Insistamos en el plan de la patria del comandante (2/10)

Retomo el primer objetivo histórico del Plan de la Patria del comandante eterno Hugo Chávez, el cual consiste en la necesidad de defender, expandir y consolidar la independencia nacional, teniendo varios objetivos estratégicos y nacionales para alcanzar su concreción; entre ellos, garantizar la continuidad y consolidación de la revolución bolivariana a través del fortalecimiento del Poder Popular y la irrupción definitiva del nuevo Estado social, de derecho y de justicia, construyendo una sociedad igualitaria en democracia socialista.

Para el comandante, desarrollar integralmente el Poder Popular, conlleva afianzar su hegemonía y el control de la orientación política, social, económica y cultural de la Nación; planteamiento que él esboza como objetivo esencial para poder construir el socialismo bolivariano en Venezuela.

Otro objetivo nacional en este primer objetivo histórico, es preservar y conservar la soberanía sobre la actividad nacional petrolera, gasífera y mineral, especialmente lo concerniente a su control por parte del Estado, su producción y comercialización; por ello, agrega el comandante, la necesidad de profundizar el contenido político y social en tal actividad, impulsando el protagonismo de los trabajadores en su planificación a través de instancias políticas donde participe el pueblo trabajador.

Asimismo, el comandante señala acertadamente que el manejo de esta actividad debe ser popular, propiciando la activación de la clase obrera y su máxima conexión con el pueblo; a lo cual propondría sin duda alguna, ceder a los trabajadores capacitados y al pueblo organizado, el control total de los mecanismos técnicos, administrativos y contables sobre la generación y comercialización de todos los productos petroleros, gasíferos y minerales, así como sobre los respectivos ingresos y la asignación de los dividendos en planes y programas de desarrollo social integral.

En tal sentido, el Decreto presidencial sobre la creación de la Zona de Desarrollo Estratégico "Arco Minero del Orinoco" debe aplicarse en tal forma que garantice la participación efectiva del Poder Popular en su administración, control y planificación; especialmente, los pueblos indígenas de origen arawaco (Kariña, Piaroa, Mapoyo, Eñepa, Warao, Pemón, Yekuana, entre otros) que habitan milenariamente las zonas delimitadas. Además, resulta fundamental la definitiva conformación del Consejo de Gestión de este Arco Minero que incluya la vocería indígena y el Centro de Investigaciones de Gestión Ambiental y Desarrollo Sustentable de la Universidad de Guayana (CIGADS-UNEG), dada las innumerables y significativas investigaciones realizadas por este Centro sobre la minería, pueblos involucrados y ambiente.

Igualmente, en este primer objetivo histórico del Plan de la Patria, el comandante plantea el manejo soberano del ingreso nacional mediante el fortalecimiento y profundización de los acuerdos financieros con socios estratégicos, como el fondo conjunto Chino-Venezolano; recibiendo nuestro país importantes recursos financieros para cancelarlos con crudos y demás productos, sin establecer China condición alguna sobre posibles restricciones de corte fiscal. Faltaría agregar la constitución de otros regionalmente en el marco de la ALBA-TCP, UNASUR, MERCOSUR y PETROCARIBE; mecanismos que nos permitan de manera irreversible independizarnos en forma definitiva de los perversos organismos financieros multilaterales.

Ingreso nacional que no se traduce únicamente en lo financiero, sino también en productos agrícolas, máquinas, plantas eléctricas, servicios de salud, equipos médicos y otros bienes y servicios, como acertadamente lo propone el comandante con el objetivo estratégico de mantener y consolidar con países aliados, los convenios de cooperación y complementariedad.

Otro de los objetivos nacionales para contribuir con la independencia nacional, está la plena soberanía alimentaria del país, dirigida fundamentalmente a garantizar el sagrado derecho de nuestro pueblo a la alimentación; para lo cual nuestro territorio cuenta con suficiente potencial de siembra que nos permita cubrir tal demanda. Sin embargo, aún quedan tierras no cultivadas en manos del latifundio, proponiendo el comandante un objetivo estratégico referido a su total erradicación, creando además un sistema de catastro rural para la reorganización y zonificación agroecológica.

Asimismo, acelerar la democratización del campo en cuanto a tierra, agua, riego, semilla y recursos financieros, acompañados de un conjunto de políticas públicas de apoyo a la producción y participación del Poder Popular, por parte del Estado y el sector privado. Y en cuanto al aumento de la producción nacional de alimentos, ello está contemplado en el Plan como un objetivo general; donde los grandes medios de producción, almacenamiento, procesamiento y distribución formarían parte, a mi entender, de un gran Complejo Nacional Socialista Agroindustrial (CONASOAGRO); a ser creado bajo el control y supervisión del Estado socialista y el Poder Popular, en coordinación conjunta conducida por el propio presidente Nicolás Maduro.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 737 veces.



Sergio García Ponce

Ex-vicerrector de Desarrollo Territorial de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV).

 sagarciap@yahoo.es

Visite el perfil de Sergio García Ponce para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Sergio García Ponce

Sergio García Ponce

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a239176.htmlCd0NV CAC = Y co = US