, convulsionados por guerras civiles internas. Una situación que nunca desearía Trump, por las consideraciones arriba señaladas.

En fin, resulta muy poco probable que Trump se embarque en una aventura mercenaria en nuestro país, a solicitud de la oposición venezolana; sin embargo, seguramente emprenderá un discurso contra el gobierno de Nicolás Maduro, tildándolo de antidemocrático. Lo que si queda claro con esta lacaya y miserable oposición es que, si por casualidad llegara al poder, no cabe la menor duda que intentará aplastar al chavismo, con consecuencias terribles en materia de violación de los derechos humanos y un seguro enfrentamiento con el pueblo en armas y desarmado.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 673 veces.



Sergio García Ponce

Ex-vicerrector de Desarrollo Territorial de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV).

 sagarciap@yahoo.es

Visite el perfil de Sergio García Ponce para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Sergio García Ponce

Sergio García Ponce

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a241755.htmlCd0NV CAC = Y co = US