Insistamos en el Plan de la Patria del comandante (4/10)

Continuamos con el segundo objetivo histórico del Plan de la Patria del comandante eterno Hugo Chávez, concebido para seguir construyendo el socialismo bolivariano del siglo XXI en Venezuela; en el cual plantea el siguiente objetivo estratégico: Desarrollar modelos de gestión de unidades productivas incluyentes, donde participen trabajadores alineados con las políticas nacionales, con una cultura del trabajo que se contraponga al rentismo petrolero y desmonte la estructura oligopólica y monopólica existente.

En tal sentido, el comandante propone impulsar la formación para el trabajo desde la praxis y la conciencia, promoviendo de esta manera sujetos activos en el proceso de transformación y participación democrática del trabajo bajo los más altos intereses nacionales. A lo cual agregaría una formación para el trabajo liberador que le permita a ese sujeto activo enfrentar y erradicar cualquier vestigio de explotación, enajenación y alienación, propios del modelo capitalista de producción; de tal forma que procure poner en práctica el socialismo bolivariano en todos los ámbitos productivos del país.

La retornabilidad social y económica del proceso productivo lo plantea el comandante mediante un modelo de gestión eficiente y sustentable en las unidades productivas de propiedad social directa e indirecta, enmarcadas en el Sistema Económico Comunal como él bien lo señala; igualmente, en las pequeñas y medianas empresas privadas con máxima responsabilidad social en donde se reconozca el trabajo de los emprendedores, además de aquellas unidades productivas de mayor escala cooperando en la satisfacción de las necesidades de las comunidades.

Todas ellas propiciando el bienestar socioeconómico del entorno donde se asientan, a través de la política del punto y círculo; dando cabida por su puesto, a la participación popular en los procesos socioeconómicos que se deriven de la producción, distribución y la comercialización. Como las comunas y consejos comunales por ejemplo, contralando dichos procesos; una iniciativa que debe hacer realidad el nuevo Ministro de las Comunas y Movimientos Sociales, el camarada profesor Aristóbulo Istúriz.

En fin, objetivos generales propuestos por el comandante que confluyen en una misma línea estratégica: Favorecer la creación y desarrollo de aquellas unidades productivas que sean incluyentes, participativas y democráticas, enfrentadas a los grandes medios capitalistas de producción, distribución y comercialización que acaparan rubros importantes; para así contribuir con el despertar del pueblo venezolano, liberado y trabajador, construyendo su propio modelo socialista de producción.

En este mismo objetivo histórico, el comandante propone fortalecer el sistema de distribución directa de los bienes de consumo, como estrategia para atacar la especulación propia del capitalismo; mediante el fortalecimiento de las cadenas estatales, comunales y mixtas que representen alternativas en la distribución de los productos y ahorro directo al pueblo. Además de establecer un sistema de transporte que permita el flujo directo de mercancías desde las unidades de producción al consumidor, centros de acopio y medios intermedios de producción.

A lo cual propongo nacionalizar las cadenas privadas de distribución y comercialización a fin de erradicar en forma definitiva el monopolio y oligopolio existente, garantizando que todos los bienes de consumo accedan a la población en general con precios justos y así combatir el acaparamiento, la usura, la especulación y la inflación inducida.

Otro objetivo nacional para continuar desarrollando el socialismo en Venezuela, consiste según el comandante, construir una sociedad igualitaria y justa en el marco de profundizar la revolución bolivariana, y su irreversibilidad en lo referente al avance de los derechos humanos y a la liberación del pueblo sobre toda explotación y opresión. Para ello, el establecimiento de nuevas relaciones productivas entre la clase trabajadora y el trabajo liberador con garantía plena del desarrollo integral de los trabajadores en condiciones ambientales seguras y saludables, resulta imprescindible; aunado a superar la enajenación del trabajo asalariado, asegurar la formación colectiva en los centros de trabajo, garantizar las prestaciones básicas universales y promover la vida armónica laboral.

Al respecto agregaría asegurar el tiempo libre durante la jornada de trabajo para la práctica oportuna del ejercicio reparador, así como la definitiva disminución progresiva de dicha jornada para el beneficio integral de los trabajadores; tal cual lo establece el artículo 174 de la Ley Orgánica del Trabajo, con los límites del artículo anterior.

En cuanto a los pueblos indígenas, sugiere el comandante mejorar el hábitat y la infraestructura respetando sus opciones culturales, así como mantener la entrega de títulos de propiedad de tierras y viviendas dignas; fortaleciendo los consejos comunales y comunas socialistas indígenas con apego a sus diversas formas de organización tradicional, en la concreción de proyectos socio-productivos y seguir recibiendo los beneficios de las misiones socialistas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 918 veces.



Sergio García Ponce

Ex-vicerrector de Desarrollo Territorial de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV).

 sagarciap@yahoo.es

Visite el perfil de Sergio García Ponce para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Sergio García Ponce

Sergio García Ponce

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a239639.htmlCd0NV CAC = Y co = US