Aloha, ¡motoo aa ´in Francisco Fajardo!

¡Ajaa Aloha! ¿Jamaya pia?

La recién nombrada Ministra del Poder Popular para los Pueblos Indígenas, Aloha Núñez, ahora también Ministra para la Descolonización Nacional por decisión del presidente Nicolás Maduro, pudiera tomar una decisión histórica sobre el nombre de la principal arteria vial de Caracas, que recorre la ciudad capital de este a oeste, de Antímano a Petare, con una longitud de 28 kilómetros; ese nombre es Francisco Fajardo. Autopista que fue muy bien remodelada; ampliándola en diversos tramos, colocando nuevos puentes para entradas y salidas alternas, refugios para motorizados y modernas esculturas a lo largo de su trayectoria.

Pero, ¿quién fue Francisco Fajardo? Vayamos a Paraguachoa (peces en abundancia), hoy Margarita, isla que fue habitada hace 9 mil años por guaiqueríes; indígenas caribes de origen arawak que vivían fundamentalmente de la pesca en perfecta armonía con la naturaleza; quienes a su vez, eran excelentes navegantes que interactuaban con los igneris y taínos de otras islas, compartiendo alimentos y artesanía.

En 1498, Paraguachoa fue invadida por los españoles; esclavizando a los indígenas hasta el extremo de casi diezmarlos, obligándolos a bucear por horas en busca de perlas. A las mujeres usualmente las ultrajaban y violaban; no así una malinche, la nieta del cacique Charayma que se enamoró del gobernador Francisco Fajardo, de cuya unión nació en 1524, un niño mestizo también nombrado Francisco. Su educación fue cristiana y castellana, suficiente para asumir el papel de conquistador a nombre de la corona española; quien a los 31 años, abandonó Margarita para fundar ciudades en tierra firme, convenciendo a los indígenas a someterse, cual vasallos del imperio godo.

En uno de sus viajes, en1560, Fajardo (hijo) remontó una montaña y llegó a un valle donde construyó el hato que llamó San Francisco; obligando a los indígenas a cultivar la tierra y tratar el ganado traído de lejos; hato que en 1567 se convertiría en el pueblo "Santiago de León" por mandato de Diego de Lozada, siguiendo una Real Cédula emitida por la corona. Cuatro años antes en 1562, Fajardo recibió la orden de invadir y explotar una mina de oro al sur del pueblo; territorio ocupado por indígenas teques, quienes fueron vilmente esclavizados. Sin embargo, estos se revelaron para emprender en forma valiente su liberación; con el legendario cacique Guaicaipuro, al frente.

Ante las embestidas heroicas de los indígenas, Fajardo tuvo que huir con sus acompañantes invasores españoles e indígenas traidores, para refugiarse en la costa; hasta donde los persiguió Guaicaipuro con sus valerosos guerreros y derrotar a Fajardo, quien cobardemente se embarca hacia Margarita en 1563 para no volver jamás al valle de Caracas. Esta lamentable historia del malinche Fajardo, da pie para cambiar el nombre de la autopista que lleva su nombre, por el del siempre recordado Guaicaipuro.

Camarada Aloha, está en tus manos, esta trascedente decisión que contribuiría a reivindicar aún más la otrora lucha y resistencia de nuestros pueblos de la Abya Ayala, ante el imperialismo y colonialismo europeo.

¡Asakaa Aloha!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1019 veces.



Sergio García Ponce

Ex-vicerrector de Desarrollo Territorial de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV).

 sagarciap@yahoo.es

Visite el perfil de Sergio García Ponce para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Sergio García Ponce

Sergio García Ponce

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a235442.htmlCd0NV CAC = Y co = US