Esfuerzo perdido

No voy a ser de ningún lado en esta nota; trataré de escribir sin medias tintas a riesgo de ser acusado (como todos los que tienen pensamiento crítico) de traidor: Por inestables que quieren hacer revolución pacata, sin los esfuerzos por cambiar, todo lo que debe ser cambiado.

Estamos dejando que delincuentes políticos, tengas posiciones que no hemos podido controlar después de 17 años; que solo pueden ser mantenidas en un sistema descompuesto, como el foráneo imperio que los patrocina, llenando de inconsistencia la revolución.

La mejor forma para evitar cualquier mal por grande que queda ser, es la prevención; como lo planteó el digno revolucionario cubano Fidel Castro; con relación a la medicina; Decía y es una verdad para todo en la vida ¡Si puedo prevenir, puedo estar seguro de evitar en lo mínimo cualquier enfermedad! Que llega por encima de la confianza más grande se pueda tener: un paciente debe tener momentos de lucidez, que obligue entender, más allá de la soberbia. Cuando la prepotencia es una enfermedad y puede llevar a creer que no hace daño: Si no la reconoce, nunca le va a importar tener nada que lamentar, porque hay un pensamiento, que no es capaz de visualizar un horizonte como el que ofrece la propuesta que estamos labrando.

Estamos llegando a momentos donde la revolución se ve penetrada y la resistencia ya no aguanta otro ataque de pacotilla, no sabemos si en el tiempo podremos tener la suerte de continuar resistiendo, sin que nos llegue un golpe fatal y no podamos evitar el último desastre de la locura imperial, apoyada más por efectos mediáticos, que verdades.

A que estamos apostando, o acaso no hay camaradas comprometidos de peso, que hagan discutible con claridad revolucionarias, que estamos en dificultades y tenemos que detener las intenciones golpistas que están activadas; que no podemos seguir jugando a que todo saldrá bien sin esfuerzo; dejar a un lado el esquema capitalista que cargamos en el subconsciente, asumiendo con responsabilidad y poner en practica como dijo el líder chino Mao Tse Tung:

"Hacer la revolución no es ofrecer un banquete, ni escribir una obra, ni pintar un cuadro o hacer un bordado; no puede ser tan elegante, tan pausada y fina, tan apacible, amable, cortés, moderada y magnánima. Una revolución es una insurrección, es un acto de violencia mediante el cual una clase derroca a otra"

Ya llegamos a un punto que no se trata con paños caliente; el ataque se hizo maquiavélico, exagerado en desproporción y esta llegando a sangriento; no es tiempo para seguir evitando; hace que la propuesta parezca cobardía. Los fascistas desconocen que estamos construyendo humanismo, siguen forzando la condición.

Nunca la violencia sería el camino, pero es necesario el orden de prevención, que permita garantizar tranquilidad a la generaciones futura, porque esta no tiene otra alternativa sino seguir intentando, porque PATRIA O MUERTE, VENCEREMOS Y HASTA LA VICTORIA SIEMPRE.
SIN PATRIA NO QUIERO VIDA.
HAZTE CONCIENCIA.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1155 veces.



Antonio Machuca

Actor y militante revolucionario

 machucamelo@cantv.net

Visite el perfil de Antonio Machuca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Machuca

Antonio Machuca

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a238130.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO