No tenemos mas tiempo

La revolución tiene el síndrome mediático incrustado hasta los tuétanos y no puede accionar, sin que las cotufas le exploten en la cabeza. El sistema depredador hizo el trabajo; alejó la condición trabajada de años anteriores, que es el arma desarrollada por cualquier combatiente promedio, que mantenga la intención de construir PATRIA.

Están tan envenenados con la penetración, que se hace difícil aceptar lo que hacen, niegan el pensamiento critico, que sin conciencia revolucionaria debilitan; la alienación permite, que la necesidad sea humillada por la fantasía.

Envanecidos publican a diestra y siniestra, lo que saben en las bases del pueblo es una odisea: se dice una cosa en la mañana y en la tarde se desdice; la prepotencia se muestra como en la falsa democracia a través de la mediática; ostentan lo que la verdad no puede sostener y en revolución eso es fatal.

Hay enemigos por todas parte susurrando dardos de veneno, para distanciar lo que suponen obstáculo; se hacen creativos ante el jefe y con ello, tapan la mediocridad de su incapacidad y supongo que mi verdad también está en su combo de infamias; aunque por ella estoy dispuesto asumir, lo que por principios no puedo obviar.

Tratan la profundidad de la revolución como si fuera un festival gastronómico; donde el gusto del cocinero, es el que se impone para todos los comensales, aunque algunos coman la caraota salada y otros dulce.

La política tiene que ser tratada con elementos más profundos que el fashion de marketing; elaborar conductas distintas, cambiar esa mentalidad donde los que tienen responsabilidad en la formación del nuevo ser; dicen vinotinto en vez de PATRIA y parece no importar que la deformación socave la psiquis de los que vienen tratando de convivir en lo que estamos construyendo.

No quiero en estas líneas dirigirme a traidores de la revolución: quiero que llegue a los que ayer conmigo creyeron en el sueño y hoy separados por ambiciones de poder, tratan de destruir lo que sabíamos ayer y hoy algunos niegan.

El trabajo del Imperio está penetrando con los medios, utilizan la ignorancia (no es brutalidad) como su arma principal en todo lo que tiene que ver con un ser de poca formación y es el que necesitan para seguir con su dominio imperial, evitando que muera el pasado y nazca lo que aún no ha germinado.

Mientras tanto el llamado es a entender que la revolución no es el presente y que vendrán los nuevos, que como nosotros seguirán pensando, que PATRIA O MUERTE, VENCEREMOS Y HASTA LA VICTORIA SIEMPRE.
SIN PATRIA NO QUIERO VIDA. HAZTE CONCIENCIA.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2591 veces.



Antonio Machuca

Actor y militante revolucionario

 machucamelo@cantv.net

Visite el perfil de Antonio Machuca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Machuca

Antonio Machuca

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a232514.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO